Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 17 de enero de 2010

Sus correos a traves de eljuegoperfecto.com

El campo corto novato Henry Rodríguez conectó el hit para la victoria que le dio la clasificación a las Águilas del Zulia en la temporada 2009-2010 en un juego extra ante Cardenales de Lara.

Esta semana comparto con ustedes algunas de las preguntas formuladas por ustedes los lectores a través de www.eljuegoperfecto.com. Las mismas son puntos de debate y controversia dentro del béisbol. Su participación es válida por la misma vía.

Desde Maracaibo Néstor Primera escribe:

Es increíble la situación de las Águilas. Antes del viaje para Miami el equipo estaba cómodo para la clasificación y ahora dependen de un juego extra. Me parece que Eduardo Pérez ha sido inconsistente en muchas de sus decisiones al momento de cambiar las alineaciones y los cambios de lanzadores y eso ha afectado. ¿Será posible que ese equipo se venda y comience otra etapa con mejor suerte?

Estimado Néstor, la pelota invernal es demasiado compleja y el público zuliano es demasiado apasionado, hasta el punto de cegarse. Si tu tienes un carro que tiene problemas mecánicos no bastará con venderlo para que se arregle. Los propietarios del equipo no tienen nada que ver con lo que sucede en el terreno, pues ellos no batean, corren, fildean ni lanzan. Al contrario, la directiva de Águilas del Zulia ha sido gerencialmente exitosa y organizada a lo largo de los 40 años del club y sería injusto culpar al equipo de personas que trabaja en la oficina por los desmanes en el campo.

Por su parte Eduardo es un mánager agresivo. Entiende que hay que llamar la atención y revolver un poco los ánimos de un grupo de jugadores con talento pero que se enfrentan a equipos con condiciones similares. Fíjate que en todos los países de pelota caribeña los dirigentes aplican un poco la ¨lógica de Buddy Bailey¨, que no es más que tomar decisiones con poco soporte pero con instinto, probando que en este tipo de torneos los libritos ya no sirven. Es la sobrevivencia del más apto, del más vivo. Del que más batee y menos carreras permita. Tan compleja se ha vuelto la pelota invernal, competitivamente hablando, que los Campeones del Caribe quedaron eliminados en la ronda regular lo que demuestra lo distinto que puede ser un club de un año a otro, además con el sólo hecho de que Aragua haya ganado todo el año pasado se ve lo complicado y sorprendente del asunto.

Las Águilas del 2009-2010, independientemente de su clasificación, son una réplica de los Mets de los dos últimos años con lesiones y descalabros en la recta final. El plan del club era hacer un equipo alrededor de 4 peloteros con experiencia de Grandes Ligas como Gerardo Parra, Alberto Callaspo, Carlos González y Guillermo Quiroz, el cual fue exitoso porque se logró tener estas piezas en una etapa relativamente temprana de la campaña. Cuando estos coincidieron en la alineación no hubo muchos problemas para las victorias. La lesión de Parra fue fatal en el medio de las fallas del pitcheo y la defensiva en la etapa más compleja de la ronda eliminatoria, y la lesión de González descalabró el balance ofensivo en el peor momento.

Creo fervientemente que el principal problema del club esta campaña ha sido el fracaso de la fórmula pitcheo+defensiva, haciendo que los bateadores tengan que destrozar a los contrarios para ganar y cuando eso no pasa, pues vienen los problemas. Si hay algo criticable para la forma de confección del equipo es que se debe avisorar para el futuro la búsqueda y escauteo de material criollo monticular para evitar la sobredependencia de los importados, quienes al fin y al cabo, en estas ligas, son una lotería.

Desde Santo Domingo, Rep. Dominicana, Manuel Encarnación analiza:

Creo que es un arma de doble filo para las ligas invernales el comenzar el Round Robin la ultima semana de diciembre para llegar más comodos en cuanto al calendario a la Serie del Caribe. Al menos en Dominicana, México y Venezuela se ha comenzado más temprano, incluso con jugadores muy novatos para llenar los rósters, haciendo que los juegos, donde de verdad los caballos de los equipos están presentes, sean menos. Esto afecta a equipos como las Águilas Cibaeñas, quienes no clasificaron esta temporada por primera vez en 19 años.

Manuel, creo que tu corazón mamey de las Águilas Cibaeñas no te está dejando ver más allá las bondades que ofrece que el calendario de pelota invernal comience la segunda semana de octubre para México, Venezuela y Dominicana.

Efectivamente los caballos no están en muchos casos. De hecho, a veces están jugando postemporada de Grandes Ligas al mismo tiempo que arranca el calendario por estos lados, pero eso le da la oportunidad a los equipos de probar el material criollo del futuro y de darle chance a importados de adaptarse a la pelota del caribe. No es algo en contra de un sólo equipo, pues realmente todos están en igualdad de condiciones, unos cojean, otros están mal y otros peor.

Hay equipos como el Licey que al inicio de la campaña le dieron el chance a jugadores como Yordani Valdespín, que conectó jonrpon en su primer turno en la liga, y obtuvo una experiencia valiosísima en su debut en el circuito que será determinante para usarle en un momento importante en la temporada. O las Águilas, por ejemplo, quienes le dieron el chance al veterano John Halama y fue una grata sorpresa ante las opiniones incrédulas de que el veterano zurdo no podría con esta liga. Esas cosas se dan en las primeras semanas.

Por otro lado, entiendo que el tiempo es ahora más corto cuando los equipos logran tener a sus piezas juntas, y este año se vio como ya no se puede esperar a diciembre para reaccionar, sino que hay que actuar desde la segunda semana de noviembre para asegurar un puesto. Este escenario hace la liga más competitiva, y que la calidad que se ve en diciembre sea excelente, y como regalo del cierre del año tenemos Round Robin en todas partes.

Creo que el problema es de percepción, a mi también me pasa. ¡¡¡Año nuevo...vida nueva!!! Para nuestra mente es mejor que el todos contra todos arranque después de los cañonazos del 1ro de enero, pero el acuerdo invernal con la Oficina del Comisionado es implacable, y los peloteros no pueden ver acción después del 8 de febrero. Por este motivo es que sea como sea, el campeón del Caribe debe definirse antes de esta fecha.

Volviendo a las Águilas, creo que el problema de la gerencia ha sido por crear un equipo tan bueno, hasta tal punto que como han criado y firmado a jugadores de tanta calidad que ya no aparecen por los predios del Estadio Cibao de Santiago de los Caballeros, me refiero a los Rafael Furcal, Jhonny Peralta, Miguel Tejada y Melky Cabrera. Ya hay que decir adiós a los Luis Polonia, Bartolo Colón, José Lima, José Vargas y Dionys César para abrir paso al futuro. Fueron 19 temporadas gloriosas y debe comenzar una nueva etapa. Cuidado con lo que sueñas, porque se puede convertir en realidad.

Armando Bolívar desde Cabimas suelta esta recta por el medio del plato:

¿Quién es tu candidato para el Jugador Más Valioso en Venezuela?

Bueno si es así de directo, voy con mi swing completo: le daré mi voto a José Castillo de los Leones del Caracas. Es más, si pudiera votar por dos para el primer lugar votaría por Castillo y su llave Jesús Guzmán. Ambos son el alma de los capitalinos. Mantienen el balance ofensivo del club y la armonía en la cueva.

Me inclino hacia Castillo porque tiene mejor promedio que Guzmán en similar cantidad de juegos. Castillo jugó 51 juegos con promedio de .344 con 7 jonrones y 34 remolcadas. En 186 turnos se ponchó 30 veces y tomó 31 boletos, además se robó 17 bases. Guzmán, por su parte, participó en 52 encuentros con promedio de .290 con 8 vuelacercas y 37 impulsadas.

El Caracas fue el equipo con mejor balance en Venezuela esta temporada y los catalizadores de esta nueva generación son ¨El Hacha¨ y ¨La Grúa¨. Mis votos son para ellos. Primero a Castillo, luego a Guzmán, basados principalmente en el peso que ambos tienen para su equipo y la trascendencia de su actuación en la tabla de posiciones.

No hay comentarios: