Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 14 de noviembre de 2010

La racha más caliente de la historia

Alex Torres no ha permitido carreras en sus primeras cuatro aperturas en Venezuela, siendo una de las inspiraciones para el momento de las Aguilas del Zulia quienes este sábado llegaron a 10 victorias consecutivas.

Corría el mes de diciembre de 1983 y las Águilas del Zulia se dirigían rumbo al playoff comandando la tabla de posiciones y en lucha férrea con los Tiburones de La Guaira.

Para ese tiempo no existía la figura de Round Robin en el circuito criollo. La postemporada era una serie semifinal, al mejor estilo de las Series de Campeonato de las Grandes Ligas, definida en 7 juegos.

El interés del club dirigido por Rubén Amaro era finalizar con el mejor récord entre los seis equipos para poder jugar con el 4to. clasificado, en teoría, el más débil.  Aragua, Magallanes y Lara batallaban por su boleto, mientras Caracas se hundía en una temporada para el olvido, pese a una descomunal actuación del norteamericano Alvin Davis, quien despuntaba como líder de bateo y jonrones de la temporada.

Amaro contaba con un sólido pitcheo, pero además su equipo producía carreras en base a contacto y velocidad además de destacar en su defensiva.  Zulia era el equipo más fuerte de la temporada y así se proyectaba en la semana más fuerte ganando en fila sus últimos ocho compromisos.

Tras esta racha Leonel Carrión terminó por primera y única vez en su carrera como líder remolcador de la temporada con 41 y promedio de .313.

El norteamericano Jeff Stone asombró con su velocidad estableciendo el récord de bases robadas en una temporada con 43 (posteriormente quebrado por Donell Nixon), acompañadas con promedio de .300.  Su mera presencia en esta alineación garantizó un equipo aguerrido y volátil en las bases, "a la" Rickey Henderson.

El guayanés José Leiva terminó con promedio de .313, 20 remolcadas, 20 bases robadas y hasta 2 jonrones convirtiéndose en su segunda temporada con el club en uno de los favoritos de la fanaticada zuliana.  José “El Caballo” Gil colaboró con 19 carreras y promedio de .289 y los norteamericanos Anthony “Razor” Shines y Jerry White sumaron 25 y 17 remolcadas respectivamente. 

Pero las bujías de esta alineación fueron el inicialista Terry Francona, quien lideró la liga en anotadas con 38 ligando para .314 con 25 remolcadas y 12 bases robadas y el poder inyectado por el receptor cubano Roberto Ramos, quien tenía tuvo suficiente protección en la alineación para terminar con promedio de .317, 5 jonrones y 35 impulsadas.

La labor monticular balanceó al conjunto con el norteamericano Derek Botelho quien lideró la liga con marca perfecta de 9-0 y efectividad de 2.23 en 14 aperturas en la temporada. 
Y no estuvo sólo.  En la rotación rapaz destacaron extranjeros como Ron Meredith con marca de 7-2, 2.91 PCL en 12 juegos, Jay Davisson, con 4 victorias y 1.50 en 10 juegos y Kelly Downs quien reforzó al club en la recta final con 4 victorias en 6 inicios y efectividad de 2.41.

El bullpen hizo lo suyo comandado por el relevo hermético de Bill Earley quien dejó efectividad de 3.05 en 27 juegos y Manuel Lunar con 2.68 en 15 juegos.

Y este equipo tuvo a su Mariano Rivera.  El nicaragüense Porfirio Altamirano estableció la marca de salvados en una campaña con 20, liderando la liga también en apariciones con 37 y efectividad de 1.91.

Esta actuación le hizo fácil el trabajo a Amaro.  El club de 1983-84 estaba compacto, sólido y balanceado en todos los sentidos y en el mejor momento de la temporada.  

Zulia clasificó de primero con marca de 40-25 y enfrentó a un Magallanes que avanzó a la semifinal tras un juego extra ante Aragua.  La Guaira se midió en su serie semifinal ante Lara.

Las Águilas barrieron a Magallanes y prosiguieron a la final ante Lara, quienes derrotaron a su vez 4-2 a los Tiburones.  En esta etapa Zulia consiguió su primer boleto a la Serie del Caribe venciendo a los crepusculares en 5 juegos.

Comparación incomparable

Me tomé este tiempo de hacer una breve reseña de lo más destacado de la temporada del primer título para comparar el equipo que estableció esa famosa marca de 8 victorias consecutivas y que esta semana fue quebrada para ingresar a la historia de la franquicia como la mejor racha del club en su historia de 41 temporadas.

No hay dudas que en cualquier deporte ganar de forma consecutiva es un logro impresionante.  Las victorias en son como la ley de gravedad, que establece que todo lo que sube tiene que bajar; de igual forma, todo el que gana alguna vez tiene que perder.

Sólo dos partidos suspendidos por lluvia pudieron frenar la nueva racha de 9 laureles al hilo.  Ningún scout de avanzada pudo frenar al jardinero Darin Mastroianni, quien en sus últimos 10 juegos (hasta el viernes) batea para .441, 4 remolcadas, 4 bases robadas y 6 anotadas, liderando el circuito en bateo con .427.

El problema es que sólo el jardinero de 25 años prospecto de los Toronto Blue Jays fue la bujía de un club que se mantiene como penúltimo en la producción de carreras en la liga.

Hasta el viernes, los Tiburones de La Guaira quienes marchan últimos en la tabla con sólo 6 victorias, habían anotado 7 carreras más que la escuadra naranja.

La fortaleza del pitcheo ha sido la clave.  Los pupilos de Wilson Álvarez son líderes en la liga en menos carreras, carreras limpias y hits permitidos, efectividad y WHIP.  5 de las 9 victorias al hilo del Zulia llegaron por la mínima diferencia.  4 de estas victorias fueron cátedras de pitcheo criollo de Alex Torres y Jan Carlos Granados, mientras el cerrador Amalio Díaz con 4 rescates llegó a 7 para comandar la liga.

De esta histórica racha resalta la actuación de Alex Torres, quien acumula 17.2 entradas en 4 partidos, donde no ha pemitido anotaciones, sólo 7 hits (todos con las bases limpias) con 25 ponches y 3 bases por bolas. Se ha llevado 2 victorias en el mejor debut de un lanzador criollo en la historia de la franquicia.

Zulia tiene por los momentos el mejor cuerpo monticular de todo el caribe, el más efectivo y el mas caliente.  Pero debemos recordar que no se puede ganar sin producir carreras y ese debe ser el enfoque de la ofensiva, quienes están dando muestras de recuperación con 13 carreras en las victorias 8 y 9.

Mientras los bates de Gerardo Parra y Ernesto Mejía se calientan, aún existe la esperanza de poder contar en diciembre con el líder de bateo de la Liga Nacional, Carlos González, quien podría balancear la pérdida significativa de Alex Torres.

Y es que mantener este momento es muy positivo para el club, pero bajo las condiciones actuales del torneo igual resulta clasificar primero o quinto.  Lo realmente importante es clasificar a la segunda ronda en enero y que los pupilos de Jody Davis puedan jugar de esta forma en plena "candela". 

El club de 1983 era más balanceado y terminó con 5 bateadores sobre .300 puntos y un magistral montículo.  Además consiguió su química en el momento más importante de la temporada.  El del 2010 es un equipo con un pitcheo inspirado y que inevitablemente va a sufrir cambios en las próximas semanas.  

El primero logró ganar hasta la Serie del Caribe, este hoy apenas comienza a soñar. 

La "racha" hoy es parte de la apasionante historia del béisbol en el Zulia.  El desafío es tener una racha igual o mejor en enero, y que se extienda hasta febrero.

La "jeta" del Potro

La política poco va de la mano con el béisbol, pero no concibo como en plena racha del club el jardinero Antonio "Potro" Álvarez (.269, 7 CI, 2 HR) declaró a la prensa en contra del agradecimiento público del presidente de la LVBP José Grasso Vecchio hacia las empresas Polar en celebración de sus 70 años por el constante apoyo brindado hacia el mantenimiento y desarrollo de la pelota profesional.

Según el intérprprete del Bla, Bla, Bla; Grasso Vecchio "debería agradecer también el apoyo de Cadivi, por ser el ente que facilita los dólares para el funcionamiento de la liga; así como el apoyo del Presidente Chávez al béisbol por la creación de la Liga Bolivariana".

Vecchio fue condescendiente con el pelotero y aceptó su crítica y enfatizó igualmente el apoyo de los entes públicos.  Fue inteligente.  

Este potro no entiende es que es un DEBER y OBLIGACION de Cadivi, así como de todos los entes públicos, apoyar a la actividad productiva nacional, como el béisbol profesional.  No hay porque darle gracias al gobierno porque para eso fueron electos, son funcionarios públicos y no empresas privadas que buscan fomentar una actividad a través de su patrocinio comercial, lo que ha ayudado a que la Liga Venezolana sea la mejor del Caribe.

La sobredependencia del béisbol hacia Polar se debe a la falta de más empresas privadas de este calibre que puedan apoyar a un negocio tan costoso como el béisbol, donde la mayor inversión son los SUELDOS de los jugadores como el Potro.

Si los peloteros jugaran de gratis...como en Cuba...no se necesitaría la ayuda de empresas como Polar.  Por cierto Potro, los Vegueros de Pinar del Río necesitan un jardinero...¿Te interesa?

¡Ahh perdón, es que el mejor momento como pelotero en la carrera de Álvarez fue su llamado a la Liga Bolivariana gracias a la bondad del benefactor gobierno!  Se me olvidaba que su paso por las Grandes Ligas no fue importante.  El Potro no llegó a ser un "Líder Maltín Polar". 

Cuando el "Potro" utilice lentes y accesorios hechos en Venezuela en vez de "Oakley" y "Under Armour", bates, guante y guantines Tamanaco, en vez de "Wilson" o "Franklin" y cuando en sus video musicales utilice un Turpial en vez de un "Ferrari" y una gorra "Afimeca" de los Lanceros de Portuguesa de la Liga Bolivariana, en vez de la de los "Atlanta Braves, original model 5950 New Era"; ese día y sólo ese día Antonio Álvarez será realmente un venezolano de acción y no de jeta, como muchos de los que ignorantemente critican a los demás en nombre de una falsa política.

El color naranja no es gratis en esta digna tierra potrico...hay que ganárselo. 

No hay comentarios: