Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 23 de febrero de 2009

El primo expiatorio

Yuri Sucart es el primo que Alex Rodríguez mencionó en su conferencia de prensa que aparentemente conseguía para él esteroides entre 2001 y 2003.

El tema de Alex Rodríguez pica y se extiende.

El número 13 de los Yankees llegó a los entrenamientos primaverales y lo primero que hizo fue dar una rueda de prensa para aclarar su consumo de esteroides durante sus años en Texas, pedir disculpas por eso y buscar la compasión de sus compañeros, periodistas y fanáticos para poder pasar la página y dedicarse a jugar béisbol.

Esa era la intención, pero algo se atravesó en el camino: su estupidez!

En sus declaraciones donde insistentemente repetía su arrepentimiento alegando su inexperiencia, ingenuidad y juventud, Rodríguez cometió un error buscando un culpable. Mencionó a un primo que le proporcionó el primobolán y la testosterona que ingirió durante sus años en Texas, que le hicieron salir positivo durante las pruebas piloto en el 2003.

El que le pega a la familia se arruina. El primo se llama Yuri Sucart.

Para muchos peloteros latinoamericanos, sobre todo cuando se convierten en grandes estrellas, es común tener a un “primo” pegado, a manera de secretario personal. Muchas veces no son primos, sino amigos, groupies o popularmente hablando “jalabolas”. A estos individuos se les conoce en Dominicana como los “Canchanchanes”. Sucart era el respectivo de Alex y a cambio de esto, no sólo lo mantenía económicamente sino que también gozaba de la vida y los lujos de una súper estrella de las Grandes Ligas.

Son estos quienes reservan cenas, viajes, hacen compras personales, sirven como agentes de seguridad, choferes y complacen cualquier tipo de necesidad. En algunos casos, también son quienes consiguen “los suplementos” y hasta quienes lo inyectan. Esta era la relación de Rodríguez con Sucart.

Rodríguez dijo abiertamente que su primo fue quien lo indujo a consumir primobolán, o “boli”, como se le conoce comúnmente a este suplemento. Un comentario totalmente fuera de lugar que lo hunde mientras trata de mantenerse a flote.

Al culpar a su primo, el tercera base de los Yankees, no sólo evita pasar la página sino que abrió una caja de pandora con preguntas. ¿De dónde sacó los suplementos? ¿A quién se los compró? ¿Algún otro jugador obtuvo sus productos? ¿Quién más estuvo involucrado en este proceso?

Yuri Sucart pasó inmediatamente de primo de Alex Rodríguez a traficante de suplementos anabólicos ilegales, que en los Estados Unidos, se incluye en la categoría: “drogas”.


Angel ¨Nao¨Presinal es el entrenador personal que acompañó a Alex Rodríguez durante la temporada 2007. El mismo que al que le fue prohibida la entrada a todos los clubhouse de MLB.

Persona “Non-Grata”

Pero el caso se extiende con la inclusión de Ángel “Nao” Presinal en este meneo. Presinal es un personaje muy conocido en el ambiente peloteril dominicano. Es el gurú de los preparadores físicos, el favorito de la mayoría de los peloteros dominicanos.

En un reportaje para ESPN en el 2007, Robinson Canó declaró: “Es el mejor en la República Dominicana”. Alfonso Soriano quien también ha entrenado bajo su régimen dijo “Sueño que tengo un problema en el hombro y de pronto Nao aparece como el salvador”. “Es el príncipe en el tema de mantenernos a todos saludables” dijo José Guillén.

Este “genio” de la preparación física fue declarado “persona no grata” por Major League Baseball en 2001. La oficina del comisionado emitió un comunicado exclusivamente para prohibir la entrada de este individuo a cualquier clubhouse de Grandes Ligas. “Nao” trataba a su principal cliente Juan “Igor” González, cuando fue atrapado por autoridades canadienses en Toronto con un bolso proveniente del avión de los Cleveland Indians que contenía anabólicos y jeringas. Tras el incidente, González dijo que el bolso era de Presinal, mientras este dijo que su contenido era propiedad de su cliente.

Las Grandes Ligas obviaron el incidente, pero trataron de alejar de sus instalaciones al popular “Nao”.

Un par de años más tarde MLB emitió una prohibición de permanencia en el clubhouse o dugouts a cualquier persona que no forme parte del personal del club o no acreditada. Una fuente me confesó que esta medida se produjo para evitar los conflictos entre los entrenadores personales de ciertos jugadores, con los entrenadores contratados y acreditados por los equipos.

Presinal declaró en el 2007 a ESPN.com que siempre le ha resaltado a sus clientes la necesidad de mantenerse limpios y enfatiza el uso de medicina natural como parte de sus entrenamientos. Obviamente una visión contraria a los incidentes que le acercan al consumo y tráfico de esteroides en los cuales ha estado involucrado.

El viernes, la gota que derramó el vaso de Alex Rodríguez es que fuentes confirmaron que Presinal acompañó a Alex en el mismo hotel durante la temporada 2007, y que fue compañero de cuarto de su primo Sucart durante toda la temporada.

“Nunca le he aconsejado a ningún jugador que consuma esteroides” declaró Presinal a ESPN. “Trabajé con Alex en el período entre 2001 y 2003, y así como mis compatriotas dominicanos me buscan, yo lo ayudé a él, pero no trabajé con el exclusivamente, porque me rotaba entre otros clientes y equipos. Nunca he inyectado esteroides”.

Mal manejo de la información

Conversando con Héctor J. Cruz, editor deportivo del Listín Diario de Santo Domingo, llegamos a la misma conclusión: El manejo de la situación por la cual atraviesa Alex Rodríguez no ha sido la más inteligente.

“Parece que Alex se ahogó en un vaso de agua” dice el periodista dominicano. “El no tenía que mencionar nombres ni nada por estilo, de hecho nadie esperaba nada de eso, sólo una disculpa pública y el gesto de arrepentimiento por lo que hizo, pero simplemente manejaron muy mal la situación involucrando al primo que le ha servido como asistente personal durante años”.

Otro tema es la compra de los productos. Todo indica que fueron comprados en República Dominicana y las autoridades farmacéuticas de ese país salieron a defender su posición de que incluso desde ese tiempo, son productos considerados ilegales sin una prescripción médica y que no pueden comprarse en cualquier farmacia.

El New York Daily News incluso envió a un periodista para constatar la facilidad para comprar esteroides. Al periodista sólo le pidieron su primer nombre para comprar una ampolla de 100 miligramos de testosterona y un paquete de 10 píldoras de Dianabol. El precio total: 19 dólares.

“Las autoridades médicas en Dominicana dicen que esto es ilegal y que son productos regulados, pero en la realidad no es así” dice Cruz. “Cuando apenas todo esto pase y salga un poco de las noticias, igualmente cualquier persona podrá obtener estos productos, así sea sobornando un poco a quien los vende, lo que hace que esto sea una situación incontrolable”.

Sólo con educación y atacando las verdaderas causas que generan el interés por parte de los peloteros a consumir esteroides, se puede acabar sus uso. Pero eso es un tema de otra discusión.

Por lo pronto siguen los problemas para Alex Rodríguez quien pensó que con una disculpa pública podría dejar todo a un lado y comenzar de nuevo. Ahora las dudas crecen por las inconsistencias en sus declaraciones. El borrón y cuenta nueva se ve lejos para el 3 veces Jugador Más Valioso de la Liga Americana.

Fotos cortesía: New York Dailiy News

martes, 17 de febrero de 2009

¿Quién tira la primera piedra?

Alex Rodríguez admitió públicamente el consumo de esteroides durante sus años con los Texas Rangers, tras la publicación de un artículo de la periodista Selena Roberts de Sports Illustrated.

Ni Delia Fiallo pudo crear un papel de villano para una de sus telenovelas mejor que el asignado a Alex Rodríguez en estos días.

Nuevamente el tema de los esteroides revienta con la investigación y confesión del tercera base los Yankees, sobre su consumo de sustancias para el rendimiento físico en sus años con Texas.

La prensa no especializada en béisbol hace mella con opiniones sin fundamento mezcladas con un toque de farándula. Sumado a esto, los falsos puristas y pseudo-inocentes que claman por la cabeza de un jugador de béisbol y recriminan al deporte por su flexibilidad ante el control de suplementos que beneficien las condiciones naturales de sus atletas.

Señores...¡Quitémonos las máscaras una vez más por favor!

El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

Si. Es verdad que Álex Rodríguez, el jugador mejor pagado del béisbol desde el 2002, consumió esteroides. Así como también los mejores pagados antes que él: Kevin Brown, Albert Belle, Gary Sheffield, Bobby Bonilla, José Canseco, etc.; así como también el 95% de los jugadores de las Grandes Ligas entre 1985 y el 2003.

Eso lo sabía yo desde que comencé a cubrir béisbol como periodista en 1996 y lo sabía como fanático antes de ese año desde que vi a José Canseco sin camisa en una barajita Score de 1991.

También lo sabían y lo saben todos mis colegas de todas las latitudes. Lo sabían los fanáticos que conocen el juego. Lo sabían los dueños de equipos, los mánagers, los gerentes, los agentes, el Comisionado, los patrocinantes. Hasta mi abuela, Regina, sabía que los jugadores de esta época en día se metían "algo" en sus cuerpos para aumentar su rendimiento.

Y en la época de ella, también habían opciones para aguantar la carga del béisbol profesional.

Entonces no podemos seguir en esta novelita de héroes caídos. Los jugadores de béisbol no son súper héroes, ni pretenden serlo, son sólo seres humanos. Cometen errores, una y otra vez y los seguirán cometiendo.

El mundo hace leña del árbol caído con A-Rod. Retumban las preguntas estúpidas: ¿Cómo es posible? ¿Quién entonces estará limpio? Si el jugador más completo del béisbol lo hizo, pues ¿Qué ejemplo será ese para nuestros hijos?

No digo que los jugadores de béisbol no puedan ser ejemplos para la juventud. Al contrario, claro que lo pueden ser, pero el béisbol es una profesión, así como la de un médico, un abogado, un electricista o un vendedor de antenas en la calle.

Cada quien puede ser un modelo a seguir con sus acciones y actitud ante la vida. Los deportistas son sólo personas que obtienen más crédito por su trabajo por el mismo se muestra al público abiertamente en los medios, al contrario de muchas otras ocupaciones.

Si usted le pone a su hijo a un jugador de béisbol como modelo a seguir sólo porque es famoso, gana dinero y juega bien, pues quien debe revisarse es usted. Yo creo que el modelo a seguir debería ser uno mismo. Mi modelo a seguir, por ejemplo, es mi padre; a pesar de que siempre haya admirado en el terreno de juego y fuera de él a Don Mattingly y a Luis Aparicio.

Para los Estados Unidos esto ha sido un verdadero escándalo. Esta semana, nadie habla sobre la crisis económica, sino sobre la crisis en el béisbol. El Comisionado de las Grandes Ligas Bud Selig, ha inclusive asomado la posibilidad de sancionar a Rodríguez y modificar sus estadísticas.

Se habla también de reinstaurar a Hank Aaron como el verdadero rey de los cuadrangulares y quitarle validez a la marca impuesta por Barry Bonds, quien espera un juicio para demostrar si mintió o no ante una corte federal sobre su uso de esteroides, algo que podría incluso llevarlo a la cárcel.

Los escándalos siguen con la confesión pública de Miguel Tejada quien reconoció que le mintió sobre su uso de esteroides a los investigadores del congreso de los Estados Unidos, lo que pudiera traerle consecuencias como cárcel y hasta una deportación de los Estados Unidos.

La cultura del perdón

El consumo de suplementos para mejorar las condiciones y resistencia física es algo que se volvió parte de una cultura en los últimos 20 años. El béisbol profesional es un negocio y sus participantes hacen lo que necesitan para destacarse en un ambiente tan competitivo.

Nadie puede decir que es "culpable" de consumir esteroides porque en estos casos no hay culpa de nada. Simplemente era parte de una práctica común donde a "todo el mundo" le parecía normal.

En la entrevista concedida a Peter Gammons de ESPN, Rodríguez dijo frases bien reveladoras pero inconclusas como: "La cultura en ese tiempo, y en general Major League Baseball era...era...sólo siento que soy culpable por ese momento".

A-Rod muestra también en sus declaraciones la duda por su culpabilidad: "Soy culpable por ser ingenuo y por no preguntar. Tomé una sustancia prohibida...pero para ser honesto no se exactamente de que sustancia soy culpable de consumir"

Obviamente es bien contradictorio pero honesto en cuanto a simplemente no saber.

Ni el mismo sabe por qué pedir perdón. Pero la sociedad americana y la opinión pública sólo buscan una disculpa. Es como un principio religioso. No se sabe por qué, pero una disculpa por parte de alguien bueno que hizo algo malo.

Los americanos perdonan al culpable, pero no al mentiroso. La mentira es un cargo muy pesado en esta sociedad, que al fin y al cabo puede estar llena de mentiras, pero al saberse la verdad el precio a pagar es muy alto.

"No estoy seguro que sustancia use, pero sea cual sea, me siento terrible por eso".

Las declaraciones de Alex son más falsas que un billete de 3 dólares, pero es lo que la opinión pública común quiere escuchar. Después querrán que conecte 45 jonrones demostrando que está limpio y que lidere a los Yankees a una Serie Mundial y gane otro premio como Jugador Más Valioso.

Entre tanto, estarán pendientes sobre la vida íntima del personaje, si bien se divorciará de su esposa para irse a vivir con Madonna, si jugará con Dominicana en el Clásico y no con Estados Unidos, si dona dinero en México y no en Dominicana, etc. La vida de Alex Rodríguez es un circo del cual él mismo no quiere formar parte.

Yo no estoy a favor del uso de esteroides en el béisbol, pero tampoco condeno, ni señalo y mucho menos criminalizo a quienes lo hicieron, lo hacen y lo harán.

Los jugadores de béisbol han buscado formas de sacarle mayor provecho a su rendimiento desde los mismo inicios del juego, y el consumo de sustancias químicas es sólo una evolución de este proceso.

El fanático paga por ver un buen espectáculo que es un juego de pelota con mucha calidad, y los jugadores profesionales se esmeran por darlo, incluso consumiendo sustancias que podrían ser perjudiciales para su cuerpo.

En esta vida, cada quien es dueño de sus actos. Y mientras no dañe a un tercero, pues no debería existir ningún tipo de castigo.

martes, 10 de febrero de 2009

La octava fue la vencida

El clubhouse de primera base del Casas Geo vibro con la sencilla celebración y mezcla de emociones de los Tigres de Aragua tras su primer título en la Serie del Caribe y séptimo para Venezuela.

¡Aquí no se gana con nombres, se gana con hombres!

Así gritaba Alexander Delgado a todo pulmón en el clubhouse de los Tigres de Aragua, bajo una lluvia de cerveza y cámaras de televisión minutos después de consolidar el séptimo titulo para Venezuela en la Serie del Caribe.

"Esto es realmente increíble, he cumplido otra de mis metas y lo mas especial es que fue con este equipo que nunca se rinde. Somos un grupo con mística y finalmente le estamos dando a esta fanaticada de los Tigres algo que se merecían desde hace mucho tiempo por su apoyo durante todos estos años de victorias" declaraba Delgado, a quienes sus compañeros le dicen: La leyenda.

En efecto se lo merecían. Los Tigres llegaron a Mexicali con el peor equipo, en el papel, que han armado para una Serie del Caribe en su jubilosa etapa de triunfos.

Este no fue el equipo de Miguel Cabrera. No habían refuerzos como Ramón Hernández, Alex Cabrera o Magglio Ordóñez. Acá ni siquiera se asomo el nombre de Róbert Pérez. No habían nombres de jugadores de Grandes Ligas, ni refuerzos importados de categoría.

Era un equipo de sobrevivientes.

Fue un grupo de jugadores con muchas ganas de demostrar que cada uno de ellos tiene la capacidad de jugar béisbol al mejor nivel, y que los esquemas del juego se pueden romper con el único fin de obtener victorias.

Es más, este equipo demostró que no tiene que existir una buena relación entre un mánager y sus jugadores para ganar.

La celebración de los Tigres en el pequeño clubhouse visitante del Estadio Casas Geo, tenia impregnada la incertidumbre del ¿Qué vendrá después? ¿Hacia donde vamos después de esto?

"Esta temporada nosotros teníamos que demostrarle a mucha gente que para ganar se necesitan hacer las cosas pequeñas. Superamos muchas adversidades y después de mucho tiempo logramos nuestra meta, ganar la Serie del Caribe" nos decía Rafael Rodríguez Rendón emocionado y bañado en cerveza con sabor a gloria.

Obviamente se hizo la pregunta obligada: ¿Regresará Buddy Bailey?

"Las puertas están abiertas para el, es el mánager que ha llevado a nuestra organización a otro nivel y la directiva del equipo lo apoya en sus decisiones" dijo el presidente de los campeones caribeños.

Después de 7 decepciones en el clásico invernal, los representantes de la ciudad jardín de Venezuela alzaron su primer trofeo internacional. La octava fue la vencida, o mas bien la mayor rugida.

Aragua se convirtió en el primer equipo venezolano en coronarse en suelo mexicano desde que las Águilas del Zulia hicieron lo propio en Mazatlán, Sinaloa en 1989.

El estadio Casas Geo de Mexicali lucio impecable en una de las mejores ediciones del evento en su historia.

Mexicali: La ciudad que atrapó al sol

La temporada 2008-2009 de las Ligas Invernales de Venezuela, México, Puerto Rico y República Dominicana no pudo tener un mejor destino final que Mexicali, Baja California.

En serio. Dudo mucho que otra ciudad haya podido montar la Serie del Caribe con el afán, la organización y el ambiente que le puso a este clásico esta pequeña ciudad fronteriza.

Llegar a esta ciudad es bien extraño. Una gran parte de sus visitantes llega por vía terrestre y tiene que pasar por el punto fronterizo que la une con su similar del norte Calexico, California.

Quien no ha venido por estos lados tiene la idea de que esto es como una tierra sin ley donde los mexicanos buscan un huequito para pasarse a los Estados Unidos y los guardias gringos están del otro lado listos para agarrarlos y deportarlos. Nada más alejado de la realidad.

Yo venía por tierra desde San Diego y me intrigaba conocer el punto fronterizo. Calexico, es como ver un pueblo Americano con influencia hispana, pero que aún sigue siendo Americano cien por ciento en sus tradicionales negocios, limpieza, leyes, etc.

Al ver que la frontera se acercaba saque mi pasaporte para mostrarlo y mi sorpresa llegó cuando de pronto pasamos por debajo de una especie de galpón, y se nota que de una cuadra a otra los letreros y referencias cambian a español.

Sin darme cuenta ya estaba en Mexicali, con pasaporte en la mano y sin revisión alguna.

Andrés, uno de los guías voluntarios del evento, me explicó el proceso: " Lo que pasa es que las dos ciudades es como si fuera una y ya no existe un punto de control cuando pasas a México, a menos que vayas más allá de Mexicali. Acá te revisan tu pasaporte sólo cuando entras a Estados Unidos".

Mi asombro fue total durante la semana. Mexicali es la ciudad más al norte de Latinoamérica y su influencia Americana es evidente, pero es mayor la influencia Mexicana en Calexico.

Esta sabrosa mezcla de culturas que evidencia que las barreras y bordes existen solo en la concepción de los gobiernos, fue el hogar de los campeones del béisbol latino por una semana. Fue una fiesta de béisbol con todo el sabor del Pacífico y el toque organizacional de los americanos, que ya se ha vuelto una costumbre para los mexicanos en estos eventos.

El presidente municipal Rodolfo Valdez fue uno de los que se monto en convencer a los equipos de asignar a Mexicali como sede del evento y ante muchas barreras, finalmente aceptaron.

Y bien que quedaron complacidos.

Evidencia de esto fue el estadio Casas Geo. Construido en 1976 y remodelado casi en su totalidad para lucir una mezcla entre un pequeño parque moderno de Grandes Ligas, pero con todas las características del béisbol invernal del Pacifico.

"Se invirtieron 250,000 en nuestro estadio, sin contar lo que costo la nueva pantalla electrónica. Se instalaron nuevas torres de luces, se terminaron las gradas de concreto, se hicieron palcos de lujo, áreas VIP, restaurants y tascas internas y un excelente área de trabajo para los medios" dijo Valdez complacido por el trabajo en equipo que se realizo en su ciudad.

Hoy el nido de los Águilas, es sin duda alguna uno de los mejores parque de pelota de todo el circuito invernal.

Hospitalidad Cachanilla

A los locales se les conoce como "Cachanillas" por una planta que se da por estos lados. O mejor…"Cashanillas" como ellos mismos pronuncian las vocales con las letras C y H.

Quien ha asistido a una Serie del Caribe sabe que este es un evento que traspasa lo deportivo. Es un encuentro social de la cultura beisbolera que une a los cuatro países participantes.

Mexicali se porto a la altura y mas allá de lo que han brindado exitosamente sedes como Santo Domingo, Mazatlán, Hermosillo, Puerto La Cruz o San Juan. La ciudad y su gente se paralizaron por una semana para brindarle a sus visitantes lo mejor de ellos.

"De donde eres?" me dice el encargado de un restaurant.

"Venezolano" respondo con orgullo.

"Pues el primer tequila corre por mi cuenta, y dígame lo que quiere pa´que se sienta bien atendido!".

Ese es el espíritu de hermandad que nos une.

En el Casas Geo, los jugadores tenían que pasar por el medio de los fanáticos para llegar al autobús. Tuve la suerte de acompañar al equipo venezolano en su salida después del título, y mi sorpresa fue cuando vimos a un camino hecho por fanáticos mexicanos para acortejar al equipo.

Mientras pasábamos por el medio de ellos los aplausos y felicitaciones no cesaban para el plantel que acababa de derrotar al propio equipo mexicano.

Nunca se sintió la decepción por parte de ellos. Los fanáticos estaban felices por el triunfo del que jugó mejor, y por el evento que entre todos estaban montando. Los cachanillas demostraron su altísimo espíritu deportivo.

Finalmente comprobé por que acá no son "las Águilas", sino "los Águilas". Esta realmente una tierra de caballeros.

Muchas gracias Mexicali. Esperemos que tu sucesor esté a la altura.

Tu banda y cumbia norteña sonaran para siempre en nuestros corazones.