Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 6 de julio de 2009

Las nuevas fronteras del béisbol

La ciudad de Marilia, a las afueras de Sao Paulo será el epicentro del béisbol en Brasil con la apertura de la academia de los Rays en 2010, con una inversión de casi 1 millón de dólares para el desarrollo de jugadores en territorio bandeirante, marcando una nueva era en el béisbol internacional.


Tampa Bay abre una academia en Brasil. Seattle extiende su escauteo hacia Ecuador. Los chicos que practican softbol en Argentina son observados por equipos de Grandes Ligas para evaluar su potencial. Aumenta la presencia de scouts en Colombia y Venezuela es el centro de reclutamiento.

Estas afirmaciones reflejan la realidad del movimiento de búsqueda de talentos para el béisbol organizado en el sur del continente. Una región donde sólo Venezuela era la excepción a la regla.

Si el fútbol ha tomado auge en Venezuela, pues de la misma forma el béisbol ha ganado espacios en sus países vecinos. Es parte de la globalización. No por esto se perde la identidad deportiva y cultural de cada país, al contrario, se refuerza y se expanden las posibilidades creando mayor competitividad en el mercado de peloteros e incrementando la diversidad.

Antes era considerado muy difícil para un latino llegar a las Grandes Ligas; hoy es más fácil. Existían barreras que impedían un mayor flujo de peloteros hacia el béisbol mayor, pero en esta época el talento es mayor que antes y la capacidad de desarrollo de los chicos es superior.

Es un ciclo. Vemos muchachos firmados en Repúbllica Dominicana por 3 y 4 millones de dólares mucho más seguido, y bonos en Venezuela por 2 y 3 millones, y más jugadores de Colombia en las Menores,y ya tienen cabida jugadores de países no tradicionales que aunque no reciben millones por firmar, al menos les dan la oportunidad.

Dentro de 20 años, los Colombianos ya ganarán bonos millonarios porque su talento se habrá desarrollado hasta ese nivel, las academias en Brasil y Argentina sacarán sus frutos y Ecuador ya habrá puesto en las mayores a uno o dos peloteros.

El béisbol evoluciona lento pero seguro.

Esta semana quiero mostrarles algunos ejemplos. Los tres jugadores sudaméricanos de mayor nivel que no provienen de Venezuela o Colombia.

Estos chicos nadan contra la corriente en la difícil tarea de mantener su desarrollo activo. Las Grandes Ligas son un mundo muy distante para ellos pero no imposible. No se asombren si alguno de ellos le quita el puesto en un róster de 25 a un venezolano o a un dominicano. Lo tendrán bien merecido.

Paulo Orlando – Jardinero Central
Wilmington Blue Rock – Kansas City Royals A+

Sao Paulo, Brasil.


Paulo Roberto Orlando es el prospecto brasilero activo de mayor nivel y uno de los tres verde-amarelhos que luchan en el complicado sistema de las Ligas Menores.

Sólo dos de sus compatriotas han alcanzado la categoría AAA, los lanzadores José Pett en 1996 y el veterano Jo Matumoto en 2008.

Orlando, de 23 años. fue firmado en el 2005 en Brasil en una prueba abierta conducida por el scout Orlando Santana, quien junto al supervisor del área Jorge Oquendo, firmaron a este veloz chico para los Chicago White Sox.

Desde niño estuvo ligado a la comunidad japonesa en Sao Paulo, donde aprendió a jugar béisbol. Comenzó a practicarlo en sus ligas y clubes a la edad de 14 años y su talento para el juego se desarrolló de manera vertiginosa. Su velocidad es su punto más fuerte.

Los reportes de scouts califican la velocidad en una escala entre 20 y 80, y la mayoría de ellos le dan a Orlando la máxima calificación. Muchos lo catalogan como el jugador más rápido en el tramo entre primera y tercera base en todas las ligas menores.

El año pasado fue cambiado a los Royals de Kansas City por el lanzador ligamayorista Horacio Ramírez, y asignado al equipo clase A fuerte en Wilmington.

Orlando ha sido miembro del Equipo Nacional de Béisbol de Brasil, participando en los Juegos Panamericanos de Río 2007.

Diego Echeverría – Lanzador derecho
Bowling Green Hot Rods – Tampa Bay Rays A

Buenos Aires, Argentina

6 argentinos han jugado en las Ligas Menores en los Estados Unidos, y sólo uno está activo esta temporada, quizás el que ha causado mayor interés desde su firma al profesional, el lanzador Diego Echeverría.

Es ya cuestión de asombro el tan sólo pensar en un lanzador argentino. Aún mucho más si el personaje es un nudillista. Y no sólo eso, Echeverría practicaba softbol en Argentina, y fue capaz de desarrollar el lanzamiento de nudillos…¡Por debajo del brazo!

Un recomendador cubano radicado en Argentina que regularmente busca talentos entre este grupo de softboleros invitó a Echeverría a entrenar para lanzar nudillos por arriba del brazo.

Tras meses de preparación y entrenamiento, y observando videos de Tim Wakefield, viajó a la academia de los Rays en República Dominicana para una prueba. Allí asombró con su potencial y fue firmado en 2006.

Tampa Bay contrató los servicios de Joe Niekro para trabajar con el argentino. Tras un mes de trabajo constante y elogios por parte del ex-nudillista, este fue sorprendido por una aneurisma que le causó la muerte en octubre del 2006.

En su primera temporada en las menores fue utilizado como abridor, pero los Rays decidieron cambiar su rol a relevista donde ha tenido mayor éxito.

Es un caballito de trabajo. Su lanzamiento de nudillos madura cada vez más, su recta es más potente y esta temporada ha desarrollado una curva que deja colgado a los bateadores aumentando su capacidad de ponches.

Alfredo Venegas – Lanzador derecho
Clinton LumberKings – Seattle Mariners A

Guayaquil, Ecuador


Guayaquil es una de esas regiones beisboleras que muy pocos reconocen. Una ciudad donde el gusto por el béisbol se pierde entre la popular pasión por el fútbol. Sin embargo la práctica en sus diamantes ha sido constante al igual que sus intentos por demostrar su talento local. Se han firmado varios peloteros que han llegado a jugar en la Dominican o Venezuelan Summer League, incluso algunos que han jugado pelota independiente, pero sólo el lanzador Alfredo Venegas ha podido llegar a las menores en los Estados Unidos.

Aún mayor su hazaña para un nativo de su país al ser ascendido el año pasado al Tacoma Rainiers, la sucursal AAA de los Marineros.

Venegas comenzó jugando en el Club Deportivo Emelec, famoso por su equipo de fútbol en primera división, que cuenta también con categorías de béisbol de pequeñas ligas.

Fue recomendado por el periodista local Diego Arcos y Alfredo Molina, coach ecuatoriano de los Marineros de Seattle en la Venezuelan Summer League, y que mantiene una estrecha relación con la Federación Ecuatoriana de Béisbol en búsqueda de talento local.

Molina, quien actualmente labora con la organización de los Bravos de Atlanta, llevó a su país a Emilio Carrasquel coordinador de la Academia en Venezuela; y luego junto con los norteamericanos Mike Spiers, mánager de la Selección Nacional de Béisbol del Ecuador y el scout Curtis Wallace, finalmente firmaron al prospecto en julio del 2003 con 18 años de edad.

Venegas pasó 3 temporadas en la Summer League de Venezuela teniendo excelentes actuaciones. Los Mariners lo enviaron al equipo rookie en Arizona para el 2007 y terminó esa temporada en la sucursal de clase A avanzada.

Esta temporada ha jugado para los equipo de clase A media y avanzada acumulando marca de 3-5 con efectividad de 4.43 en 19 juegos, 12 de ellos como abridor.

Venegas tiene la velocidad en su brazo. Desde los 19 años su recta supera las 92 millas, pero durante el desarrollo de un juego su potencia disminuye. Su arma secreta es una curva en cambio alrededor de las 70 millas.

No hay comentarios: