Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 27 de abril de 2009

Omar Vizquel...42 años...21 como campo corto...y cero caries.

Omar Vizquel ha pasado la mitad de su vida en el campo corto.  Es el jugador con más juegos en la historia de la posición.  A sus 42 años el espíritu del futuro Salón de la Fama parece de novato.

Sólo 4 personas de 42 años de edad o más, tienen la suerte de levantarse todos los días para ponerse un uniforme de Grandes Ligas para entrar en acción.  Omar Vizquel es un de ellos.  Es el 4to jugador de mayor edad en las mayores detrás de Jamie Moyer, Randy Johnson y Tim Wakefield.  

Nadie en el mundo ha jugado más años ni juegos en el campo corto a nivel de Grandes Ligas.  La posición número 6 de este juego que estructuró Alexander Cartwright hace 164 años le pertenece a Omar Enrique Vizquel.

En su temporada 21 en las mayores Vizquel fue firmado por los Texas Rangers con una doble función: ser el suplente de los jugadores del cuadro y servir de mentor al campo corto venezolano Elvis Andrus, el prospecto de mayor cartel de la organización, quien a sus 20 años le fue otorgada la responsabilidad del día a día de la posición.

Con la frente en alto, la mayor disposición y la humildad que lo caracteriza, el veterano aceptó el reto y hoy quema sus inevitables últimos cartuchos.  La recta final de la carrera de un jugador de la talla de Vizquel tiene incluida la amargura del tiempo, pero también con la gloria de la retrospectiva.

Hoy 24 de abril, los Rangers juegan en Baltimore.  Es el día del cumpleaños 42 de Vizquel.  Después de almorzar y de regresar al hotel, llega al parque a las 3 de la tarde y se alista para ponerse encima su número 13.  Sus compañeros lo felicitan y recibe llamadas desde todas partes a su celular para felicitarlo por un año más.  En el clubhouse se toma su tiempo para conversar un rato y reflexionar sobre el lugar donde sus pies están.  Claro en el mejor de los estilos...

Leonte: ¡Qué fue viejito...Feliz Cumpleaños!

Omar: ¡Éeepale gracias bichito...ya son 42!

LL: ¿Chamo...cómo se siente tener 42 años y seguir en la lucha?

OV: La verdad que hoy me siento bien orgulloso de poder jugar todavía a esta edad.  Me siento en muy buenas condiciones físicas y para mi es un placer todavía poder venir al parque y ponerme mi uniforme y estar "ready".  Esto ya se ha convertido en una batalla contra mí mismo.  Yo soy un fiebrúo y adoro este juego y trabajo para derrotar al tiempo.  

LL: ¿Te imaginaste alguna vez que serías la persona que más ha jugado en el campo corto en el mundo? 

OV: ¡Ni en mis más remotos sueños!  Es algo increíble, es producto de la perseverancia.  Ahora me pregunto quien será el próximo, quién será ese que alguna vez supere todo esto que he logrado con tanto trabajo. 

LL:  Yo hoy te veo y me doy cuenta como el béisbol ha cambiado.  Hasta hace unos 20 o 30 años atrás el retiro de los jugadores estelares era como que muy anunciado, parecía que colgaban los spikes por una cuestión de honor.  Hoy en día los peloteros buscan estirar su permanencia en el juego de cualquier manera sin importar la condición.  Es famosa la frase de Luis Aparicio de "a mí sólo me dejan libre una sóla vez" ante la oferta de los Yankees tras el despido de Boston.  Me parece que ese "orgullo" ha quedado en el pasado, ¿no?

OV: Bueno era otra época, pero más que orgullo creo que son elecciones personales.  Hay quienes eligen decir "ya basta" y se van a sus casas, unos a disfrutar de sus familias, otros no saben ni que hacer, otros se quedan en algún rol en el juego.  Cuando Aparicio se retiró y decidió no seguir a pesar de tener una oferta tenía sus razones, pero yo lo veo como que yo tengo las mías para mantenerme en el juego y trabajo aún muy duro para eso.  A mí lo que más me gusta en el mundo es hacer esto, así que sea cual sea mi rol en el campo lo hago con la mayor disposición porque me hace feliz.

LL: Hablando de roles, ¿Cómo está tu alumno?

OV: Jejeje.  Elvis está bien.  Es un muchacho que trabaja muy fuerte, sabe escuchar y está chupando todo lo que ve y aprende día a día en el terreno y fuera de él para ponerlo en práctica.  Lo veo muy enfocado y para sus 20 años es muy maduro, además de tener unas condiciones físicas del carajo.

LL:  Yo sentiría presión de que me den el puesto de titular, teniéndote a tí en la banca.  Entiendo que no existe esa mala onda entre ustedes, pero ¿tú crees que él tenga algún tipo de presión encima?

OV:  Al contrario yo creo que el no tiene presión de nada por la misma razón de que es un chamo.  El ni sabe en lo que está metido.  Quizás para mitad de temporada comience a entender lo que significa ser el campo corto titular de un equipo y lo que es una temporada de 162 juegos.  El está ahí afuera disfrutando y pisando el cielo y la idea del equipo fue darle la posición para darle confianza en si mismo.  El hecho de que ten dejen ¨ser¨ te da confianza.

LL: Ajá pero tu has arrancado muy bien la temporada bateando de 14-6, ¿Está planteado que en el caso tal que de alguna forma  no rinda lo esperado esta temporada, teniendo un jugador caliente en el banco como tú, se inviertan los roles?

OV: No, eso no está planteado, ni es lo que yo busco.  Acá tenemos una meta que es su desarrollo y su confianza.  El es el campo corto titular del equipo y eso no va a cambiar.

LL:  Bueno y que me dices de ese arranque ofensivo, ¿Como que tu bate está reviviendo en la Liga Americana?

OV: Fíjate que eso ha sido producto del trabajo que hice en los entrenamientos con el coach de bateo Rudy Jaramillo.  Yo llegué con la mentalidad de que sería un jugador de reserva y de que tengo que estar listo para salir del banco como emergente en cualquier situación del juego y me enfoqué en mi bateo y está dando resultado poco a poco.  

LL: Bueno dicen que Jaramillo es un mago y parece que está haciendo magia contigo...

OV: ¿Me estás diciendo que soy malo bateando?

LL: Mmmmmmm ok! 

Ambos: Jajajaja

OV: No mira, lo que pasa es que Jaramillo es un fiebrúo de su técnica como instructor de bateo.  Es el mejor con que yo he trabajado.  El tiene una teoría del bateo que se basa en el balance del medio del cuerpo cuando haces el paso adelante para hacer el swing.  Es como un bailaito que te enseña y hace que todo el mundo lo aplique y te obliga a hacerlo.  Como todos lo hacemos, pues se contagia y estamos en lo mismo.  El tipo sabe lo que hace y es todo un profesional en su área.

LL: ¿Y eso es algo que después de 20 años en las mayores no sabías y de pronto viene alguien a cambiar tu swing?

OV: Recuerda que uno nunca debe parar de aprender.  

LL: ¿Qué más has aprendido en este nuevo rol?

OV: Bueno ahora veo cosas que antes no veía.  Aspectos del juego desde el dugout desde el punto de vista del mánager.  Tengo la oportunidad de ver y aprender de Ron (Washington) y eso me ha gustado mucho y estoy muy pegado a él viendo como se mueve el juego desde este ángulo.  Me doy cuenta de que en un futuro quiero ser mánager.

LL: ¿Y que tal el ambiente en el clubhouse?

OV: Es bien relajado.  Hay muy buenos chicos acá y buena vibra.  Yo me la paso con Elvis y con Andruw (Jones) pa´ arriba y pa´ abajo.

LL:  Omar...¡Elvis no puede ni comprarse una cerveza, ni entrar a un bar!

OV: Jejeje...es verdad porque aún no tiene la edad legal en este país, imagínate.  Pero como te dije es un chico bien centrado y los tres andamos bien sanos, cenamos, compartimos y hablamos mucho del juego.  Tu sabes como soy yo.

LL: ¿Qué vas a hacer esta noche para tu cumple?

OV: Tipo tranquilo...lo mismo de todas las noches: salir a cenar con los muchachos y prepararme para el día siguiente.

Es un día más en las Grandes Ligas.

1 comentario:

~PakKaramu~ dijo...

Pak Karamu reading your blog