Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 29 de agosto de 2010

El negocio del siglo: Cuando los fanáticos te construyen el estadio

El proyecto del nuevo parque de los Marlins parece beneficiar sólo al equipo quien "pone poco y gana mucho" mientras los impuestos de los contribuyentes levantan la mega-obra.

Una bomba explotó en Miami esta semana con respecto al controversial tema de la construcción del nuevo parque para los Marlins.

El portal de internet Deadspin.com reveló balances financieros oficiales aparentemente “robados” de la oficina de Major League Baseball. Las verdaderas ganancias de los Marlins, Piratas, Angels, Rangers y Marineros en las últimas 3 temporadas fueron reveladas, mostrando cifras muy superiores a las que públicamente han declarado.

Claro, en ningún momento se comparan las ganancias de los Piratas o los Marlins con las de los Yankees. No voy a profundizar en cifras y números que a nivel deportivo y social no interesan mucho.

En líneas generales, los equipos que ganan poco declaran abiertamente que su negocio es limitadamente rentable y que por eso tienen poco dinero para invertir en nómina para pelear competitivamente contra los equipos ricos. Pero lo cierto es que se hacen los pobres, haciéndose los pendejos.

La lucha del desbalance económico en las mayores no es un tema nuevo. Desde que las grandes corporaciones y capitalistas han entrado en el negocio del béisbol, es ya casi normal que los equipos que más gastan, más ganan. Pero para los equipos chicos el negocio parece ser perder para ganar.

Como en todo escenario de la empresa privada “todo se vale”. Lo que muchos llaman el “capitalismo salvaje” es sólo una lucha abierta contra la economía. Cada quien invierte, gana y pierde como quiera en su propia empresa y la venta y oferta de servicios está disponible para quien quiera comprarla o consumirla.

En el caso de los Florida Marlins, los medios en Miami han pasado los últimos días destrozando la credibilidad del dueño del club Jeffrey Loria y del presidente David Samson. Ambos se dieron a la tarea en el pasado de argumentar que las ganancias del club eran mínimas para poder otorgar contratos acordes con las estrellas de este club que resultó campeón en el 2003. Así dejaron ir a hombres como Carlos Delgado, Mike Lowell, Luis Castillo, Juan Pierre, Iván Rodríguez, Josh Beckett y Miguel Cabrera.

Ante tal descalabro la prensa y los fanáticos les criticaban duramente y estos se defendían con el argumento de obtener pocas ganancias en un mercado pequeño para el béisbol y que necesitaba de un estadio propio para poder levantar el negocio.

Efectivamente, las ganancias eran pocas comparadas con los Yankees, pero razonablemente altas como para poder poner un mejor equipo en el terreno e invertir en un nuevo parque sin pedir que el estado les regalara el 70% del costo del inmueble.

Pero el problema no es que el club no invierta más dinero en jugadores, tal y como fustigan los allegados al club en Miami. La usura viene con ese teatro de hacerse el pobre cuando se es rico, al mejor estilo de “El Capo”. Y mayor es el problema cuando una organización privada utiliza fondos públicos para su beneficio.

Los flautistas de Hamelin

Tal y como cuenta la famosa fábula, los Marlins deberían cambiar su nombre a los “Flautistas de Hamelin” por su capacidad de encantar y embobar a las autoridades del condado Miami-Dade.

Este equipo juega en un estadio de fútbol americano que alquilan anualmente a una empresa privada dueña del inmueble y que operan los Miami Dolphins de la NFL. No es un secreto que este es el peor estadio para béisbol en los Estados Unidos. Los Marlins estarían más cómodos jugando como local en el Alejandro Borges. La necesidad de un parque de béisbol es inminente.

Pero la moda es tener un parque moderno, majestuoso y lujoso. Los Marlins son un equipo “pobre” que quieren ser y vivir como “ricos”. Es aquí donde viene el problema, el no arroparse hasta donde llegue la cobija.

Aquí está el negocio del siglo:

1) Convences al estado de que te construya un parque de pelota.
2) Tu inviertes lo menos posible porque no tienes dinero.
3) Tu obtienes la mayor parte de las ganancias generadas.
4) Tus usuarios pagan precios como si vieras a los Yankees, pero ves a los Marlins.
5) Todos invierten más dinero y tú ganas más.

Este equipo amenazó al condado de Miami-Dade con mudarse de ciudad ante la necesidad de un nuevo parque. Estos se comieron el cuento de que otras ciudades estaban listas para construirles un nuevo estadio y que recibirían a los Marlins con brazos abiertos.

Las autoridades consideraron que negarle un estadio a un equipo pobre y batallador sería una decisión impopular entre los votantes. Construirle un “parquecito” a los “pobrecitos” Marlins, era una prioridad en la ciudad por encima de la inversión en educación, empleos, salud, agricultura o turismo. Más aún en el medio de una “terrible recesión económica”.

Así el condado aprobó el proyecto con un costo oficial de $515 millones, de los cuales los Marlins sólo ponen $155 millones. El resto corre por cuenta del condado Miami-Dade y de la Alcaldía de Miami.

El condado no contaba con esos recursos así que pidieron un préstamo de $409 millones de dólares a Merryl Lynch y a JP Morgan empresas que financiaron la cantidad por 40 años. Al final del plazo, el condado gastará $2.9 billones de dólares en pagos de bonos e intereses inflados.

Según los balances, los Marlins han tenido más de $100 millones de dólares en ganancias netas en las dos últimas temporadas, aparte de las ganancias personales de sus dueños y directivos. Entonces, ¿No es posible aportar más para la inversión más importante de su negocio?

Mientras tanto los Marlins disfrutarán de un parque nuevo, invirtiendo poco en la competitividad del club y maximizando sus ganancias que quizás superen los 2.9 billones en los próximos 40 años, una inversión redonda pagada con el dinero de los impuestos de los contribuyentes.

La súper inflación del béisbol

El béisbol profesional es un pasatiempo público para una comunidad, pero como toda industria privada no es gratis. Con el disparo injustificado de los astronómicos salarios de los peloteros los costos se hacen inalcanzables.

Ni el dueño del equipo puede construir un mega-parque porque no le alcanza, ni firmar a la máxima estrella, ni al fanático común le alcanza para asistir regularmente al parque, ni excederse en sus consumos en el parque. Es un círculo vicioso donde sólo gana el dueño y el jugador.

La situación en Miami debe ser un ejemplo para darse cuenta en el hueco donde la codicia en el deporte y la política pueden llevar. Un parque financiado por el estado es un beneficio para el empresario privado, pero de hacerse los contribuyentes también deberían tener beneficios que deben comenzar por un accesible costo de las entradas, así como los costos razonables de los consumos en las instalaciones.

De lo contrario, entonces, que la empresa privada asuma el costo total de la inversión, sin depender de la ayuda pública.

Mientras los costos de los contratos de los peloteros sigan en ascenso, como se proyecta esta tendencia, la economía del béisbol es una bomba de tiempo, que no sólo afecta a las Grandes Ligas sino que se expande a las Ligas Invernales, en lo que nos respecta.

Para la próxima temporada de la pelota venezolana se estima que varios serán los peloteros que superen los 70 millones de bolívares mensuales, así como los 6 mil dólares para jugadores y técnicos extranjeros. Los costos operativos de una franquicia profesional siguen en ascenso y quien termina pagándolos son los fanáticos.

Una solución sólida a este problema en las mayores es establecer un tope salarial, pero una férrea Asociación de Peloteros se opone.

Y antes de que sea muy tarde, en Venezuela tenemos tiempo de establecer una economía propia en nuestra pelota y reinvertir conjuntamente en nuevos escenarios para el disfrute público. Nada de socialismo, sólo con autogestión y honestidad pura es posible.

domingo, 22 de agosto de 2010

Lipso Nava: El gigante del bateo

Lipso Nava está en el camino a las Grandes Ligas como un experto del arte del bateo.  Tras su retiro como peltero se desempeña como coach de los San Francisco Giants en las Ligas Menores.

Golpear una pelota con consistencia a una velocidad superior a las 90 millas, o lograr descifrar el movimiento que tomará tras dejar la mano de un lanzador es realmente muy difícil. Entre todos los deportes, batear es el aspecto donde se necesita mayor habilidad. Unos lo consideran un arte, otros una cuestión de talento y práctica.

En cualquier caso, hay gente que posee esa coordinación “manos-vista” de forma natural. Uno de ellos es Lipso Nava.

Nava ha sido uno de los peloteros más emblemáticos en la historia del béisbol zuliano y favoritos de los fanáticos. Debutó en la Liga Venezolana con los Petroleros de Cabimas en 1991 y tras dos temporadas pasó a las Águilas y desde su llegada se convirtió en uno de los iconos criollos del club. Pasó 12 temporadas sudando la camiseta naranja en un equipo plagado de talento nativo que gestó una generación de éxitos. En el 2005 fue cambiado a los Tiburones de La Guaira y cumplió una pasantía con Cardenales de Lara. Finalizó su carrera como pelotero activo con Caribes de Anzoátegui tras 16 temporadas y casi 500 hits.

Antes del béisbol, Lipso se intereso por la educación. Su camino comenzó con una beca para estudiar y jugar en el Miami-Dade Community College. Tras aprender inglés y comenzar la carrera de educación física, los Seattle Mariners seleccionaron a Nava en el draft amateur de 1990 y le ofrecieron un bono de $18 mil dólares.

Firmado el pacto que lo convertía en pelotero profesional, comenzó un viaje de 7 temporadas por las ligas menores con Seattle, Boston y los Chicago Cubs que lo dejo a las puertas de las mayores.

Estando en triple A con el Iowa en 1997 faltó sólamente esa "llamada" para el Wrigley Field.

De los casos de jugadores venezolanos seleccionados en el draft universitario de los Estados Unidos, Lipso ha sido el criollo que mas lejos ha llegado. Todos los peloteros venezolanos que han llegado a las Grandes Ligas en la historia han sido firmados como agentes libres en Venezuela.

Periodo de transición

El béisbol lo llevó a México y a Taiwán, pero su bate oportuno y agresivo le dieron un nicho en la Liga del Atlántico. Tras 8 temporadas en el circuito, su ultimo club, el Newark Bears le dio la oportunidad de hacer la transición como técnico especializado en ofensiva. Simultáneamente hizo lo mismo con Caribes de Anzoátegui, quedándose como parte del cuerpo técnico.

En su primera temporada en el rol fue galardonado como "Coach del Año" en la Liga del Atlántico.

Su carácter, disciplina y talento para transmitir conocimientos lo llevaron a los Gigantes de San Francisco en el 2009. Actualmente esta en su segunda temporada como coach de bateo del Augusta GreenJackets, equipo clase A en la Liga del Sur-Atlántico.

San Francisco tiene uno de los sistemas de Ligas Menores con mayor cantidad de talento. Lipso ya ha sido mentor de algunas de las promesas del club. Día tras día trabaja de la mano de un viejo zorro del béisbol como Dave Machemer, veterano de las menores y las ligas invernales.

Aquellas calientes tardes de gloria y lluvias de cervezas causadas por el batazo clave del número 17 quedaron en el recuerdo de esa fanaticada delirante en Maracaibo. Aquellas victorias lideradas por la garra de Nava para el equipo cuyo uniforme era como la piel misma se han ido.

Hoy pasa sus tardes en el verdor de Augusta, Georgia, transmitiendo sus secretos a una nueva generación. Muchos de estos chicos recibirán, gracias a el, esa llamada que en su momento tanto esperó.

Pero que en un futuro llegará. Nava es un gigante en el mundo del béisbol...y no precisamente por el nombre en su uniforme.

LL: ¿Cómo te va en tu rol con los Gigantes?

LN: Para mi ha sido una gran oportunidad como técnico y esta organización me ha tratado muy bien. Trabajo con muchos muchachos cuya asignación a este equipo es su primera experiencia profesional, de tal forma que me toca enseñar la diferencia entre el bate de aluminio y la madera. Esta es una etapa clave porque prácticamente es comenzar a moldear a estos muchachos que creen dominar el juego por su experiencia en la universidad y se dan cuenta lo difícil que es la pelota profesional.

LL: Es interesante lo que dices de la transición de aluminio a madera. ¿Cuál es la diferencia más marcada?

LN: Bueno principalmente es la forma como le chocas la pelota y para eso hay que hacer un swing con mucha coordinación y armonía. Yo siempre le digo a los muchachos que con el aluminio "te puedes salir con la tuya", pero a la madera tienes que darle en el "sweet spot" o el punto clave para conectar bien y para eso hay que tener mucha coordinación de todos los movimientos y reflejos del swing. Eso es lo que se trabaja.

LL: ¿Te proyectas como un coach de bateo hacia las mayores o como mánager en las menores?

LN: Realmente lo que llegue primero. La meta siempre es estar en Grandes Ligas y uno trabaja enfocado en eso. Sin embargo estoy en una etapa de aprendizaje, junto a Dave Machemer. Observo mucho el manejo del pitcheo, del bullpen, como aguantar a un contrario, aspectos que yo no dominaba. Quisiera la oportunidad de dirigir en las menores y seguir aprendiendo del juego. Con Caribes, por ejemplo, he sido coach de banca y esta temporada seré coach de primera base, una nueva faceta. Yo estoy contento con tener nuevos roles porque se que me ayudarán a ser un técnico mas completo.

LL: Para esta venidera temporada en Venezuela están contratados no solo manager extranjeros sino también muchos coaches. ¿Qué opinas?

LN: Aunque le tengo mucho respeto a los técnicos de todos los países estoy en contra de que la Liga Venezolana contrate extranjeros por encima de los criollos. Venezuela tiene una cantidad de técnicos de primer nivel con organizaciones de Grandes Ligas que deberían tener prioridad, eso es parte del desarrollo de nuestro béisbol. Pero todavía a estas alturas los dueños buscan managers extranjeros en vez de darle oportunidad a más criollos de asumir esa responsabilidad.

LL: ¿Cuál es el balance que le das a tu carrera?

LN: Yo estoy muy contento con lo que hice como pelotero. Lamentablemente me faltó un golpe de suerte y quizás mas salud para poder llegar a las mayores y demostrar más, pero no me arrepiento de la forma como fue mi carrera porque siempre me entregué en el terreno, mi bate y mi guante siempre respondieron. Me retiré porque ya sentía que era hora y mis piernas estaban muy pesadas. Además me decepcioné un poco de estar buscando oportunidades cuando ya uno ha demostrado suficiente. Yo no quería dar tumbos por ahí.

LL: ¿Cuál es tu mejor recuerdo?

LN: Todos. Recuerdo con claridad mi primer hit, mi primer jonrón. Recuerdo especialmente las finales en Venezuela, el titulo con las Águilas en el 2000 y con Aragua cuando fui refuerzo.

LL: ¿Qué te dejaron 12 temporadas con Águilas del Zulia?

LN: Imagínate, me dejaron lo mas bonito que un pelotero puede tener que es el cariño y el respeto del público. Ese número 17 es mío, yo me lo gané con trabajo, cargándome al equipo para darle victorias a esa fiel fanaticada. Hoy disfruto de ese respeto cuando voy a Maracaibo cuando la gente me reconoce y me recuerda. Es especial por ser la tierra de uno. Ese es mi equipo y hoy tengo mucha información y conocimientos para brindarle.

LL: ¿Volverás a vestir el 17 naranja?

LN: Algún día. Algún día regresaré a mi tierra.

domingo, 15 de agosto de 2010

Cuando el "barrio" supera al talento

El lanzador venezolano Francisco Rodríguez se metió en problemas legales y familiares por golpear a su suegro en pleno parque de los Mets, su lugar de trabajo.

Malandros. Así se le dice en Venezuela a los que tienen conductas antisociales. A los que no respetan los derechos de los demás. A los estrafalarios de comportamientos inadecuados sin sentimientos de culpa, con la creencia de dominio sobre todo y todos.

Lamentablemente nuestro país se ha llenado de este tipo de gente. Es como un cáncer que ha hecho metástasis en las fibras de lo que fue una sociedad educada, decente y de buenas intenciones.

Incluso los tenemos para exportar.

Esta semana el lanzador de los Mets de Nueva York, Francisco Rodríguez, termino un partido ante los Colorado Rockies, se cambió de ropa en el clubhouse del equipo y salió por el túnel de servicio del Citi Field.

Al llegar al salón de espera de los familiares y amigos, un lugar lleno de esposas, novias y allegados de los peloteros de ambos equipos, "K-Rod" comenzó a lanzar improperios hacia su pareja Daian, la madre de sus morochitos de 11 meses.

Rodríguez se había mostrado molesto por no haber sido llamado al montículo en la derrota de los Mets 6-2.

Ahí estaba el padre de la muchacha. Carlos Peña, de 53 años de edad quien confronto al cerrador de 28 años con el fin de frenar su actitud agresiva en público e imponer respeto para su hija y su entorno. Versiones del hecho aseveran que el Sr. Peña le pidió calmarse y que por esa "inmadurez" fue que no le dieron la bola esa noche.

A cambio recibió una "retreta" de golpes en la cara y retruques contra una pared.

Al dejar indefenso a su víctima, el "Kid" tomo su Lamborghini blanco y casi al salir del parque un empleado del club llamo a la policía del estadio e hicieron regresar al lanzador, quien inmediatamente fue esposado y llevado a un comando policial de Queens.

El líder de salvados en una temporada no pudo salvarse a el mismo esa noche. Durmió en prisión por violencia y asalto. Pago una fianza de 5 mil dólares y perdió dos días de salario (alrededor de 130 mil dólares) tras la inmediata suspensión por parte de la organización.

Este fin de semana tuvo que dormir en un hotel pues la Juez del caso ordeno mantenerlo alejado de su familia por un tiempo prudente.

K-Rod, aceptó la terapia de moda: el control de ira (en inglés: anger management).

Y es que no es nuevo que los peloteros venezolanos estén metidos en estos incidentes donde la moral y las buenas costumbres brillan por su ausencia. No es que por ser peloteros deben ser "ejemplos de juventudes" como dice la vieja y trillada frase, pero al menos hoy es día se espera de ellos conciencia y humildad por su investidura.

No es que tienen que darnos un buen ejemplo, pero tampoco es para que den el malo.

Es preferible que tengamos ciudadanos de Grandes Ligas antes que peloteros de grandes ligas de conductas marginales.

Hoy en día los casos de violencia doméstica son cada vez más comunes, aguantados en silencio por mujeres ambiciosas cegadas por el dinero y la fama temporal de estos muchachitos con dinero repentino y poca seriedad profesional.

Casos como Miguel Cabrera, Alberto Callaspo y Alcides Escobar son solo algunos que se ventilan a la luz pública.

La ganas de controlar el "todo" al antojo ha sido la marca de muchos peloteros desde Ugueth Urbina hasta Carlos Zambrano, donde el espíritu de superación y constancia ha sido su boleto de salida del "barrio", pero la actitud "barriática" tiende a regresarlos, dejando atrás un mundo de posibilidades y una fervorosa cantidad de seguidores con una profunda decepción.

Descomposición Social

Pudiéramos hacer un simposio sobre la correlación de las conductas malandrísticas de ciertos peloteros venezolanos y la pérdida general de valores en la sociedad.

Estaríamos de acuerdo que en un país que sufre progresivamente de divisiones políticas, impunidad, machismo, fracturas familiares, pobre educación y falta de respeto a las leyes, mas son los casos de deportistas que se creen los "reyes del mundo", gracias a los jugosos contratos que obtienen por su talento.

Pero estos individuos se enfrentan al choque cultural en nuevos entornos en un mundo que gracias a la globalización tiende a ser más sencillo, orientado a la transparencia, accesibilidad y simpleza.

Para conversar sobre esto no necesitaba a un sociólogo, sino al "decano" de mi área de trabajo pues no solo recuerda la historia, sino que la vivió: Juan Vené.

Como de costumbre, Juan se encontraba esa noche en Citi Field, observando un partido más de los Mets desde el palco de prensa a sólo minutos de su hogar.

LL: Juan, ¿Qué piensas de estos arranques de ira?

JV: Mira Leo, esto es algo que cada vez se está volviendo más común por la falta de valores familiares de estos muchachos que tienen mucho dinero y mucho tiempo libre. Después que crecieron sin ni siquiera tener para comprarse unas alpargatas, les dan un contrato de 13 millones de dólares, como los Mets a Rodriguez, y ...se vuelven locos!!! Imagínate, yo también me volviera loco con tanto billete!! Imagínate este tipo de muchachos como Rodriguez ha crecido lleno de problemas y sigue teniendo problemas. Son de los que andan con 17 mujeres y 15 están embarazadas. Yo con una tengo bastante ya! Pero el problema viene cuando crees que puedes pasar por encima de todo el mundo, porque tú te llamas fulano de tal y es donde se les complican las cosas, porque siempre hay límites que respetar y ellos no los ven.

LL: En el caso de Rodriguez, ¿Qué repercusiones le puede traer? ¿Tú crees que los Mets vayan a salir de su cerrador estrella, o al menos no ejercer la opción después de su contrato?

JV: Bueno yo creo que sus días aquí en Queens están contados. No es el primer problema de conducta, pero este es el más grave porque armo todo un show en su lugar de trabajo, que es el parque, y le falto el respeto a la institución y eso es delicado. Los Mets no están contentos con la actitud de Rodriguez y su actuación no balancea la percepción. Es más, aquí se estaba cocinando un cambio para dar en paquete a Rodriguez, Oliver Pérez y Carlos Beltrán al equipo que quisiera por un poco de prospectos. Nadie parece que quiere ese paquete chileno, por los momentos. Como está este equipo, estas actitudes no caben en un futuro más tranquilo y efectivo que es lo que se busca aquí.

LL: Que tú recuerdes, ¿Quién fue el primer pelotero venezolano que presento estas actitudes?

JV: Bueno tu sabes muy bien que el primer pelotero venezolano malandro en las Grandes Ligas con esas actitudes, esas ínfulas y consecuencias fue Ugueth Urbina y mira donde terminó...

LL: La carrera de Julio Machado terminó por esas actitudes también...

JV: Pero es que Julio es un tipo chévere, lo que lo afecto fue una borrachera y el hecho de estar armado. Fíjate que en Julio no había esa actitud porque había humildad. Pero el problema de estos muchachos como Rodriguez, Carlos Zambrano, Urbina y otros es que creen que están por encima de todo y que por ser quienes son pueden hacer lo que quieran. Es la conducta y la ley del barrio. No hay valores de familia. Fíjate la diferencia con otros peloteros con una formación de familia como Johan Santana, Armando Galarraga o el mismo Carlos González, son muchachos centrados en su trabajo que saben lo que está en juego y la conducta que deben tener.

LL: ¿Entre los peloteros "viejos" se dio alguna vez algo así?

JV: No nunca. Era impensable! Esos muchachos llegaban acá y adquirían la elegancia del estatua de ser un grandeliga, y además venían con una educación familiar. Cesar Tovar no aprobó ni el tercer grado, nunca más estudio y era un caballero dentro y fuera del terreno y se gano el respeto de muchos en las mayores por su actitud. La elegancia de Aparicio, de Carrasquel, de Enzo Hernández eran conductas dignas de admirar.

LL: Los equipos de Grandes Ligas gastan millones en clases de inglés, compostura, buenas costumbres en estos muchachos en Latinoamérica desde que los firman, pero a algunos realmente no les entra el mensaje de la compostura que como deportistas y figuras públicas deberían tener. ¿Que se hace con estos casos?

JV: Es que ni porque los obliguen van a cambiar. Quienes tienen esas conductas adquiridas en los barrios con mas necesidades y donde el más bravo se impone, las conservan incluso a este nivel y las refuerzan con la fama y el dinero. Pero las carreras de estos terminan prematuramente y siempre queda lo que fue por un momento o lo que pudo ser.

domingo, 1 de agosto de 2010

Ganadores y perdedores en el plazo de cambios

El zurdo Roy Oswalt se une a Roy Halladay en la rotación de los Phillies para conformar una rotación que proyecta alcanzar la Serie Mundial.

¡Y llegó la hora cero! Ayer sábado a las 4 de la tarde (hora del este de los EE.UU.) se cumplió el plazo para los cambios abiertos en el béisbol, trayendo movimientos sorpresa que podrían cambiar el rumbo de la segunda mitad de la temporada para los equipos que buscan meterse en la postemporada.

De aquí al 31 de agosto los cambios que se realicen deber ser por la vía del mecanismo conocido como "waivers", con el fin de que las nuevas adquisiciones sean elegibles para participar en los playoffs.

Revisemos algunos de los cambios más importantes de las últimas semanas y su impacto en las próximas. Como en todas las transacciones en el deporte siempre se busca un ganador, pero esto en realidad es muy difícil de definir en un plazo tan corto sin conocer el impacto a largo plazo de estos giros del destino.

Pero bueno, al menos hagamos un intento razonable. No digamos quien ganó, sino más bien...¿Quién tiene la ventaja?...Por ahora...

Texas recibe al receptor Bengie Molina.
San Francisco recibe a los lanzadores Chris Ray y Michael Main.

Los Gigantes confían mucho en su sistema de ligas menores y en el desarrollo de sus prospectos y buscaron salir del veterano receptor Bengie Molina mientras aún tenga un valor en el mercado para darle paso a su prospecto Buster Posey, y adquieren a dos lanzadores de ligas menores, entre los cuales está Main, la primera selección de Texas en el draft 2007. Posey ha jugado más en la inicial esta temporada y batea .355 en 53 juegos, pero ya debe hacer su paso a la receptoría y Pablo Sandoval a la inicial. Texas recibe al veterano Molina buscando veteranía y ofensiva, pero parece que los mejores días del boricua han pasado con un promedio que busca mantenerse sobre apenas sobre los .200.
Ventaja: San Francisco

Texas recibe a los lanzadores Cliff Lee, Mark Lowe y dinero en compensación.
Seattle recibe al inicialista Justin Smoak, los lanzadores Blake Beavan y Josh Lueke y el infielder Matt Lawson.

Fue un error de Rubén Amaro Jr. salir de Cliff Lee el pasado diciembre tras ayudar a los Phillies a ganar la Liga Nacional. Lee terminó en Seattle y también estos lo dejaron ir. La lógica detrás de no tener a este "as" en un equipo es sacarle provecho en un cambio pues su buena actuación no será realmente aprovechada por el equipo. De ahí el error de Amaro. Para Seattle tiene lógica porque es un equipo en reconstrucción, aunque les costará conseguir nuevamente un lanzador a la altura de Félix Hernández. Texas adquiere una pieza que puede jugar un papel vital para su pase a la postemporada. Este hombre lo hizo el año pasado con los Phillies, lo ha hecho con Cleveland y lo hará con Texas.
Ventaja: Texas.

Atlanta recibe al campo corto Alex González, el lanzador Tim Collins y el infielder Tyler Pastornicky.
Toronto recibe al campo corto Yunel Escobar y al lanzador Jo-Jo Reyes.

Los Braves se cansaron de aguantar las malcriadeces del cubano Yunel Escobar cuando este pasaba por un slump y decidieron que ya era hora de cambiar su rumbo, así que buscaron un campo corto de similares características y consiguieron al veterano Alex González, quien era una pieza valiosa para los Blue Jays. Atlanta adquiere la presencia y garra de González en el camino hacia la postemporada donde este hombre ha probado ser muy valioso y Toronto espera que el ritmo de Escobar regrese y que sea su campo corto por los próximos años. La longevidad del criollo con Atlanta será de máximo 3 años, pero su impacto podría ser inmediato. Toronto recibe también a un lanzador listo para las mayores, pero que a corto plazo no tendrá repercusión.
Ventaja: Atlanta

Los Angeles Angels reciben al lanzador Dan Haren.
Arizona recibe a los lanzadores Joe Saunders, Pat Corbin y Rafael Rodríguez.

Mientras Texas adquirió a Cliff Lee, los Angels no se podían cruzar de brazos en la lucha por la división, así que se metieron en los servicios de Haren, quien ya conoce bien la división tras sus años con los Atléticos. Así los Angels fortalecen la rotación.
Ventaja: Los Angeles

Detroit recibe al infielder Jhonny Peralta
Cleveland recibe al lanzador Giovanni Soto.

Detroit cubrirá el vacío de la lesión de Brandon Inge y Carlos Guillén con un jugador que en el 2005 bateó .290 y conectó 24 HR. Cleveland se cansó de la inconsistencia de Peralta y de su abultado contrato, de quien pensaban alguna vez que sería la bujía del club y salieron de él por un lanzador de clase A. Peralta salió de la tribu por la puerta trasera, pero podría ser un despertar en su carrera. Un veterano de 8 temporadas, a pesar de sus altibajos, no es para darlo sólo por un chico sin experiencia. Fallaron en no pedir más.
Ventaja: Detroit

Los Angeles Angels reciben a Alberto Callaspo
Kansas City recibe a los lanzadores Will Smith y Sean O´Sullivan

Callaspo nuevamente es cambiado de organización, pero esta vez no por discusiones de pagos, ni por problemas de conducta. Ahora los Angels necesitan su bate y Kansas City tiene con qué cubrir su vacío en las ligas menores. Los Angels reciben un bate sólido, y con un salario muy bajo, que tienen la oportunidad de brillar en un mercado grande. Si realmente es un bateador de .300 en todos los ámbitos es la hora para Callaspo de que su bate hable por él mismo. Kansas City quizás se conformó con poco.
Ventaja: Los Angeles

Los Angeles Dodgers reciben al jardinero Scott Podsednik
Kansas City recibe al receptor Lucas May y el lanzador Elisaúl Pimentel

Si Kansas City tenía alguna pequeña aspiración al principio de la temporada, la perdió por completo dando a Podsednik quien es un versátil jardinero que promedia .300 puntos proporciona defensiva y velocidad. Los Dodgers, aunque lejos, ganan con Podsednik, al menos a corto plazo.
Ventaja: Dodgers

San Diego recibe al infielder Miguel Tejada y dinero en compensación.
Baltimore recibe al lanzador Wynn Pelzer.

Qué se puede decir cuando aparte de recibir a Miguel Tejada, aunque con 36 años, recibes dinero en compensación para pagar su salario. Es el negocio redondo para los Padres y una estupidez para los Orioles quienes apenas reciben a un lanzador de 24 años que no ha pasado de doble A. ¿Es eso lo mejor que pudieron encontrar? San Diego lucha por la división y ahora su campo corto es Miguel Tejada, quien pasó del peor equipo del béisbol, al primer lugar.
Ventaja: San Diego

Texas recibe al infielder Jorge Cantú.
Florida recibe a los lanzadores Evan Reed y Omar Poveda

El mexicano Cantú tomó un segundo aire con los Marlins y los Marlins un segundo aire con Cantú. Probó ser un hombre efectivo con este equipo y parecía una pieza importante en su reconstrucción. Por él reciben al venezolano Poveda quien está en recuperación de una cirugía Tommy John y a Evan Reed, un relevista de doble A. Los Marlins reciben poco. Texas suma un bate valioso a su lineup y un jugador local. Un día después de este cambio Texas también recibió a Christian Guzman de los Nationals. Apuestan a la veteranía.
Ventaja: Texas

Minnesota recibe al lanzador Matt Capps
Washington recibe al receptor Wilson Ramos y al lanzador Joe Testa.

Era de esperarse un cambio para Wilson Ramos con la presencia de Joe Mauer en los Twins. Washington fue el mejor postor entregando a su cerrador Matt Capps, posición que pueden llenar con facilidad, y reciben a su potencial catcher de todos los días para el 2011. Washington se arma poco a poco con sus prospectos y podrían ser una sorpresa la próxima temporada. Ramos entra a una organización por la puerta grande y con todo a su favor. Minnesota suma a un cerrador estrella en su lucha por la división.
Ventaja: Washington

Philadelphia recibe al lanzador Roy Oswalt
Houston recibe al lanzador J.A. Happ, el campo corto Jonathan Villar y el jardinero Anthony Gose.

Para enmendar el error del cambio de Cliff Lee, los Phillies necesitaban traer a otro lanzador sólido a su rotación. Para obtener a Roy Halladay no era "necesario" salir de Lee el pasado diciembre, además de que sus ligas menores tienen sobrado talento. Oswalt aceptó salir de Houston para un club con chance de ganar la Serie Mundial y su combinación con Halladay será una especie de "Schilling-Johnson". Houston recibió poco, así que el crédito es para Rubén Amaro Jr.
Ventaja: Phillies

Los Yankees reciben al jardinero Lance Berkman
Houston recibe al lanzador Mark Melancon y al infielder Jimmy Paredes.

Otro cambio de mucho por poco. Los números muestran que los mejores años de Berkman han pasado, pero es un veterano con 326 HR en su carrera que será el nuevo designado de los Yankees, quienes también adquirieron de Cleveland a Austin Kearns para reforzar sus jardines y banca. Con una ofensiva fortalecida los Yankees piensan nuevamente en octubre y se salen con la suya al dar poco. Houston recibe a un relevista y un infielder de clase A, cuando hay jugadores en triple A y doble A que pueden jugar en las mayores, sólo que tienen muchas barreras con los Yankees. Hubiese ganado más Houston con dos cajas de bates.
Ventaja: Yankees