Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 21 de noviembre de 2010

La Muerte de Victoria

Félix Hernández ganó el Cy Young de la Liga Americana en 2010 con sólo 13 victorias, a pesar de haber sido el lanzador más efectivo de la temporada.  21 de 28 votos a su favor ratificaron que las victorias de un lanzador ya no importan.

Señoras y señores; fanáticos y fanáticas; seguidores y seguidoras; practicantes y “practicantas” del béisbol (al estilo burresco de Tibisay Lucena), desde este palco le envío mis condolencias a la familia “Estadísticas de Lanzadores” por el fallecimiento de “Victoria”.


La niña linda, la coqueta, la que todos querían tener de novia, con la que todos querían bailar, la más envidiada, la más perseguida hoy es velada por su padre el señor “Don Banderín de División”.

Su hermana “Efectividad” y sus hermanos “Boleto” y “Ponche” lloran desconsolados, de la misma forma que Doña Triple Corona, quien nunca más podrá remendar esta pérdida irreparable.

Victoria fue víctima de una conspiración organizada por los 28 votantes seleccionados por la Asociación de Escritores de Béisbol de los Estados Unidos, quienes sometieron a la siempre joven a juicio sin suficientes cargos ni pruebas, fallando en su contra con la pena de muerte.

Este litigio se produjo en el marco de la elección al premio Cy Young de la Liga Americana donde el venezolano Félix Hernández resultó ganador.

Bill James es señalado como el cerebro detrás de la convicción, quien durante más de 30 años ha estimulado la utilización de la “sabermetría”, la rama analítica del béisbol que utiliza depende únicamente de la evidencia objetiva y fría como las estadísticas.

Su hermanastra “Derrota” declaró por la parte acusatoria. Desde hace años la relación entre ambas estaba resquebrajada tras rumores de envidia y celos pasionales.

“Victoria estaba ocupando un lugar que no le correspondía, era una usurpadora y su posición de privilegio en esta familia ha llegado a su fin” dijo su hermanastra Derrota, visiblemente feliz.

La malvada Derrota prosiguió: “Ya basta de mentiras en este juego, ya era hora que todos vieran que Victoria estaba sobreestimada por los lanzadores quienes tras este fallo en su contra más nunca se interesarán por ella ni por ese falso legado para sus aspiraciones personales. Entiendo que los equipos la sigan buscando por ser la consentida de nuestro padre, Don Banderín de División, y eventualmente ellos seguirán funcionando bajo su legado porque es una costumbre muy difícil de cambiar, pero me complace anunciar que para los lanzadores su reino ha finalizado” explicó en su tradicional vestimenta roja.

Don Banderín de División pidió respeto a su privacidad y declaró brevemente durante el sepelio: “Como padre de familia me lamenta que esta confrontación entre mis hijas haya llegado a este punto. Estoy profundamente triste, les pido privacidad pues no declararé a favor ni en contra de nadie, sólo les diré que el béisbol sin Victoria nunca será igual”.

Efectividad, Boleto y Ponche emitieron a través de un comunicado su deseo de continuar el legado de excelencia en la familia: “A pesar de esta irreparable pérdida seguiremos con nuestro trabajo de distinguir a los mejores y peores lanzadores en el béisbol y entendemos el peso que cumplirá Efectividad de ahora en adelante”.

Desde que comenzó el juicio en contra de Victoria, los rumores han inundado las páginas de la discusión deportiva sobre quien ocupará el lugar de la acusada. Nombres como “Apertura de Calidad” y “Soporte de Carreras” sonaron como los más fuertes sucesores sobre Estadísticas más jóvenes como “Probabilidad de Victoria Agregada”, “Victoria Situacional” y “Victoria sobre Posible Reemplazos”.

Para disipar las dudas el portavoz de los sabermétricos declaró: “Tras semanas de discusión entre nuestros miembros y conforme a las exigencias de la Familia Estadística y Don Banderín de División, hemos decidido que para los lanzadores del béisbol el lugar de Victoria será ocupado de ahora en adelante por la señorita Apertura de Calidad”. Sin embargo y pese a su desaparición, Victoria permanecerá vigente entre la Familia Estadística de manera simbólica y como un acto de honrar a quien tantas satisfacciones ofreció durante su vida”.

Apertura de Calidad dijo: “Se que es una gran responsabilidad reemplazar a Victoria. Ante todo era mi prima, los mismos números corren por nuestras venas y siempre la llevaré en el corazón, pero la vida me ha puesto en este lugar y trataré de cumplir mi rol de la manera más responsable que pueda”.

Cuando militó en Venezuela con Cardenales de Lara, las victorias eran importantes para el Rey Félix.  En las menores dejó marca de 30-10 en sólo 3 temporadas, lo que aceleró su ascenso a las mayores.

El Rey de la conspiración

Al venezolano Félix Hernández le tocó protagonizar el juicio a Victoria. Versiones afirman que existen nexos no comprobados con los sabermétricos.

En el 2009 Zack Greinke con 16 victorias fue el líder en efectividad por sólo 0.33 centésimas sobre Hernández quien sumó 19 triunfos. Parecía que Hernández había tenido la temporada perfecta para llevarse el Cy Young, pero los votantes decidieron a favor de Greinke quien lideró también la mayoría de los campos sabermétricos.

Pero esta temporada al “Rey de Valencia” le tocó enfocarse en imitar el trabajo de Greinke para hacerse del premio sin importar las 101 derrotas del club. Al darle la espalda a Victoria, alegando el poco soporte de carreras por parte de un equipo que pese a ser liderado por Ichiro en colectivo batearon para .236, los sabermétricos aprovecharon la oportunidad para finalmente enjuiciar a quien durante tantos años había sido la reina de la medición para el mejor lanzador.

“El Cy Young tienen que ser para el lanzador más dominante en la Liga” dijo Hernández desde su hogar en Carabobo. “Este premio no debe ser para el que gane 20, 21 o 19 juegos y esto lo demostró el año pasado Zack Greinke” agregó.

Sus palabras dejaron entrever que fue parte de la conspiración, desmeritando abiertamente a la difunta Victoria.

Cy Young ganó 511 juegos y dejó efectividad de 2.63 en su carrera de 22 temporadas. El mayor ganador en la historia fue considerado el mejor lanzador de todos los tiempos y su nombre fue honrado con el premio que desde 1956 es entregado por la Oficina del Comisionado al mejor lanzador.

¿Es el mejor el más ganador? Fue la eterna pregunta durante el juicio. ¿Se debe cambiar el nombre del premio a Ed Walsh? Fue una de las interrogantes.

Walsh lanzó 14 temporadas en las mayores y es el líder de todos los tiempos en efectividad en su carrera con 1.82.

Según los peloteros de las Grandes Ligas el mejor no es el más ganador, pero tampoco lo es el más dominante en términos estadísticos ni sabermétricos. En los premios “Players’ Choice” donde sólo votan los jugadores por los mejores en cada posición, la Liga Americana seleccionó al lanzador de Tampa Bay David Price quien ganó 19 juegos para su equipo con efectividad de 2.72 y 188 ponches. Los Rays en colectivo batearon para .247 pero en 13 de las 19 victorias de Price anotaron al menos 6 carreras.

Los Marineros fueron el equipo con menos carreras producidas en la Liga en los últimos 37 años. En promedio anotaron sólo 2.4 carreras en cada apertura de Félix quien fue el líder en aperturas de calidad con 30. Recordemos que las aperturas de calidad se cuentan cuando un lanzador lanza al menos 7 entradas y permite 3 o menos carreras.

Estos fueron algunos de los argumentos en contra de Victoria, venerada por el famoso “Club de las 300” quienes prácticamente aseguran un boleto al Salón de la Fama. Tras este accidentado fallo el futuro del clan está en peligro.

Y peligra la tradición victoriosa de los lanzadores. “Ser el mejor lanzador requiere de mucho más que las estadísticas” dijo Roy Halladay, unánime ganador del Cy Young de la Liga Nacional y fiel defensor de Victoria.

Los sabermétricos tienen ahora el poder lo que podría traer cambios drásticos en el futuro del béisbol. El bando del conocimiento e instinto del juego, con Victoria como bandera, tienen un largo camino para recuperarlo.

No hay comentarios: