Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 23 de febrero de 2009

El primo expiatorio

Yuri Sucart es el primo que Alex Rodríguez mencionó en su conferencia de prensa que aparentemente conseguía para él esteroides entre 2001 y 2003.

El tema de Alex Rodríguez pica y se extiende.

El número 13 de los Yankees llegó a los entrenamientos primaverales y lo primero que hizo fue dar una rueda de prensa para aclarar su consumo de esteroides durante sus años en Texas, pedir disculpas por eso y buscar la compasión de sus compañeros, periodistas y fanáticos para poder pasar la página y dedicarse a jugar béisbol.

Esa era la intención, pero algo se atravesó en el camino: su estupidez!

En sus declaraciones donde insistentemente repetía su arrepentimiento alegando su inexperiencia, ingenuidad y juventud, Rodríguez cometió un error buscando un culpable. Mencionó a un primo que le proporcionó el primobolán y la testosterona que ingirió durante sus años en Texas, que le hicieron salir positivo durante las pruebas piloto en el 2003.

El que le pega a la familia se arruina. El primo se llama Yuri Sucart.

Para muchos peloteros latinoamericanos, sobre todo cuando se convierten en grandes estrellas, es común tener a un “primo” pegado, a manera de secretario personal. Muchas veces no son primos, sino amigos, groupies o popularmente hablando “jalabolas”. A estos individuos se les conoce en Dominicana como los “Canchanchanes”. Sucart era el respectivo de Alex y a cambio de esto, no sólo lo mantenía económicamente sino que también gozaba de la vida y los lujos de una súper estrella de las Grandes Ligas.

Son estos quienes reservan cenas, viajes, hacen compras personales, sirven como agentes de seguridad, choferes y complacen cualquier tipo de necesidad. En algunos casos, también son quienes consiguen “los suplementos” y hasta quienes lo inyectan. Esta era la relación de Rodríguez con Sucart.

Rodríguez dijo abiertamente que su primo fue quien lo indujo a consumir primobolán, o “boli”, como se le conoce comúnmente a este suplemento. Un comentario totalmente fuera de lugar que lo hunde mientras trata de mantenerse a flote.

Al culpar a su primo, el tercera base de los Yankees, no sólo evita pasar la página sino que abrió una caja de pandora con preguntas. ¿De dónde sacó los suplementos? ¿A quién se los compró? ¿Algún otro jugador obtuvo sus productos? ¿Quién más estuvo involucrado en este proceso?

Yuri Sucart pasó inmediatamente de primo de Alex Rodríguez a traficante de suplementos anabólicos ilegales, que en los Estados Unidos, se incluye en la categoría: “drogas”.


Angel ¨Nao¨Presinal es el entrenador personal que acompañó a Alex Rodríguez durante la temporada 2007. El mismo que al que le fue prohibida la entrada a todos los clubhouse de MLB.

Persona “Non-Grata”

Pero el caso se extiende con la inclusión de Ángel “Nao” Presinal en este meneo. Presinal es un personaje muy conocido en el ambiente peloteril dominicano. Es el gurú de los preparadores físicos, el favorito de la mayoría de los peloteros dominicanos.

En un reportaje para ESPN en el 2007, Robinson Canó declaró: “Es el mejor en la República Dominicana”. Alfonso Soriano quien también ha entrenado bajo su régimen dijo “Sueño que tengo un problema en el hombro y de pronto Nao aparece como el salvador”. “Es el príncipe en el tema de mantenernos a todos saludables” dijo José Guillén.

Este “genio” de la preparación física fue declarado “persona no grata” por Major League Baseball en 2001. La oficina del comisionado emitió un comunicado exclusivamente para prohibir la entrada de este individuo a cualquier clubhouse de Grandes Ligas. “Nao” trataba a su principal cliente Juan “Igor” González, cuando fue atrapado por autoridades canadienses en Toronto con un bolso proveniente del avión de los Cleveland Indians que contenía anabólicos y jeringas. Tras el incidente, González dijo que el bolso era de Presinal, mientras este dijo que su contenido era propiedad de su cliente.

Las Grandes Ligas obviaron el incidente, pero trataron de alejar de sus instalaciones al popular “Nao”.

Un par de años más tarde MLB emitió una prohibición de permanencia en el clubhouse o dugouts a cualquier persona que no forme parte del personal del club o no acreditada. Una fuente me confesó que esta medida se produjo para evitar los conflictos entre los entrenadores personales de ciertos jugadores, con los entrenadores contratados y acreditados por los equipos.

Presinal declaró en el 2007 a ESPN.com que siempre le ha resaltado a sus clientes la necesidad de mantenerse limpios y enfatiza el uso de medicina natural como parte de sus entrenamientos. Obviamente una visión contraria a los incidentes que le acercan al consumo y tráfico de esteroides en los cuales ha estado involucrado.

El viernes, la gota que derramó el vaso de Alex Rodríguez es que fuentes confirmaron que Presinal acompañó a Alex en el mismo hotel durante la temporada 2007, y que fue compañero de cuarto de su primo Sucart durante toda la temporada.

“Nunca le he aconsejado a ningún jugador que consuma esteroides” declaró Presinal a ESPN. “Trabajé con Alex en el período entre 2001 y 2003, y así como mis compatriotas dominicanos me buscan, yo lo ayudé a él, pero no trabajé con el exclusivamente, porque me rotaba entre otros clientes y equipos. Nunca he inyectado esteroides”.

Mal manejo de la información

Conversando con Héctor J. Cruz, editor deportivo del Listín Diario de Santo Domingo, llegamos a la misma conclusión: El manejo de la situación por la cual atraviesa Alex Rodríguez no ha sido la más inteligente.

“Parece que Alex se ahogó en un vaso de agua” dice el periodista dominicano. “El no tenía que mencionar nombres ni nada por estilo, de hecho nadie esperaba nada de eso, sólo una disculpa pública y el gesto de arrepentimiento por lo que hizo, pero simplemente manejaron muy mal la situación involucrando al primo que le ha servido como asistente personal durante años”.

Otro tema es la compra de los productos. Todo indica que fueron comprados en República Dominicana y las autoridades farmacéuticas de ese país salieron a defender su posición de que incluso desde ese tiempo, son productos considerados ilegales sin una prescripción médica y que no pueden comprarse en cualquier farmacia.

El New York Daily News incluso envió a un periodista para constatar la facilidad para comprar esteroides. Al periodista sólo le pidieron su primer nombre para comprar una ampolla de 100 miligramos de testosterona y un paquete de 10 píldoras de Dianabol. El precio total: 19 dólares.

“Las autoridades médicas en Dominicana dicen que esto es ilegal y que son productos regulados, pero en la realidad no es así” dice Cruz. “Cuando apenas todo esto pase y salga un poco de las noticias, igualmente cualquier persona podrá obtener estos productos, así sea sobornando un poco a quien los vende, lo que hace que esto sea una situación incontrolable”.

Sólo con educación y atacando las verdaderas causas que generan el interés por parte de los peloteros a consumir esteroides, se puede acabar sus uso. Pero eso es un tema de otra discusión.

Por lo pronto siguen los problemas para Alex Rodríguez quien pensó que con una disculpa pública podría dejar todo a un lado y comenzar de nuevo. Ahora las dudas crecen por las inconsistencias en sus declaraciones. El borrón y cuenta nueva se ve lejos para el 3 veces Jugador Más Valioso de la Liga Americana.

Fotos cortesía: New York Dailiy News

No hay comentarios: