Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 17 de enero de 2010

Tomahawk ibérico: La nueva etapa del béisbol español


El escauteo internacional presenta una excelente iniciativa y sistema de trabajo en Tenerife por parte de los Atlanta Braves. La influencia caribeña se junta con el estilo europeo en las paradisíacas tierras canarias, creando un ambiente único para el béisbol.


El pasado mes de septiembre un titular recorrió la prensa mundial y para mucho pasaba desapercibido; pero a otros, me incluyo, les causó un profundo asombro: España derrotó 8-1 a Venezuela en Holanda en el marco del Campeonato Mundial de Béisbol de la IBAF (Federación Internacional de Béisbol).

La pregunta de muchos: ¿España tiene equipo de béisbol? ¿Los españoles juegan béisbol?
Efectivamente España juega béisbol, y bien organizado. No con la misma intensidad y participación que los paises que tradicionalmente practican el deporte, pero está entrando en una etapa de desarrollo. Ya la concepción ocurrió.

La capital de la pelota española es Santa Cruz de Tenerife la mayor ciudad de la Comunidad Autónoma de las Islas Canarias. Tradicionalmente un lugar con una fuerte corriente migratoria proveniente de latinoamérica.

Tras los años más fuertes de la migración española por las Guerras Mundiales y la Guerra Civil Española, miles de Canarios llegaron a Venezuela en busca de nuevas oportunidades. En muchos casos, por las mismas condiciones de búsqueda constante de mejores condiciones, estos han regresado o en otros casos han sido sus familiares. Lo cierto es que el nexo Canario-Venezolano es imborrable.

Las Canarias también han recibido en los últimos años la entrada de inmigrantes caribeños quienes encuentran en la Isla de Tenerife una cultura parecida en su estilo de vida y costumbres. El béisbol como elemento social no ha escapado de este proceso.

Esta es la semilla del juego en tierras ibéricas. Una siembra de años que ya comienza a tomar forma. Así encontramos la Real Federación Española de Béisbol y Softbol, que regula la actividad a lo largo y ancho del territorio. Al ver el potencial en Canarias ha decidido trabajar con las autoridades locales para dar los próximos pasos.

De ese equipo que derrotó a Venezuela en septiembre, 21 de 24 jugadores son ciudadanos españoles de raíces venezolanas, cubanas y dominicanas. El proyecto es hacer que esa cuota de sólo 3 españoles cominece a crecer, sin cerrarle la puerta a la influencia caribeña que siguen y seguirán recibiendo.

El entrenador cubano Néstor Pérez es el pionero del béisbol organizado en Tenerife y scout internacional de Atlanta.


El tío del béisbol


Tenerife tiene entre sus habitantes a Néstor Pérez, el principal propulsor del béisbol en estas paradisíacas tierras en el Océano Atlántico. Este cubano de 57 años es profesor de educación física y licenciado en deporte y cultura. Con más de 40 años como entrenador de béisbol llegó a las Canarias en 1995 con la idea de comenzar a propulsar el deporte.

Viendo que las condiciones estaban dadas impulsó en 1997 la creación de una organización de béisbol integral, desde categorías de desarrollo hasta un equipo profesional de mayores para competir en la Liga Nacional Española, los Marlins de Puerto Cruz.

12 años después, son considerados los mayores exponentes del béisbol en sus tierras. ¡Los Yankees de España!

Pérez comenzó a recomendar peloteros de esta zona a scouts de Grandes Ligas y se convirtió en los ojos del cubano José Martínez, asistente a la Gerencia de los Atlanta Braves. Ya para el 2008, esta organización le dió el título oficial de scout internacional para la cobertura, no sólo de España, pero de Europa.

“La idea de montar una academia para los Bravos acá comenzó en el 2003” me dice Pérez. Viendo el potencial y el creciente interés por parte de jugadores a lo largo de Europa, montar una academia de prospectos en Tenerife tiene un sentido perfecto a nivel estratégico para una organización de Grandes Ligas” explica.

Así que Pérez, el “Andrés Reiner” de por acá, comenzó su cruzada. “Empecé a venderles la idea porque habían jugadores que tenían potencial para firmar, pero que aún necesitan tener un entrenamiento adecuado para alcanzarlo, y también se necesitaba desarrollar técnicos de béisbol bajo la filosofía de un equipo de Grandes Ligas. Aquí hay un clima excelente todo el año y tenemos estadio de béisbol de primer nivel. Desde el inicio tuvimos el apoyo de la Real Federación, del Gobierno de Canarias y del Cabildo de Tenerife y luego fuimos por la experticia de los Bravos de Atlanta. Cuando ellos vieron el compromiso de los organismos competentes decidieron confiar en nosotros y meterse de lleno en el proyecto” explica el antillano.

Atlanta se la juega bien en el terreno del escateo internacional de la mano de Pérez por su dominio de la zona. Con su apoyo garantiza que los mejores jugadores de España y muchos de Europa terminen en sus filas, sin olvidar que apuestan a un territorio indescifrable. Mientras Tampa Bay, por ejemplo, prueba suerte en Brasil; y los Dodgers en China; un español en Tenerife podría ser el heredero de Chipper Jones.

Pérez comenta que fue vital el apoyo de Johnny Almaraz, Jefe de Operaciones Internacionales de los Braves, quien proporciona la asistencia de la organización como los patrones de trabajo, la formación de los técnicos, los uniformes, los implementos deportivos y toda la logística de un equipo de Grandes Ligas.

El objetivo del programa es el desarrollo del pelotero en etapas iniciales, Pérez y su equipo trabajan con los todas las categorías. De aquí saldrán más jugadores que representen a España en sus competiciones internacionales con calidad y desarrollo progresivo. Al mismo tiempo la organización que apuesta, los Bravos de Atlanta, obtendrá los beneficios del talento de estos jugadores para su causa.

Primer año de actividad

En este primer año de actividad, la academia funcionó en tres períodos o etapas. Se reclutan jugadores y se invitan a participar en uno o más de esos períodos para explorar su potencial bajo la tutela de los técnicos especializados que incluye personal del béisbol local, como también scouts y entrenadores de los Bravos.

Durante días los jugadores se someten a este proceso de entrenamiento. Participan chicos con edades entre los 14 y los 18 años y se hacen evaluaciones exhaustivas.

En la primera etapa fue firmado el jardinero holandés Rubén Rijkhof, quien jugaba con los Marlins locales. Fue la primera firma de Pérez como scout. Rijkhof participó en el verano con los Koalas en la Academia de Major League Baaseball de Australia, y se espera que participe en Liga de Novatos en el 2010.

En la segunda estapa destacó el jugador español del cuadro Alejandro Sánchez Martínez. Fue el primer nativo firmado por los Bravos en la historia de la franquicia. Con experiencia en el CBS Antorcha de Valencia, Sánchez estaba pautado para viajar a la República Dominicana en Noviembre para entrenar en la academia de la organización esperando por su asignación al equipo de novatos para el 2010.

Sánchez es miembro del equipo nacional juvenil de España y un prospecto fijo para su selección de mayores.

Para la tercera etapa de chequeos, que cerró este sábado 13 de diciembre, fueron invitados 30 peloteros locales, de otras regiones de España, Venezolanos, Rusos e Italianos. Aún no se ha dado a conocer una nueva firma.

Al preguntarle a Pérez cual es el perfil del jugador que se consigue en España, describe sin dudar: “ Es el típico pelotero latino el que conseguimos acá, juega con pasión y escucha instrucciones. Todavía hay un camino muy largo por recorrer, pero estamos dando los pasos correctos y aportando nuestra cuota al béisbol desde este lugar” opina el buscatalento.

No hay comentarios: