Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Suspendida la Guerra contra Colombia

La directiva de la Liga Colombiana de Béisbol recibió con asombro la noticia de la suspensión del Juego de Estrellas Binacionales por el conflicto político político entre ambos países.


¡Qué grande eres Emiro Díaz Peña! cada vez que dices: “El deporte es lo más positivo que tiene la humanidad”.

Alrededor del mundo naciones protagonizan conflictos bélicos y verbales causados por diferencias ideológicas, religiosas, políticas y económicas que en muchos casos toman un respiro para unirse a través de la competencia atlética.

Desde la “Diplomacia del Ping-Pong” de los años 70, política del Presidente de los Estados Unidos Richard Nixon para acercar a su país a la República China, pasando por los aguerridos juegos de Hockey sobre Hielo entre los Estados Unidos y Rusia en el medio de la “Guerra Fría”, hasta partidos de fútbol para calmar tensiones entre Israel y la Autoridad Palestina, las dos Alemanias, las dos Irlandas y las dos Coreas. 

Y en el béisbol reina la presión en cada lanzamiento en cualquier choque entre Estados Unidos y Cuba.

Las Naciones Unidas apoyan la premisa de que el deporte puede ser una vía para resolver conflictos entre individuos y naciones.  La realidad dice que dificilmente pondrá fin al conflicto, pero puede usarse como herramienta para la paz.  Sin embargo, el terreno deportivo da la oportunidad de interactuar de manera sana con el “enemigo” para superar barreras y cooperar a las bases del respeto mutuo.

Pero en el mundo bizarro, el que tiene la oportunidad de hacer algo positivo prefiere “No asumir riesgos para evitar”. 

¡Wow…ohhh…woooow!

Esa fue la justificación de Ángel Vargas, presidente de la Asociación Única de Peloteros Profesionales de Venezuela (AUPPV) ante mi pregunta simple: ¿Por qué suspendieron el Juego de Estrellas entre Venezuela y Colombia?

“¡En esta decisión no hubo injerencia de nadie!” me afirmó el representante del gremio de peloteros criollos.

Quizás el organismo se tomó demasiado en serio las declaraciones del Presidente Hugo Chávez cuando dijo en relación al conflicto diplomático con Colombia en su programa dominical: “Hay que estar listos para la guerra.  Señor comandante de la guarnición militar, batallones de milicia, vamos a adiestrarnos. Estudiantes revolucionarios, trabajadores, mujeres: todos listos para defender esta patria sagrada que se llama Venezuela”.

Cuando Chávez dijo “todos listos”, eso incluye también a los peloteros.  Pero sus comandantes les dieron la orden de suspender la batalla antes de librarla.  Así se propicia la paz.

“No hemos recibido presión alguna de parte del Gobierno.  Suspender el juego fue una decisión propia de la Asociación como ente organizador, porque no hay garantías para hacer la actividad debido al impasse que existe.  En virtud de eso entendemos que las condiciones no están dadas” dijo Vargas, quien preside el organismo y complementa su actividad diaria como Juez de la República Bolivariana de Venezuela.

Quien envió la comunicación a Colombia, el “Presidente Encargado” del organismo y ex–pelotero Edgar Naveda, afirmó: “Debido a la problemática reinante entre Venezuela y Colombia, nos vemos en la necesidad de postergar para el próximo año, el esperado encuentro entre el seleccionado del béisbol profesional de Colombia y nuestra selección”.

Leña al fuego, en vez de agua.

Mientras Miraflores hace mella política a cualquier costo de una relación histórica de hermandad caracterizada por una cultura similar casi idéntica; en el mundo civilizado Colombianos y Venezolanos miramos asombrados. 

Esta semana se dieron los siguientes eventos con participación binacional: En Valencia, Colombia disputó el 1er. Panamericano de Béisbol Femenino; en Medellín el colombiano Likar Ramos derrotó al venezolano Ángel Granados por el título superpluma de la Asociación Mundial de Boxeo; fondistas colombianos confirmaron su participación en la maratón navideña en Caracas; el mediocampista venezolano Luis Manuel Seijas anotó en la victoria 4-1 del Santa Fe sobre el Deportivo Cali, y hubo empate a dos goles en fútbol amistoso entre Sacerdotes católicos de ambos países en Cúcuta.

¿De cuáles riesgos hablas, Willie?

Edinson Rentería, Presidente de la Liga Colombiana de Béisbol se siente atónito.  “Habíamos venido conversando sobre este evento en las pasadas dos Series del Caribe y había entusiasmo de hacerlo.  De hecho la iniciativa vino de ellos.  Ya nosotros habíamos aprobado el calendario de la temporada y lo modificamos para conformar un equipo que viajara a Maracaibo” dice el titular del despacho neogranadino.

“Yo les dije que me enviaran la invitación formal para conversar con el Cónsul de Venezuela en Barranquilla, Nelson Barrios.  Hice la petición de las visas al consulado, porque tanto los colombianos como los dominicanos que llevaríamos necesitan visas para entrar a Venezuela.  El nos afirmó que sería una especie de permiso especial que vendría desde Caracas y lo puse en contacto con Ángel Vargas para que ambos lo gestionaran.” explica Rentería.

Pero el permiso nunca llegó.  Tampoco alguna noticia del Cónsul.  Mientras se hacía la selección de peloteros, la Liga Colombiana recibió el comunicado del ente venezolano: ¡No se vistan, que no van!. 

“Es una lástima.  Para nosotros y para nuestro desarrollo era algo bien importante porque nos permitía medirnos a los venezolanos y determinar como nuestra liga ha subido de nivel.  Nosotros seguimos interesados en hacer el evento, incluso queremos hacerlo acá en Barranquilla, pero ya queda de parte de ellos si quieren hacerlo el próximo año.  Siempre estamos dispuestos.  Esto es béisbol, no debería tener ninguna relación con la política ni lo que pase entre ambos gobiernos.” afirma el mayor de los hermanos Rentería.

¿Sin relación de ningún tipo con el Gobierno?

Mientras Rentería afirma que el Cónsul Barrios había comenzado las gestiones de los permisos de viaje; Vargas dice que nunca hubo trámite de permisos, ni conversación con algún ente oficial. 

Ah o sea…el Cónsul no representa al Gobierno.

“Ni siquiera comenzamos con el trámite de visas porque ante la situación política que atravesamos preferimos no solicitar los permisos para los peloteros colombianos, porque nosotros somos los responsables de ellos durante supermanencia en el país, y no quisimos correr riesgos en su seguridad” dice el actual Juez.

Continúa Vargas diciendo: “Además también teníamos un problema con los dólares, porque eso si te lo voy a decir de manera responsable que hemos hablado con el IND para que interceda ante Cadivi para que nos de acceso a dólares que nos permitan cumplir con los compromisos de la Asociación, pero esto ha sido inútil, lo que nos ha obligado a buscar dólares en el mercado libre”.

La AUPPV continúa con los planes del Juego de Estrellas que se realizará en Maracaibo el 1ro. de diciembre entre un equipo representante de la región occidental del país contra uno de la oriental, aún cuando ya oficialmente en la Liga Venezolana de Béisbol no existe el formato de divisiones tras la mudanza de Pastora a Margarita.

“Disculpe Doctor Vargas…” pregunto con la inocencia de un conejito.  “¿Quién va a televisar el juego?”

"TVES” dice. 

“Mmmmmmmmm ok” murmuro. De pronto el jurista aclara: “Pero ellos son el único canal que nos ha apoyado porque son un medio social.  Recuerda que este evento es sin fines de lucro porque sus ganancias son para los fondos de previsión social de los peloteros, entonces ellos no cobran nada por la transmisión del juego”.

“O sea, que es un juego sin anuncios comerciales?” replico.

“Bueno si sin anuncios…bueno quizás sólo un 10% del espacio comercial que tiene el canal para su disposición” aclara.

No hay comentarios: