Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 30 de noviembre de 2008

E-Mail público de Agui a Darío Rivera Jr.

Insólito...¨Agui¨ la mascota de las Águilas del Zulia de la Liga Venezolana, recibió una suspensión de 10 juegos por parte de la Liga tras ser expulsado del partido por el umpire Darío Rivero Jr.


Viernes 28 de noviembre de 2008.

Para: Darío Rivero Jr. (driverojr@lvbp.com)

De: Agui (Agui@aguilas.com)

Asunto: Seguimos siendo panas.


Estimado Darío:

Te escribo desde mi exilio temporal tras conocer la noticia de que la Liga Venezolana de Béisbol oficialmente me ha suspendido por 10 juegos de mis labores al frente de la animación del equipo y el deleite de los fanáticos.

La razón de este castigo, según me han dicho, es porque mis payasadas pudieron originar una situación peligrosa por parte de los fanáticos.

Obviamente, cuando me expulsaste del juego eras la única persona en el estadio a la cual no le parecía gracioso que yo estuviese haciendo de ¨ciego¨ refiriéndome a tu inconsistente zona del plato.

Pa ´que sepais, yo sólo estaba haciendo de Stevie Wonder con mis lentes oscuros, pero te lo tomaste personal. Si creiste que de verdad era una burla hacia tu persona, fue porque te diste cuenta que cometes un error en la consistencia al momento de cantar bolas y strikes. El que se rasca, es porque le pica.

Y no es la primera vez que sucede esto. Yo creo que tu entiendes que en esta liga, tanto los jugadores, mánagers, coaches, mascotas y fanáticos piensan que tu zona de strike no está claramente definida.

Tu eres famoso por cantar un strike como bola, y una bola como strike. Eres famoso en esta liga por botar del juego a jugadores que reclaman con propiedad y que se ¨hartan¨ de que por una errónea decisión arbitral, el resultado del juego sea otro, tal y como pasó ese día que no sólo me botaste a mi, sino también a Eduardo y a Totten. Eso ha roto nuestra concentración.

Imáginate, si los 3 reclamamos, somos mayoría. Deberías dar tu brazo a torcer y aceptar de que en realidad la regaste, te equivocaste, fallaste.

En el béisbol es normal que un umpire se equivoque, y para tu tranquilidad han habido grandes casos de malas decisiones. Ustedes son humanos y se pueden equivocar, pero el buen umpire es aquel que entiende donde fue el error y trata de no cometerlo de nuevo.

Bob Davidson, por ejemplo, fue aquel fenómeno que cantó foul el jonrón de Mario Valenzuela contra Roger Clemens en el Clásico Mundial de Béisbol. Dicen las malas lenguas que el tipo no podía aguantar que los mexicanos eliminaran a los gringos, pero que al final igualmente se impuso México para eliminarlos del torneo.

Pero en tu caso amigo Darío, y sin que me quede nada por dentro, mi expulsión, y más allá, mi suspensión, es la decisión más ridícula que he visto en mi vida en un terreno de juego.

Fíjate que llame al papá de los helados en estos menesteres: el Philly Phanatic.

Ese loco se ha metido con todo el mundo y ha animado el estadio en Filadelfia por más de 30 años y hasta está en el Salón de la Fama. Cuando le conté lo que pasó me dijo: ¨Pero eso es totalmente ilógico y en contra de las reglas del béisbol profesional, porque no pueden botar a un fanático del juego porque se meta con el umpire. Las mascotas somos un fanático más, sólo que no pagamos entrada¨.

Al escuchar estas palabras de mi querido amigo Philly, más me doy cuenta que tengo razón.

Recibí llamadas de solidaridad de mi primo el Aguilita, de las Águilas Cibaeñas, quien ha llegado a cocinar a un tigre frente a todo el mundo, y no por eso los fanáticos van a hervir a los Liceystas.

También el primo Lucho el Aguilucho, de los Águilas de Mexicali, me llamó desconcertado dándome la razón, porque en el Pacífico tampoco se ha visto algo así.

Quizás el problema acá es que yo estaba en el terreno de juego, pero en el Caribe a las mascotas se nos ha dado esa libertad . Pregúntate ¿Que hubiese pasado si yo hubiese hecho lo mismo desde las tribunas? ¿Es que acaso ibas a meterte a las sillas numeradas para botarme del estadio?

Esto es realmente patético. No eres ciego en cantar bolas y strikes, sino por no ver más allá.

Lo más ilógico de todo este asunto es que la Liga apoye tu informe, ratifique tu decisión y además tome una medida de suspensión, como si yo hubiese salido positivo en esteroides.

El presidente de la Liga, José Grasso Vecchio dijo: ¨La Liga está de acuerdo con que los equipos posean mascota, pero tienen que entender que son parte del espectáculo y están allí para distraer al público, no para incitarlo a molestar al árbitro o a los jugadores rivales".

¡Ahh bueno. Ahora quieren que me meta a monja!

¿Pero será posible que el eminente Dr. Vecchio no entiende que la reputación, el cariño y la fama que yo me he ganado a lo largo de mi trabajo con las Águilas, ha sido por burlarme de los contrarios y de los árbitros? No hay nada de malo en eso. Así es el béisbol venezolano.

O sea que un fanático si puede gritarle a Darío Rivera Jr. que es un ciego, un desgraciado y un mal árbitro, ¿Pero yo no? ¿Qué diferencia hay? Siento cortada mi libertad de expresión por parte de quienes más la buscan en este país.

Hermano, si usted tiene miedo en un terreno de juego por sus decisiones, de verdad...cómprese un perro. Así es el béisbol.

Si te pareció que me pasé de la raya, yo hubiese aceptado que me sacaran del terreno. Era más razonable que me mandaran a las tribunas para no interferir con el curso del juego.

Pero al botarme y suspenderme, tanto tú, como la Liga, están marcando un precedente de intolerancia. El próximo paso será sacar del estadio a quien te grite ciego, o malo; y eso mi amigo, va en contra de cualquier regla y mucho más allá de tus atribuciones y autoridad en un terreno de pelota.

No creas que con esta decisión te la estás dando de duro y te respetarán más. Al contrario, cada vez que pises un terreno, sobre todo en Maracaibo, caerá en ti el peso de los fanáticos, esos que me apoyan y me quieren tanto como yo a ellos.

Aquí no está planteado ni tirarte cosas, ni dañarte físicamente. Los zulianos no somos salvajes. Pero la presión mental estará ahí y tendrás que botar a todos los jugadores de los dos equipos quienes cuestionarán tus decisiones y quedarás sólo en el terreno.

Y dile a la Liga que tenga mucho cuidado. Recuerda que las mascotas somos un fanático más, y lo que me han hecho injustamente, es como si se lo hicieran a los fanáticos de Maracaibo. Imagínate la tragedia que sería si le dicen a los fanáticos que están suspendidos por 10 juegos. ¿Qué pasaría?

Darío, yo las he visto más feas y se han casado. Yo quiero pasar la página. No creas que por esto te guardo rencor, ni creo que eres el peor umpire. Creo que como todos los árbitros tratas de hacer tu mejor trabajo para ejecutar un juego limpio.

Pero si te voy a decir algo en criollo mi lindo…cuando ya pueda regresar a trabajar y vengais pa´cá otra vez, me voy a poner a llorar con una faldita y unas colitas, porque después de todo esto me doy cuenta que en realidad no sois un ciego, sino una niña malcriada.

Seguimos siendo panas…Agui.

domingo, 23 de noviembre de 2008

¿Laterales socialistas o demócratas?

Los venezolanos eligirán este domingo a sus autoridades locales con las opciones de continuar con el sistema revolucionario socialista, o regresar a un estado más demócrata.

Es difícil para los venezolanos pensar en el béisbol en otro día más de elecciones. Sin embargo este juego perfecto nos muestra sus similitudes con la realidad.

En más de una ocasión he sido crítico del sistema electoral del béisbol. Aún pienso que si los fanáticos se involucran y votan sin criterio, ese voto hace más daño al final que el no hacerlo.

En Juegos de Estrellas se han elegido a jugadores sólo porque han sido respaldados por una mayoría de fanáticos de un mercado grande, mientras que un jugador de un mercado más pequeño, que merece más ser elegido por su actuación, queda por fuera. Es realmente injusto.

La esencia del proceso electoral en el béisbol es exactamente la misma que la del proceso que se realiza para elegir a servidores de cargos públicos.

El votante debe informarse a través de los medios de comunicación, de todas las tendencias y agendas para formarse una conciencia propia, que le de el poder real para ejercer su derecho, y así darle el honor de servir, o jugar, a quien más se lo merece.

Igual que en el béisbol, no es votar por votar. Es entender quien tiene mejor temporada y por qué.

La única diferencia es que las estadísticas casi nunca mienten. El político si lo hace, buscando captar votos con gritos, amenazas e insultos que le den una imagen de implacable, en una época de la humanidad donde la flexibilidad debe imponerse ante la dureza.

El acto del voto responsable se produce únicamente en un sistema abiertamente democrático y pluralista. No existen términos medios, por más que algunos lo quieran inventar. No existen.

Venezuela nuevamente enfrenta un proceso electoral. Más allá de elegir las autoridades regionales que trabajan el día a día los problemas de las comunidades, el gobierno ha vuelto a plantear un juego con retórica de guerra, separación y medición ¨irreal¨ sobre las preferencias de un sistema de orden social.

Hoy quiero explicárselos en términos de pelota. En el Estadio Venezuela hay dos dugouts. Conozcamos los equipos y sus estrategias de juego.

Connie Mack dirigió a los Philadelphia Athletics durante 50 años, una actitud parecida a la del líder socialista venezolano, donde la figura autoritaria y su agenda se imponen sobre el individuo y su personalidad.

El Equipo Rojo (Los Philadelphia Athletics 1901-1954)

Este equipo está en el dugout de la tercera base. En criollo, son aquellos que votan por candidatos apegados al proceso.

Aquí, se supone, prefieren que los rumbos del país sean llevados por el camino del socialismo, un sistema que impone que el estado sea el ente regulador y controlador de todos los sectores, y el individuo, como tal, queda relegado ante la búsqueda de un ¨bien común¨ impuesto por el régimen.

El equipo rojo es como los Atléticos de Philadelphia, quienes jugaron durante 50 años bajo la imponente, terca e intraficable figura de su mánager Connie Mack, quien dirigió hasta los 88 años de edad.

Mack fue dueño del equipo, gerente general, mánager, vendedor de la publicidad, narrador de los juegos, imagen del equipo y novio de la madrina. Hasta el estadio llevaba su nombre.

Llegó incluso a colocar en el terreno a su propio hijo que no le podía pegar a la bola ni con la puerta de una iglesia, pero que tomó más turnos en Grandes Ligas que Leonel Carrión. Incluso, le llegó a dar las riendas del equipo en dos ocasiones.

Este club rojo rojito, es el que pone a tocar la bola a su cuarto bate con hombre en primera, bajo la premisa de avanzar al corredor por el bien común, aún cuando este bateador promedie .300 ante tal lanzador.

Acá un pitcher no puede hacer un lanzamiento sin consultar antes al dugout. No puede sentir confianza en sí mismo. Está prohibido ejecutar una jugada por iniciativa propia.

Este el equipo donde el jugador que entrena fuerte y batea .300 en la temporada, gana el mismo salario que el cargador de bates.

Los jugadores viven en la residencia del equipo. No tienen agua caliente porque eso es un lujo. Duermen en literas, comen sólo lo que les dan, usan todos el mismo guante y los mismos implementos.

Cualquier aspiración personal es inaceptable. No se puede pensar en una meta individual, sino colectiva. La satisfacción personal no existe si no está acompañada de la felicidad de todos.

Los Philadelphia Athletics con Mack al frente ganaron 5 Series Mundiales en 50 años, lo que para Mack era motivo de orgullo. Sin embargo, el crédito de las victorias se lo llevó él, a pesar de haber contado con grandes estrellas.

Pocos jugadores bajo el régimen de Mack fueron recompensados por sus esfuerzos. Al contrario, cuando tuvo problemas económicos fueron vendidos al mejor postor; así como vendió el equipo al ser insostenible de esa forma en 1954.

El lema de este equipo es: ¨Todos nacemos con 2 strikes en contra, no tomes el tercero por ti mismo¨ (Connie Mack).


Babe Ruth personifica el desarrollo individual dentro de una organización como los Yankees, donde sus jugadores han alcanzado los más altos niveles del exito personal y colectivo.

El Equipo Azul (Los New York Yankees 1903- presente)

Por el lado de la primera base está el equipo azul, esos que votan por los candidatos opositores.

Este grupo que se inclina a vivir en un lugar más democrático, donde el individuo se vale por si mismo y controla su propio destino. El estado cumple sólo un papel de proveer seguridad social, derechos humanos y algunos servicios. El libre albedrío y las decisiones personales se imponen en este dugout.

A este equipo lo comparo con los New York Yankees.

Acá se deben seguir las reglas del equipo y del juego, las cuales son iguales para todos. A diferencia del equipo rojo, el jugador es lo más importante y el talento y esfuerzo de cada uno, en conjunto, hará que el equipo obtenga victorias.

En este equipo el mánager es sólo la persona que guía al grupo de jugadores, que han sido estimulados con buenos contratos por su talento.

Esta organización confía en cada jugador y permite que cada uno se desarrolle por sí mismo a través los beneficios de su sistema de ligas menores. Como resultado, cuando el pelotero llegue al tope de sus condiciones, podrá colaborar a la causa, obtener beneficios y sentir orgullo por vestir el uniforme de rayas.

La táctica de juego es ganar por el talento. Si el cuarto bateador está en turno y tiene corredor en primera sin outs en una novena entrada, perdiendo por una carrera, el mánager no le va a pedir un toque, sino que lo dejará todo a su criterio.

Si el resultado es un cuadrangular, hará delirar a los millones de seguidores del equipo por la victoria, y ganará un lugar en la historia por su hazaña. Si falla, pues esa oportunidad la tendrá otro.

En este club, cada quien recibe el reconocimiento que merece, vive donde más le agrade, come lo que se le antoje, entrena a su ritmo, es recompensado económicamente de acuerdo a su rendimiento y planifica su futuro como mejor le parezca de acuerdo a su personalidad buscando la mayor felicidad posible.

Los Yankees han ganado 26 títulos, siendo el equipo deportivo más ganador del continente. Bajo esta filosofía son la organización más exitosa del deporte en el planeta.

El lema de este equipo es: ¨Gracias al buen Señor por haberme hecho un Yankee¨ (Joe DiMaggio)

¿Casualidad?

Cuando usted piensa en los Atléticos de Philadelphia, piensa automáticamente en Connie Mack. Nunca se le vienen a la cabeza los nombres de sus mejores jugadores.

Cuando usted piensa en los Yankees, automáticamente aparecerán las siguientes palabras en su cerebro: Ruth, Gehrig, DiMaggio, Berra y Jeter. Piensa en el individuo ¿No le parece raro?

Ahora corra al Estadio Venezuela, compre su boleto y decida usted en cual de las dos tribunas laterales se quiere sentar: ¿La socialista del equipo que dirigió sólo un hombre y terminó quebrado, o la demócrata del club que desarrolló la carrera de tantos individuos, ha sumado la mayor cantidad de títulos y sigue vigente?

La elección de su asiento en el parque es sólo suya. Al igual que su conciencia.

domingo, 16 de noviembre de 2008

¿Cuál es la mejor de las Ligas Invernales?

Las Ligas Invernales se han convertido en una especie de "Súper Liga" de béisbol en el Caribe que atrae tanta o más atención que las Grandes Ligas en sus respectivos mercados.


En el medio de la temporada de béisbol invernal siempre surgen las comparaciones entre los fanáticos y quienes las cubrimos.

Hay discusiones sabrosas como: ¿Qué liga tiene mejor nivel? ¿Cuál está mejor organizada? ¿Cuál tiene mejor ambiente en sus parques? ¿Cuál tiene más apoyo por parte de los fanáticos? ¿Cuál tiene mejores jugadores importados? y en general... ¿Cuál es la mejor?

Hoy quiero darles una breve perspectiva comparativa de los 4 principales circuitos en la actualidad, destacando algunas de sus fortalezas y debilidades. Considérenlo como un pequeño manual para guardar en la cartera y sacarlo cuando la discusión comience en el estadio, en el bar de la esquina o en la plaza pública. Saque usted sus conclusiones.

Venezuela lidera a los circuitos invernales en asistencia al parque de pelota.

Liga Venezolana:

8 equipos. Uno de ellos, Bravos de Margarita, esta en su segundo ano en su nueva sede y parece haber encontrado cierta estabilidad en este paraíso turístico. Actualmente se habla de expansión para tener 10 equipos.

Fortalezas:

Apoyo económico por parte del sector público y privado. La gran inversión publicitaria ha hecho que el béisbol sea un verdadero negocio para los equipos.

Los medios de comunicación, locales e internacionales, han maximizado su cobertura gracias al mejoramiento del nivel en el terreno de juego, por la acelerada producción de peloteros venezolano para las Grandes Ligas y su compromiso, incluyendo grandes estrellas, de participar gracias a la pasión que mantienen por sus equipos de origen, el trato de celebridad hacia ellos a nivel nacional y su buena remuneración.

La Liga Venezolana es la más grande en asistencia y cantidad de población que abarca asentándose como el deporte nacional.

La juventud tiene una actitud favorable hacia la liga y los precios son accesibles para este grupo demográfico. En Venezuela ir al juego es "chévere" para el ciudadano común y esto garantiza años de éxito por delante. Este desarrollo se produjo gracias a la aplicación de estrategias de mercadeo y servicios al fanático.

Según encuestas de la Liga, a un 76% de los venezolanos les gusta el béisbol y un 57% de los mayores de 18 años se consideran fanáticos de algún equipo. A pesar de la rivalidad Caracas - Magallanes, todos los equipos tienen una base sólida de fanáticos bien diferenciados.

Debilidades:

Con un circuito moderno y económicamente sano, los equipos siguen cayendo en la falta de atención a los detalles.

A estas alturas todavía hay estadios sin internet ni herramientas básicas para los medios.

Los dueños de los equipos no han comprendido que existe un negocio aún más grande en "la experiencia de ir al parque" que consiste en la calidad de los servicios prestados y su diferencia con el resto de la liga.

A pesar de que muchos de los estadios se han remodelado, es hora de pensar en la construcción de nuevos escenarios.

Dominicana exhibe un nivel de juego superior gracias a su cantidad de jugadores en las Grandes Ligas

Liga Dominicana:

6 equipos repartidos en los lugares con mayor cantidad de población del territorio dominicano. El asentamiento definitivo de los Gigantes en San Francisco de Macorís y la competitividad de este equipo ha consolidado el nivel de juego.

Fortalezas:

La cantidad de jugadores con experiencia de Grandes Ligas en el terreno. Dominicana supera anualmente la cantidad de 100 peloteros en las mayores y la mitad de ellos se mantiene jugando en el invierno.

Dominicana puede pelear con Japón (y poco a poco Venezuela va entrando esta competencia), en cuanto a cuál es la mejor liga de béisbol en nivel después de las Grandes Ligas.

Debilidades:

Los dueños de los equipos se concentran totalmente en el terreno de juego y olvidan que el negocio del béisbol moderno debe incluir al fanático.

La liga dominicana pide a gritos una estrategia de mercadeo sólida y una concentración en la venta de su imagen y atracción a sus fanáticos.

La asistencia sigue en descenso. El principal factor es el económico. Para ellos, ir al parque es un ¨lujo¨ por los precios de las entradas y los costos de los consumos. Los equipos no han querido ajustar sus precios al público a la realidad del dominicano común.

La rivalidad Águilas - Licey ha dañado la imagen de los 4 equipos restantes, marginando a los demás conjuntos a menores ingresos en publicidad y menor cobertura de medios.

La organización, facilidades, mercadeo y medios son el punto más fuerte que exhibe la Mex-Pac.

Liga Mexicana del Pacífico:

8 equipos distribuidos entres estados norteños de México (Sinaloa, Sonora y Baja California). La estabilidad ha caracterizado a este circuito que se ha concentrado en mantener viva la afición beisbolera de su región evitando que la influencia del fútbol los arrope con toda su maquinaria mediática.

Fortalezas:

Su organización y sus esfuerzos por hacer cada aspecto del negocio al estilo de las Grandes Ligas. Desde los servicios a los medios, las promociones para los fanáticos, el mercadeo de sus marcas y sus estrategias con patrocinantes. La Mex-Pac dicta cátedra en organización y sus dueños están en la misma pagina en este sentido.

No existe lugar en Latinoamérica con mejor ambiente para ver un juego de béisbol que el pacífico mexicano. Los servicios en el parque son impecables y ordenados, desde la venta de boletos, la variada y deliciosa comida, seguridad, salas sanitarias en buen estado, orden en las tribunas, tiendas de souvenirs de calidad y precios accesibles.

Buenos sueldos para los jugadores importados y para las estrellas criollas.

Debilidades:

Como México sigue siendo un limbo para los peloteros profesionales por su falta de afiliación con organizaciones de Grandes Ligas, la mayoría de los jugadores del circuito provienen de la Liga Mexicana de verano, cuyo nivel de juego está por debajo del que han alcanzado Dominicana y Venezuela.

Sin embargo, la Liga del Pacífico cuenta con la participación de los mexicanos en ligas menores y en parte de sus jugadores de Grandes Ligas.

Hay plazas interesadas en integrarse al circuito pero los dueños han sido muy cerrados en permitir una expansión. La liga da para integrar al menos a otros 2 equipos del norte de México.

Santurce está de regreso en los terrenos de Puerto Rico buscan atraer de nuevo a sus tradicionales seguidores.

Puerto Rico Baseball League:

La renaciente Puerto Rico Baseball League es un circuito de 6 equipos que tuvo que cerrar sus operaciones por un año ante la falta de apoyo económico y del público en la isla. Esta temporada han revivido al equipo de mayor tradición en el béisbol boricua, los Cangrejeros de Santurce, regresando la pelota profesional a la capital San Juan.

Fortalezas:

Operatividad y detalles con filosofía de Grandes Ligas. Como en todos los aspectos de la sociedad puertorriqueña, la influencia norteamericana está presente.

Atención a los detalles con modernos y seguros parques con buenos servicios para fanáticos y jugadores.

Nivel de juego estable. A pesar de que las estrellas puertorriqueñas en las mayores no participan, casi todos sus jugadores de ligas menores e independientes se han incorporado, al igual que muchos de Grandes Ligas, manteniendo una buena calidad en la pelota.

Todavía muchos peloteros norteamericanos tienen ¨miedo¨ de pasarse 3 o 4 meses en Venezuela, Dominicana o México; y Puerto Rico se termina llevando algún súper prospecto a su liga, por menos de lo que va a ganar en otro circuito, sólo porque el pelotero se siente más seguro en territorio americano.

Debilidades:

Los dueños de los equipos dejaron perder la confianza del público en la liga.

Para el ciudadano puertorriqueño, el béisbol profesional en Puerto Rico es un chiste. Los dueños no supieron aplicar un mercadeo apropiado hasta que el fanático se alejó del parque.

En una isla tan pequeña, con tantas actividades públicas y dinero limitado para gastar en ellas, el béisbol dejó de ser prioridad. El fanático boricua considera que el deporte es lo secundario cuando se asiste al parque, una mentalidad que deben cambiar.

Poco se ha avanzado en 2 semanas de la ¨nueva etapa¨ de la pelota de la isla del encanto. Parece que será un largo proceso para traer de vuelta a la gente al parque de pelota.

martes, 11 de noviembre de 2008

Eduardo Pérez en Béisbol Esta Noche Invernal

El mánager de las Águilas del Zulia conversa con nosotros sobre su nueva etapa, sus influencias y sus metas como técnico en el béisbol.




Reproducción de Béisbol Esta Noche Invernal. Domingo 9 de noviembre, 2008.

viernes, 7 de noviembre de 2008

¿Antidoping para los bates invernales?

El prospecto de los Brewers Brendan Katin ha sido la sensación de las Águilas del Zulia en las últimas 3 semanas con 10 jonrones, a sólo 1 de empatar la marca de la franquicia.

69 cuadrangulares ha conectado Brendan Katin en su carrera de 4 temporadas en el sistema de Ligas Menores de los Milwaukee Brewers. A esto sumémosle 13 que descargó durante 2 temporadas con los Hurricanes de la Universidad de Miami, con quienes fue a una Serie Mundial Universitaria.

En Venezuela, con las Águilas del Zulia lleva 10, al momento de escribir estas líneas.

Es decir que en los últimos 5 años acumula 92 jonrones entre bates de aluminio y madera. Números sumamente buenos para un jugador en proceso de desarrollo.

¨Soy un bateador de poder y me pudiera comparar en un futuro con Mark McGwire¨ dijo Katin en una entrevista para el sitio Brewerupdate.com. ¨Obviamente los números que puso McGwire son ridículos, pero me gustaría convertirme en un bateador del calibre de McGwire¨.

La producción de Katin lo coloca desde muy temprano en el camino del mítico récord de cuadrangulares de la pelota venezolana. Los 20 vuelacercas de Baudilio Díaz en la 1979-80 con los Leones del Caracas, han sido acariciados, pero nunca abrazados.

Díaz logró la cifra con 247 turnos consumidos, quebrando el antiguo récord de 19 en posesión de Bob Darwin desde la 72-73 cuando jugaba con Magallanes, quien a su vez, utilizó sólo 191 turnos legales.

Sólo 2 hombres han podido alcanzar 19 jonrones desde entonces: Cecil Fielder con los Cardenales de Lara en la 86-87, en 235 turnos; y Roberto Zambrano con los Tigres de Aragua en la 2001-02, con 209 apariciones al plato.

Los 10 jonrones de Katin han salido en sólo 67 turnos. Si lo comparamos con quien ha llegado a 19 en menos turnos, Bob Darwin, da como resultado una proyección de 29 cuadrangulares para esta temporada.

Y es poco se ha comentado en Venezuela sobre el desborde ofensivo en las primeras 4 semanas de la temporada.

Con un promedio de 19 juegos efectuados por cada equipo se han producido 833 carreras y 135 cuadrangulares. La efectividad del pitcheo en la liga es de 4.54, lo que muestra la amplia superioridad ofensiva en esta campaña.

Para que se den una idea, vamos a comparar con la campaña pasada. Tras 63 juegos de ronda eliminatoria hubo una producción de 2187 carreras con 317 jonrones.

Si proyectamos los mismos 63 juegos para este año, tomando en cuenta las cifras actuales, nos encaminamos a una temporada con 2762 carreras producidas y 447 vuelacercas. Es decir, se proyecta un aumento del 26% en las carreras producidas y un 41% más de poder.

Pero en la nueva era ¨post-esteroides¨ ¿Son estos datos normales? ¿Es la bola la que sale más? ¿Los bates tienen corcho para que la bola rebote más duro? ¿Habrá que revisar cada bate?

La bola en Venezuela es la misma. Desde hace más de 10 años se utiliza la Wilson A1010 como pelota oficial de la liga, y no debe hacer ninguna diferencia.

En cuanto a esteroides, los jugadores ahora son sometidos a pruebas de rigurosas y un 98% de ellos están firmados por organizaciones de Grandes Ligas que hacen cumplir estas reglas.

Los ¨bates puyaos¨ son un riesgo, porque los jugadores saben que si se rompen el corcho lo ve hasta el vendedor de maní en el estadio. Pregúntenle a Sammy Sosa a ver si se atrevería a usarlo de nuevo. Ojo, es una posibilidad que no se debe cerrar.

Digamos que hay un agotamiento más marcado, en general, entre los lanzadores después de la campaña de verano; en comparación a los bateadores, quienes quizás están más frescos después de un par de semanas de descanso.

Pero los fanáticos no buscan explicación. Aunque el pitcheo es el dueño del juego, no cae nada mal ver un desborde ofensivo como el que muestran los Leones del Caracas y actuaciones descollantes como la de Brendan Katin. La opinión de muchos fanáticos es ¨si así llueve, que no escampe¨.


Mendy López, líder de HR en la Liga Dominicana ha puesto sus bates a la orden de cualquier revisión.

LA VERDADERA FERIA DEL BATAZO ESTÁ EN DOMINICANA

Pero si en Venezuela simplemente se han dedicado a disfrutar del poder y la producción ofensiva, en la Liga Dominicana buscan culpables y soluciones.

La sombra del bate del corcho está presente. ¿Habrá llegado también a los demás circuitos invernales?

En la temporada pasada los 6 equipos dominicanos jugaron un promedio de 48 partidos. En colectivo se anotaron 1124 carreras con 126 jonrones, mientras se veía un fuerte balance de estos números con el pitcheo, que globalmente tuvo una efectividad de 3.30.

Esta temporada solamente en 17 juegos por equipo, se han anotado 1006 carreras con 102 cuadrangulares. El promedio de carreras limpias permitidas de la liga es de 5.54.

¡En dominicana, por juego se están promediando más de 10 carreras!

La proyección supone que esta temporada se producirán 2840 carreras con 288 jonrones, un aumento del 153% en comparación al año pasado.

Mendy López, el líder en jonrones del torneo con 7, acecha la marca de 14 jonrones en una temporada compartida por Dick Stuart de las Águilas Cibaeñas en la 57-58 y Freddy García del Escogido en la 98-99.

El veterano utility de las Águilas ha puesto a disposición de la Liga sus bates para que sean revisados. ¨Para que no haya ninguna duda¨ dijo.

¿Será que las nuevas pruebas antidoping serán para los bates y las pelotas?

Laurentino Genao, representante de Rawlings en la isla, explicó el proceso de fabricación de la bola, mostró el interior de una pelota oficial partida por la mitad, y dio explicaciones públicas de que las características de la pelota hecha en China no han cambiado.

¨Rawlings certifica de manera clara que la calidad de las pelotas usadas en este torneo es la misma que se ha usado en los demás torneos, la misma lana, el mismo cuero, igual corcho y contextura” dijo Genao ante los medios locales.

Pero el escándalo en Quisqueya se ha ido a niveles superiores. Se conjetura que muchos jugadores podrían estar utilizando bates preparados con corcho.

“Esto no es asunto de lanzadores malos ni de pelota viva, el problema está en que los peloteros están usando bates preparados (corchos), los cuales tiene un mayor rebote al contacto con la pelota”, dijo esta semana el ex-grandeliga Ricardo Carty al diario dominicano El Nacional.

De igual forma, el colega Héctor J. Cruz del Listín Diario de Santo Domingo dice: ¨No me vengan con hipocresías de que hay mucha calidad en los bateadores porque esta liga está inundada de peloteros mediocres y tampoco con el otro cuento de que no hay buen pitcheo¨ opina sobre el desborde ofensivo.

Cruz enfatiza con seguridad: ¨En cuanto a mi respecta, y los informes “discrecionales” que poseo de gente de la liga, los bates alterados son el factor principal.¨


Jorge ¨Chato¨Vázquez de los Tomateros de Culiacán lidera la Mex-Pac con 7 vuelacercas.

PERO ESPEREN…¡EN EL PACÍFICO TAMBIÉN PASA LO MISMO!

La Liga Mexicana del Pacífico es una liga de bateadores.

No es un secreto que el nivel de los lanzadores de este circuito es un tanto inferior a los de Dominicana y Venezuela, sin embargo, también se encamina este año a quebrar marcas ofensivas colectivas.

La efectividad de los lanzadores del Pacífico el año pasado fue de 3.68, lo que para ellos representó una mejoría en el nivel de sus lanzadores por no terminar sobre los 4.00 puntos. En lo que va de campaña esta cifra se ubica en 4.29.

La producción en México fue de 2183 carreras en la 2007-08 con 410 jonrones en un promedio de 68 juegos por equipo.

Esta temporada suman 869 anotadas con 183 cuadrangulares en 23 juegos y la proyección marca números finales de 2569 carreras con 541 batazos para la calle.

La situación de la ofensiva en el Pacífico no es del todo anormal, como en Venezuela, o alarmante como en Dominicana; sin embargo, dicen por ahí que nada en esta vida es por casualidad.

Pero yo le doy un poco la razón al tercera base de los Leones del Escogido Tony Batista, y me identifico con su declaración, que ante la abultada producción en su país dijo: "Al jugador hay que darle puntos a su favor porque quienes ahora llevan más de un jonrón han dado más de 20, en Doble A, Triple A, en México, Corea y Grandes Ligas".

Brendan Katin, por ejemplo, es uno de ellos.

sábado, 1 de noviembre de 2008

¡Campeones...2 títulos en 126 temporadas!


Los Phillies lograron en el 2008 su primer título de Serie Mundial desde 1980.



Hace unos 4 años atrás en época de entrenamientos primaverales, me tocó cubrir a los Phillies en su casa invernal de Clearwater, Florida. A mi llegada al parque procedí a buscar mi respectiva credencial de trabajo y cuando me la entregaron me di cuenta que la credencial tenía el logotipo de los años 80 de los phillies, esa famosa “P” de color vinotinto.

Lo peor de todo era que decía: “Credencial de Medios – Campeones de la Serie Mundial 1980 Philadelphia Phillies”.

Yo pensé de una vez: “¡Pero que increíblemente patético es este equipo!...Todavía, a estas alturas se atreven a distribuir una credencial o algún tipo de material que hace alusión a su único título¨.

Imagínense ustedes que lleguen al estadio Luis Aparicio y el locutor interno diga: “Bienvenidos a la casa de los Campeones de la Serie del Caribe de 1989…Águilas del Zulia”.

Es verdad que son datos bien certeros, pero nada agradable recordarlos después de dos décadas porque simplemente muestran que desde esos momentos los esfuerzos por coronarse no han sido fructíferos, por una u otra razón.

Mientras los sentimientos de lástima por los 100 años sin ganar de los Cubs inundaban todas las esquinas del planeta donde se sigue o se habla de pelota esta postemporada; al llegar la Serie Mundial, la balanza se inclinó a favor de los ¨pobres¨ Rays que tuvieron su primera temporada exitosa desde su ingreso a las mayores en 1998.

Nadie, absolutamente nadie se detuvo a recordar que un equipo como los Phillies sólo había ganado 1 título en 126 años.

Nuestro problema es que la memoria nos traiciona.

Todavía muchos recuerdan cuando Joe Carter acabó la Serie Mundial de 1993 con un cuadrangular a Mitch Williams. Pero al menos, los Phillies estaban presentes.

Un poco más atrás, en muchos aún está presente el título de 1980 y la figura imponente de Mike Schmidt junto a las hazañas de Jesús Marcano Trillo. Como también estuvieron en la Serie de 1983, pareciera que dentro de todo ha sido una franquicia medianamente competitiva, pero no es así.

Los Philadelphia Phillies son el equipo con el mismo nombre y en la misma ciudad más antiguo aún en actividad en los deportes profesionales de los Estados Unidos. Ingresaron a la Liga Nacional en 1883 y en 126 temporadas de ininterrumpida actividad sólo en 1980, lograron ganar la Serie Mundial.

Hoy son nuevamente los campeones de las Grandes Ligas y el equipo con más derrotas en la historia con 10,098 en temporada regular.

En cierto que los Cubs ganaron por última vez en 1908, pero al menos tienen 2 títulos en 103 años, un palmarés muy superior al de Philadelphia.

Además ellos no entregan ningún material que diga: “Chicago Cubs, campeones de 1908”.

TEMPORADA DE ALTOS Y BAJOS

Nadie pensó al inicio de la temporada que los Phillies ganarían la Serie Mundial. Era un equipo con fallas en el pitcheo abridor y poca consistencia ofensiva que se mantenían en la lucha a la clasificación por su cuerpo de relevistas, que se encargaron de ganar un 33% de las 92 victorias en la temporada regular, y de mantener la victoria en 55 de las 59 victorias conseguidas por los abridores.

Este bullpen fue el mejor de las Grandes Ligas esta temporada con efectividad de 3.22. En la postemporada se crecieron con efectividad de 3.07 en 123 entradas de labor.

Durante el 2008 atravesaron por todo tipo de situaciones improbables para un campeón. Su abridor estrella Cole Hamels ganó menos juegos que Jaime Moyer a los 45 años, que fue el mayor ganador con 16. Brett Myers fue enviado a las menores por falta de rendimiento. Joe Blanton fue una baratija que encontraron durante la fecha límite de cambios. Su quinto abridor Kyle Kendrick, ni siquiera fue considerado para lanzar después de la Serie Divisional. Quizás este sea el equipo campeón con la peor rotación en la historia.

Su temible ofensiva con el trío Rollins, Howard y Utley fue caracterizada por la inconsistencia. Utley arrancó como el potencial Jugador Más Valioso de la Nacional y terminó bateando por debajo de .300. Ryan Howard conectó 48 cuadrangulares pero se ponchó 199 veces y Rollins fue el malo de la película, siendo fuertemente abucheado por sus fanáticos durante meses, por su baja productividad tras haber sido el JMV en el 2007. De 30 jonrones que conectó en el 2007 bajó a 11

Pero supieron aprovechar situaciones. Faltando 16 juegos para finalizar la temporada, ubicados a 3.5 juegos de los Mets, ganaron 12 de sus últimos 15 para llevarse el banderín divisional.

El destino estaba escrito para este equipo. ¿Quien imaginaría que ganarían los primeros dos juegos de la serie dejando 23 corredores en posición anotadora? ¿Cómo explicar que el receptor panameño Carlos Ruiz bateara para .375 con un jonrón en la serie tras batear .219 en la temporada regular? ¿Cómo explicarse que Moyer pudiese dominar a la dinámica ofensiva de Tampa?

SE IMPUSO EL BÉISBOL DE LA VIEJA ESCUELA

Los fanáticos de los Phillies fueron implacables durante toda la temporada pidiendo el despido de Manuel, de 64 años, y la renuncia del Gerente General Pat Gillick, de 71 años. Gillick es un zorro viejo del béisbol, el mismo que guió a los Blue Jays a sus títulos en 1992 y 1993. El mismo que alimentó a los Cardenales de Lara por muchos años.

Pero ambos fueron constantes con sus filosofías. Tanto los movimientos de Gillick en la oficina, como los hechos en el terreno por Manuel, con un poco de suerte, pagaron dividendos. Gillick había declarado durante la temporada que se retiraría tras finalizar la temporada, para darle paso a Rubén Amaro Jr. a su puesto en el equipo. Ahora está todo en ¨veremos¨.

Hay que dar crédito a Charlie Manuel. En 4 temporadas al frente del club ha conseguido 2 segundos lugares en la división Este, dos títulos de división, el campeonato de la Liga Nacional y la victoria en la Serie Mundial, y sólo el segundo dirigente en llevar un título a Philadelphia, después de Dallas Green. Nada mal para un tipo que dejó promedio en su carrera de .198.

Con todas las estadísticas y cálculos aritméticos que hoy se usan en el béisbol, Manuel y Gillick ganaron aplicando la vieja escuela: béisbol puro y jugado con instinto. Así dejaron lanzar en la Serie Mundial a Jamie Moyer a sus 45 años y fue dominante, así han apoyado a un 4to. bate que si no la saca, se poncha y así han mantenido a un receptor como titular sólo por su buena defensa.

En los predios de la oficina de los Phillies, el único que tiene un Blackberry es Rubén Amaro Jr. Nadie más sabe como manejar uno.

Manuel dijo durante la Serie que su filosofía era jugar con fe. Los Rays, por el otro lado, con un Joe Maddon que parece sacado de un comercial de Ipod y su equipo de nerds haciendo estadísticas y probabilidades en sus cálculos no se explicaban como un cambio de Moyer a 73 millas y en cuenta de 0-2 podía ponchar a Evan Longoria.

Eso da error en la computadora.

Amaro Jr., campeón en Venezuela con las Águilas del Zulia, es ahora campeón en la Serie Mundial con el equipo de su ciudad natal, Philadelphia. El actual Asistente al Gerente General ahora está la espera de la decisión de Gillick y de la directiva del club para asumir la posición; sin embargo, no le será fácil imponer los nuevos esquemas del juego en un club que salió campeón jugando al estilo de los Orioles de 1966.

Al menos Rubén tendrá siempre un buen argumento para cambiar la filosofía de los Phillies: 2 títulos en 126 años.

Y la lista de derrotas continuará en ascenso para los campeones.