Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 27 de febrero de 2008

Vacaciones de Béisbol en Florida ¿Quiere más?


En este país el frío inclemente continúa en casi toda su geografía, pero al menos para el béisbol la primavera llegó.

La primavera es esa etapa donde afloran las esperanzas de cientos de jugadores que buscan un espacio en un equipo lleno de quienes llegan a estos campos para sumar una temporada más a sus carreras.

Para los jugadores puede ser una época de mucho cansancio y trabajo físico extremo, para otros es de mucha presión mental, pero para los fanáticos puede ser la experiencia de la vida.

Esta semana quiero darle algunas recomendaciones para vacacionar en la Florida, un maravilloso estado que alberga 18 de los 30 equipos de Grandes Ligas y que ofrece las mejores facilidades y ambientes para una vacación beisbolística inolvidable. Desde un viaje familiar, una reunión con amigos amantes de la pelota o hasta un escape romántico, si su pasión son los diamantes aquí se dará un banquete.

Si, si...ya sé. No soy periodista de viajes, pero al menos de mi experiencia alrededor de este estado y todas sus instalaciones de béisbol puedo darles algunos tips para maximizar su presupuesto y sacarle el mejor provecho a su visita. Luego me lo van a agradecer.

Primero debe mentalizarse que la mejor manera para hacer esto es manejando un auto propio. La Florida es un estado que se presta para manejar con una excelente señalización y carreteras en óptimas condiciones. Sin embargo, es imperativo el uso de un mapa, o aún mejor un GPS. Yo diría que para maximizar la experiencia es necesario al menos disponer de 10 a 12 días. Si su presupuesto es limitado es bueno reservar hoteles con anticipación para conseguir mejores tarifas en pequeños lugares económicos. Personalmente para este tipo de viajes prefiero estas opciones porque el día se pasa fuera del hotel y un lugar costoso con todas las amenidades hospitalarias se disfruta muy poco. El tiempo es para pasarlo en los parques y en los diferentes campos de entrenamientos.

Por eso aquí están mi lista de los mejores 6 lugares para disfrutar los entrenamientos primaverales de las Grandes Ligas:

No. 1 Clearwater - Philadelphia Phillies

Clearwater es el lugar ideal para ver béisbol en esta época y de igual forma durante todo el año. Calor, playa y béisbol, los elementos perfectos para los entrenamientos de primavera, aquí esta todo en su máxima expresión.

Es bueno quedarse al menos 3 días en esta área. Las opciones de hoteles van desde modestos lugares de playa hasta cadenas de 5 estrellas. La playa está cerca del Bright House Networks Field, el parque más nuevo para entrenamientos primaverales en Florida, que abrió sus puertas en 2004. Al parque sólo le falta el agua y las olas. Si tiene suerte de ver un juego de tarde acá, disfrutará de los impresionantes atardeceres del Golfo de México.

El lugar muestra por todas partes los grandes momentos de los Phillies en su historia. Es un moderno parque con amplios pasillos con vistosas decoraciones e instalaciones de primera. Las entradas en la tribuna principal varían entre 20 y 27 dólares. Una excelente opción es sentarse en una loma de grama en los jardines por sólo 10 dólares para disfrutar el radiante sol y agarrar alguna pelota de un cuadrangular.

En el jardín izquierdo visite el Frenchy´s Tiki Pavilion, un gigante bohío o palapa de palmeras. Un ¨tiki bar¨ para ver el juego como en un bar de playa que mira hacia el terreno. Una verdadera fiesta. Para quienes prefieren más calma en el parque está el Hot Corner Café, un área de picnic donde se puede reservar una mesa con vista al campo mientras se disfruta de una parrilla o comida gourmet al aire libre.

Quedarse unos días en Clearwater le permite también asistir al complejo de entrenamiento de los Phillies, que queda justo al lado del Nuevo parque. La entrada es completamente gratis y a veces permiten la entrada de fanáticos al complejo muy temprano en la mañana, donde se puede ver a los jugadores caminando libremente, entrenando y jugando partidos inter-escuadras o contra otras divisiones de Ligas Menores. En su camino puede conseguirse a un Mke Schimdt, quien gentilmente cederá una foto o un autógrafo.

Otra buena razón que hace de este lugar el mejor lugar en Florida para ver béisbol en primavera es su cercanía con otros parques. El Knology Park en Dunedin, a sólo 15 minutos, es la casa de los Toronto Blue Jays, y a pesar de que este pueblo es un poco más pequeño y hasta aburrido, la experiencia en el parque es inigualable pues se convierte en un pequeño rincón canadiense en Florida, con todos los productos y amenidades del Rogers Centre de Toronto, en el medio del clima tropical.

Tip: Pregunte por el Hooters VIP Diamond Dugout. Clearwater es el lugar donde se fundó la cadena de restaurantes Hooters, que se caracteriza por sus deliciosas alitas de pollo servidas por lindas chicas vestidas con shorts naranjas y camisetas sin mangas mostrando sus atributos. Éste exclusivo espacio tiene capacidad sólo para 35 personas y se encuentra en pleno terreno de juego justo al lado del dugout de los Phillies y si no está reservado para un grupo, las entradas están disponibles al público. En este espacio en pleno terreno junto al propio Jimmy Rollins, el menú de Hooters está disponible y obviamente es servido por las singulares chicas. En mi opinión este es el mejor asiento para ver béisbol de Grandes Ligas en todos los Estados Unidos.

No. 2 Jupiter - Florida Marlins & St. Louis Cardinals

Al llegar a Jupiter se dará cuenta de lo que realmente es una ciudad nueva. Esta meca del negocio de bienes y raíces cuenta con menos de 70 mil habitantes, entre los cuales destacan Tom Cruise, Ralph Lauren y Tiger Woods. Es un poblado impecablemente limpio que se integra perfectamente con el Roger Dean Stadium, donde ambos equipos comparten un súper complejo de 8 parques donde se mezclan en ocasiones los diferentes jugadores de los equipos grandes y de las menores.

Es bueno llegar temprano. Generalmente los juegos comienzan a la 1:00 pm y casi todos los días hay juegos de alguno de los dos equipos. Llegando temprano los fanáticos pueden pasar a los terrenos pequeños gratuitamente donde hay espacios (limitados) para sentarse a ver las prácticas. Aquí pueden ver muy, pero muy de cerca a los jugadores de Grandes Ligas en sus rutinas de calentamiento y sus prácticas de bateo. Aquí se consigue la verdadera experiencia de la primavera, podrá ver de cerca las rutinas de los equipos, sus prácticas de bateo y fildeo, los bullpens colectivos de los lanzadores y los experimentados técnicos impartiendo sus conocimientos.

Cuando los jugadores caminan de un campo a otro, es permitido solicitar autógrafos y fotografías. No es de extrañarse aquí tropezarse con leyendas de los pájaros rojos como un Lou Brock o un Bob Gibson, quienes siempre están dispuestos a compartir sus historias con los fanáticos.

La entrada más costosa en este moderno parque para ver el juego cuesta 26 dólares. El parque cuenta con todo tipo de amenidades y ha sido catalogado como una de las mejores facilidades de Ligas Menores en los Estados Unidos, pues aquí juegan equipos de clase A de ambas organizaciones durante el año.

En esta área disfrutará también de buenas playas del Atlántico y si le gusta el golf, no pierda la oportuidad de jugar algunos hoyos en alguna de las lujosas canchas de la PGA que invaden esta área. A sólo 15 minutos de este parque llegará a Port St. Lucie donde está el Tradition Field la casa de primavera de los New York Mets y Johan Santana. Bien vale la pena pasarse por ahí. Aunque es un complejo un poco más viejo, sus juegos parecieran ser más de secundaria que de Grandes Ligas pues mantiene la simplicidad de la primavera en Florida. En las noches hace una brisa fría, así que cúbrase.

Tip: No se llene comiendo durante el juego en Jupiter. Frente al parque está el JJ Mugges Stadium Grille, que se ha convertido en uno de ls lugares más famosos en los entrenamientos. Es un restaurante con un increíble ambiente de béisbol cuya especialidad son las costillas BBQ con una gran variedad de cervezas importadas. Es posible que se encuentre con el mismo Albert Pujols mientras cena con su familia después del partido.

No. 3 Tampa - New York Yankees

Desde este temporada el Mini-Yankee Stadium, que llevaba el nombre de Legends Field, pasa a llamarse George Steinbrenner Field. Este es uno de los destinos más populares en los entrenamientos pues se puede disfrutar de los Yankees a precios de Florida, una ventaja que no se consigue en ningún otro lugar.

Aquí también los juegos se realizan generalmente de noche. Esto permite visitar los campos de entrenamientos durante algunas horas en el día. A sólo un par de kilómetros del parque se encuentra el complejo de los Yankees, donde se puede ver en acción y muy de cerca a los futuros bombarderos.

Llegar temprano a este parque es obligado. Los Yankees comienzan sus entrenamientos en un campo que se encuentra justo al lado del ¨Mini-Yankee¨. Los fanáticos pueden ver muy de cerca a Jeter, A-Rod y Bob Abreu mientras reciben consejos de Yogi Berra Y Reggie Jackson completamente gratis. Aunque en este parque el acceso a los jugadores y a autógrafos es más limitado, de igual forma es un valor agregado disfrutar de esta constelación de estrellas juntas en un pequeño campo con cerca de ciclón.

Antes del juego pasee por el Parque de las Leyendas, una plaza que recrea el parque de los monumentos del mismo Yankee Stadium, con las placas y los números retirados de los más grandes jugadores del club más ganador en la historia. Justo al lado se encuentra la tienda de souvenir de los Yankees con toda la mercancía que muestra la famosa insignia.

Tip: En Tampa visite el Malio´s Restaurant en Dale Mabry avenue, a sólo 5 minutos del parque. El restaurante favorito de George Steinbrenner donde disfrutará de excelentes carnes y mariscos. En este lugar se han llevado a cabo las reuniones privadas y firmas de jugadores de los Yankees más grandes en las últimas temporadas, desde Roger Clemens hasta Alex Rodríguez han compartido una cena con el propio jefe en este lugar para discutir sus condiciones de trabajo.

No. 4 Lake Buena Vista - Atlanta Braves

Este nombre es sinónimo de Disney World. Y es que efectivamente el Champion Stadium, hogar primaveral de los Atlanta Braves, está en el Disney´s Wide World of Sports, un súper moderno complejo deportivo a sólo minutos de los parques temáticos.

La primera sede del Clásico Mundial de Béisbol en los Estados Unidos en 2006, es uno de los parques más grandes para entrenamientos primaverales. Quizás por su majestuosidad se pierde un poco la esencia de cercanía al terreno, a la acción y sus protagonistas típicas del Spring Training, pero la arquitectura del lugar y sus servicios hacen de este parque uno de los favoritos de los fanáticos.

Generalmente los partidos en este lugar se efectúan de noche, de tal forma que es fácil para los visitantes asistir durante el día a algún parque de Disney. Utilizando el servicio de transporte gratuito del complejo es más fácil ir de un parque temático al parque de béisbol directamente y luego a cualquier hotel dentro del megacomplejo, cuyos precios varían entre 80 dólares la noche hasta 800. Sin embargo las facilidades, transportes y servicios son iguales para todos.

Quienes prefieran pasar el día en este centro deportivo pueden tener acceso gratis a los entrenamientos de los Braves y sus jugadores de logas menores en los pequeños campos de béisbol. De igual forma existe una atracción para que quienes quieran entrenar un poco de béisbol, baloncesto o fútbol americano pueden hacerlo pagando un programa especial.

Justo al lado de este parque hay un gimnasio cubierto deportivo multiusos llamado el Milkhouse. Durante el mes de marzo generalmente se realizan las competencias nacionales de cheerleaders, evento que atrae a grandes cantidades de visitantes provenientes de todos los Estados Unidos y mantiene el lugar lleno de gente a toda hora. Frente al parque de béisbol está el famoso All-Star Cafe, un gigante restaurante con artículos firmados por los deportistas más famosos, sirviendo platos típicos de la cocina americana.

Tip: En su visita a este parque tome el bus hacia el Boardwalk Hotel y visite el ESPN Club, es el complemento perfecto para finalizar un día en los entrenamientos primaverales donde disfrutará de colecciones y autógrafos de todos los deportes, transmisiones en vivo de todos los deportes del mundo y juegos interactivos.

No. 5 St. Petersburg - Tampa Bay Rays

St. Petersburg es el único lugar donde un equipo juega su temporada regular y su entrenamiento primaveral, los Tampa Bay Rays. El Al Lang Field es uno de los parques de mejor infraestructura para el béisbol de primavera y está ubicado a 11 cuadras del Tropicana Field. Pero lo mejor de este parque es que se encuentra justo al lado de la marina en la costa de la Bahía de Tampa.

A pesar de ser el único parque a la orilla del mar en Florida su ambiente no es de playa. Déjese envolver por el estilo de los yates y veleros que se estacionan justo al lado del lugar. De hecho el mejor asiento en este parque es en la tribuna de la primera base donde podrá ver el juego con tranquilidad y de fondo la majestuosa vista con embarcaciones, gaviotas y el mar.

St. Petersburg es realmente el corazón de los entrenamientos de primavera en el béisbol. Aquí en 1908 comenzaron a llegar los equipos de Grandes Ligas escapando del frío del norte para entonarse con miras a la temporada regular. La ciudad lo conmemora con el Baseball Boulevard, una serie de placas que refieren momentos conmemorativos y grandes personajes en la historia de los entrenamientos en Florida que guían al visitante desde el Al Lang Field hasta el Tropicana Field.

Los Rays dejarán estás instalaciones esta temporada para mudarse al complejo situado en Port Charlotte, a casi 2 horas al sur de St. Petersburg el próximo año. Este parque, a pesar de sus excelentes condiciones será demolido para dar paso al nuevo parque de los Rays que sustituirá al frío domo en el 2010.

Antes de cada juego los Rays organizan sesiones de firmas de autógrafos con varios de sus jugadores y un eterno asistente, casi a diario, es el Salòn de la Fama Wade Boggs. Varios fanáticos de la zona asisten desde tempranas horas al parque para hacer sus propias parrillas en el estacionamiento antes de entrar al juego.

Si desea visitar el lugar de los entrenamientos y los jugadores de las menores tome un pequeño viaje al Raymond Naimoli complex muy cerca de la playa. El acceso es gratis para los fanñaticos.

Tip: Visite en la playa de St. Pete el bar “The Undertow” después del juego. Este lugar está en plena orilla en las arenas blancas del Golfo de México y es un destino favorito de turistas y locales. Si le gusta el volibol de playa, este es el lugar perfecto para practicar.


No. 6 Viera – Washington Nationals

El Space Coast Stadium es quizás la localidad más retirada de todo el circuito de entrenamientos primaverales en Florida. Mucha gente se queja por lo lejos del recorrido desde Orlando (1 – 1½ hora de camino), pero bien vale la pena aventurarse a este singular complejo.

Su nombre lo dice todo, Space Coast, obviamente hace alusión a su cercanía a Cabo Cañaveral que es el hogar de la Centro Espacial Kennedy, desde donde despegan los transbordadores estadounidenses y es la sede principal de la NASA. Este parque fue construido y adaptado para los entrenamientos y ligas menores de los Marlins, pero tras la venta del equipo, los Expos terminaron cambiado complejos de entrenamiento y este le quedó a los Nationals tras la mudanza del equipo. Sin embargo siguen predominando el color turquesa carácterístico de los Marlins.

Toda esta costa de excelentes playas es una planicie con terrenos vacíos, y sólo aparece este parque en el medio de la nada, rodeado por varios parques pequeños para uso de las Ligas Menores. A su llegada comprobará que este es el único parque tematizado por completo con ambiente futurista y espacial. Desde los avisos y los detalles dentro del parque hasta la venta de los populares helados de astronautas (Drippin Dots). Incluso en la entrada se encuentra una réplica a escala del trasbordador Challenger que recibe a los visitantes.

Es un lugar ideal para una tranquila tarde de pelota. Si su asiento es en la parte alta de las tribunas verán la extensión de terreno de esta zona vírgen de la Florida y si el cielo está despejado se ve a lo lejos el gigantesco hangar de construcción de las naves espaciales de la NASA. Es bueno llegar temprano para ver las prácticas del equipo en un campo frente a la entrada, donde los jugadores entrenan antes del terreno. Al final de esta práctica hay oportunidad de interactuar con los fanáticos en su camino al clubhouse. También los fanáticos tienen acceso directo a las jaulas de bateo donde los jugadores entrenan antes, durante y después del juego.

Luego del partido es bueno dar un paseo por el pueblo, que aunque el complejo está en Viera, está más cerca la ciudad de Cocoa Beach, la misma donde se desarrolló la popular serie de TV Mi Bella Genio y sus aventuras con su “amo” el astronauta Anthony Nelson. Cocoa sigue manteniendo el mismo ambiente playero tranquilo de los años 60, tal cual como en la serie de televisión.

Tip: Visite la playa de Cocoa, una de las mejores de la Florida y uno de los destinos turísticos más populares de los Estados Unidos por muchas décadas. Aproveche y visite también el Centro Espacial Kennedy y disfrute un almuerzo bajo el mismo Apollo 11. Si tiene suerte puede ver un despegue espacial. El próximo 11 de marzo está pautado el lanzamiento del trasbordador Endeavour desde la famosa plataforma 39A y este fenómeno se puede ver desde cualquier lugar en los alrededores.

miércoles, 20 de febrero de 2008

¿Un nuevo amanecer en la Pelota Cubana?



Tras medio siglo finalmente Fidel Castro abandonó el poder en Cuba, al menos oficialmente.

En la mayor de las Antillas existe expectativa sobre la vida después de Castro. Nadie sabe a ciencia cierta que podría suceder. Cualquier comentario es meramente especulativo. Quizás caiga finalmente el socialismo y comience una etapa de apertura económica y de adaptación al mundo moderno. Quizás la población esté tan acostumbrada a vivir bajo este sistema que el mantenimiento del ¨status quo¨ sea la meta general.

La misma incertidumbre existe en el futuro de la pelota cubana.

La muerte del béisbol profesional

Tras el establecimiento del sistema socialista en la Isla, el béisbol profesional fue una de las muchas actividades prohibidas. De un día para otro la Liga Cubana de Béisbol cesó operaciones tras la temporada 1960-1961. El concepto de profesionalismo en el deporte era contrario al sistema económico impuesto por el nuevo régimen donde el destino del individuo era sutilmente controlado por el estado, así como la remuneración por sus actividades.

En Cuba, la pelota rentada invernal duró 2 temporadas bajo el gobierno de Castro. Los drásticos cambios en la vida del cubano afectaron la asistencia a los parques. Eran comunes los discursos políticos previos a importantes partidos para aprovechar la concentración de público. Había poca perspectiva de vida para el circuito bajo estas premisas. El comisionado de las Grandes Ligas Ford Frick, prohibió a los jugadores americanos firmar con equipos cubanos, lo que también afectó la continuidad de la Serie del Caribe.

Un mes después del final de la temporada 1960-1961, el gobierno decidió poner el punto final al confiscar las oficinas de la Liga en La Habana. El historiador puertorriqueño Edwin ¨Kako¨ Vázquez, reseña que el comisionado deportivo revolucionario José Llanuza, exclamó en un discurso el nuevo concepto del deporte en el país: “En lo sucesivo solo habrá deportes dignos de una patria socialista, sin explotaciones del hombre por el hombre, sin sueldos imperialistas, sin contactos con sociedades capitalistas que corrompen a los hombres y al deporte”.

Habana, Almendares, Cienfuegos y Marianao oficialmente murieron, así como también la continuidad a su rica y gloriosa historia.

Muchos de los peloteros fichados por estos equipos se fueron a los Estados Unidos a continuar sus carreras con organizaciones de Grandes Ligas, mientras otros buscaron salidas a otros países de Latinoamérica.

Con la muerte de la Liga Cubana también acabaron las esperanzas de una expansión de las Grandes Ligas hacia la isla con la desaparición del legendario equipo Havana Sugar Kings, equipo perteneciente a la International League AAA. Aún estaba fresco entre la afición cubana su campeonato en la Serie Mundial AAA en 1959, su lema de ¨Un paso más y llegamos¨, y las intenciones de expansión de las Ligas Mayores hacia el sur. Todo quedó en el aire, o mejor dicho, enterrado.

El sistema Cubano de Béisbol Amateur

La revolución creó el llamado Sistema Cubano de Béisbol que reemplazó el pasatiempo nacional por la creación de academias que proveen jugadores a equipos representativos de sus respectivas provincias, y que en un nivel mayor disputan la Serie Nacional de Béisbol. Esta estructura busca el desarrollo del pelotero como talento deportivo, así como también la suma de material para armar una liga que sirva como entretenimiento para sus espectadores.

Sin embargo el aislamiento de Cuba en su política y el implante de leyes que penalizaban la profesionalización de los deportes causó un divorcio entre el nivel de los atletas cubanos de alta competencia y sus similares alrededor del mundo. En el béisbol específicamente, Cuba se concentró en competencias amateur celebrando por todo lo alto victorias internacionales ante rivales inferiores en nivel. Por otro lado, peloteros de otros países centraban sus esfuerzos en su llegada a las Grandes Ligas que eventualmente terminó reuniendo el mayor talento del mundo en este deporte.

Sobre este tema conversé con uno de los mejores especialistas en el tema. No podía dejar pasar esta ocasión para saber la perspectiva de Peter C. Bjarkman, un norteamericano que se ha convertido en todo un experto en la historia y la cobertura de la pelota cubana. A pesar de la prohibición de viajes a Cuba para ciudadanos estadounidenses, Bjarkman visita constantemente a la Isla con permisos como autor/escritor, lo que le ha otorgado un punto de vista reciente de la situación de la pelota antillana.

¨No hay una razón real para creer que habrá un cambio inmediato en el béisbol cubano¨ dice Bjarkman, como reacción inicial ante la separación del poder por parte del líder del estado comunista.

El autor del libro ¨A History of Cuban Baseball¨, considera que el punto más fuerte de la pelota cubana es su esencia de pelota pueblerina. ¨Al contrario de la pelota de calle, del barrio, en República Dominicana y Puerto Rico, por ejemplo, el béisbol de pueblo no ha muerto en Cuba¨ expresa.

El regreso al béisbol rentado...¿Factible?

Sobre el futuro de la Liga Cubana y el posible regreso del profesionalismo a esta actividad Bjarkman confía que el sistema beisbolístico de la Isla resistirá la intromisión de las Grandes Ligas durante un tiempo más y sus estrellas podrán continuar jugando ante sus fanáticos locales y no ¨como imágenes en un televisor para las cuales se debe pagar para verlas desde lugares distantes como Nueva York¨.

Obviamente existen indicios que nos llevan a pensar que muchos de los jugadores cubanos quisieran que su única barrera para llegar a las Grandes Ligas fuera su talento y su competencia con los demás jugadores por una plaza, más no un control gubernamental de salida.

A los jugadores que escapan de la Isla se les considera criminales por traición a la patria y desde principios de los 90, más y más jugadores buscan alternativas para probar su talento ante los mejores del mundo en las Grandes Ligas Americanas, incluso arriesgando su vida en una balsa.

En cuanto al nivel de la Liga como tal, una transición al profesionalismo no debería afectar drásticamente este aspecto. En Venezuela y Dominicana, por ejemplo, la creación de academias de Grandes Ligas ha incrementado progresivamente la presencia de material criollo en las mayores y al mismo tiempo ha creado una generación de relevo. Con todo y la presencia de extranjeros y con convenios con los equipos americanos, las ligas invernales de estos países viven su mejor momento, económico y de nivel. Además el béisbol se ha consolidado como la actividad número uno en estos dos países, las dos canteras más grandes de jugadores hacia las mayores.

En Cuba, el talento está presente y la fuga de algunos talentos no sería el fin del mundo, quizás sería un estímulo para que más jóvenes se inclinen por el béisbol como profesión.

Bjarkman piensa que las Ligas Mayores han matado el béisbol invernal, ya que sus estrellas prefieren descansar en el invierno. De la misma forma piensa que Major League Baseball se ha entrometido últimamente en la Liga Japonesa afectado su nivel. Para Bjarkman, la Liga Cubana continúa siendo un ¨universo alterno al béisbol profesional corporativo¨.

Recientemente una gloria de la pelota cubana Lourdes Gourriel, recibió un permiso para dirigir a los Indios del Bóer esta pasada temporada resultando campeón de la Liga Invernal Nicaragüense.

El Diario La Prensa de Nicaragua le preguntó al técnico: ¿El Bóer, cree que dominaría la Liga Cubana?

Gourriel respondió: ¨Te respondo que no sería último y ganaría muchos juegos. Como te digo, la diferencia la hacen los peloteros importados.¨. Respuesta que deja mucho que desear sobre el verdadero nivel de Cuba, que no puede ser medido solamente con su actuación en el pasado Clásico.

Héctor Lavoe dijo: ¨Todo tiene su final y nada dura para siempre¨. Fidel finalmente escuchó este tema en su Ipod, quizás fue la versión de Marc Anthony en El Cantante. Con Fidel moribundo y gran parte del mundo en expectativa de posibles cambios o flexibilidades en el sistema socialista cubano; el béisbol, silente, espera ver hacia que lado de los jardines (el izquierdo, el derecho o el central) se conectará el batazo que decidirá su próximo rumbo y el destino de cientos de peloteros.

miércoles, 13 de febrero de 2008

Clemens es realmente estúpido





En una época donde ya todos nos quitamos la máscara del engaño sobre el uso de esteroides en el béisbol, donde sabemos que la mayoría de los jugadores consumían alegremente sustancias en una liga a la cual parecía no importarle en lo más mínimo, donde nada estaba prohibido y nada parecía hacer daño; aún quedan jugadores como Clemens que ponen por delante su imagen, y hasta su libertad, ante una situación totalmente estúpida.

Clemens es un icono americano, o al menos así se considera el mismo. Es un tipo orgulloso de sus 7 premios Cy Young, de su gloriosa carrera de 24 temporadas. Es uno de los últimos lanzadores arrogantes e intimidantes. Su presencia en el montículo causa respeto y nervios a cualquiera. Es el Nolan Ryan de ésta época.

Tras 24 temporadas y 354 victorias no creo que tenga nada más que probar en su carrera. De hecho, cuando tenía 280 victorias y menos de 20 temporadas tampoco tenía nada que probar. Clemens es uno de los atletas más destacados en el planeta en los últimos 50 años. Su talento nunca fue cuestionado pues desde su llegada a las mayores con los Boston Red Sox fue toda una estrella. Antes de llegar a las Grandes Ligas ya era una estrella en la Universidad de Texas.

Es aquí donde el Rocket tiene que lanzar su mejor partido al decir la verdad y salir con la frente en alto. Sin embargo, es un poco tarde en estas alturas. Su orgullo quedaría destrozado y su palabra por el suelo. Clemens va a morir de pie.

Es precisamente por todo esto que no entiendo y no entenderé. Primero hasta donde puede llegar el ego. Segundo, hasta que punto se puede mentir.

Tras la publicación del Reporte Mitchell sobre el uso y distribución de esteroides en las Grandes Ligas, el nombre de Clemens se menciona en 82 ocasiones.

Uno de los colaboradores de la investigación fue Brian McNamee, un preparador físico que trabajaba con Clemens desde 1998 en Toronto y que tras su cambio a los Yankees en 1999, siguió como su entrenador personal . McNamee era un distribuidor de esteroides que inyectó a Clemens, Andy Pettitte y Chuck Knoblauch.

La investigación del Senador Mitchell contó con la ayuda de agentes del FBI para buscar testimonios veraces, más no para abrir averiguaciones legales (salvo en los casos que ameritara). McNamee colaboró. Fue referido en la cadena de distribución por Kirk Radomski, ex-empleado del clubhouse de los Mets, quien era uno de los principales artífices de una red de distribución de anabólicos entre jugadores de Grandes Ligas a finales de los 90.

Siempre he pensado que el Reporte Mitchell es un instrumento inútil para combatir el consumo de esteroides. La estrategia pareciera ser mostrar a quienes lo han hecho y ridiculizarlos públicamente. Desde el punto de vista ético para jugadores de la talla de Roger Clemens podría afectar la opinión de los votantes para el Salón de la Fama. Para este tipo de atletas este punto de honor quizás vale la libertad misma.

En realidad no se decir si Clemens tuvo o no necesidad de consumir esteroides y en que punto en su carrera lo hizo. José Canseco escribió en su libro Juiced ¨Clemens es un experto en el tema de los esteroides. McNamee dijo ¨Yo lo inyecté 16 veces, incluso inyecté a su esposa para unas fotos de Sports Illustrated¨. El ex-lanzador de los Yankees Jason Grimsley señaló a Clemens como un consumidor de esteroides cuando colaboró con investigaciones del FBI sobre el tráfico de anabólicos prohibidos.

Horas antes de la audiencia de Clemens ante McNamee en el Congreso de los Estados Unidos este 13 de febrero, su gran amigo y compañero Andy Pettitte reveló en una declaración jurada y por escrita ante el Congreso que Clemens le dijo haber utilizado la hormona de crecimiento humano hace 10 años.

No puede ser que todos estén errados. En este punto ya el consumo o no y sus repercusiones no importan. La ética del uso de esteroides quedó atrás. Lo que importa para las autoridades norteamericanas es el simple hecho de distinguir la verdad de la mentira bajo juramento ante autoridades.

La verdad, te libra, a pesar de sus repercusiones. La mentira descubierta podría costar la libertad.

Clemens ha sido el único jugador que ha llevado esta situación al límite sin calcular que esto podría traerle consecuencias legales por acciones no ilegales. A estas alturas lo ilegal no es consumir esteroides, es no reconocer su consumo. ¿Estúpido no?

El Cohete dijo públicamente que McNamee miente, que sólo recibió de él inyecciones de vitaminas. McNamee dice que no tiene necesidad de mentir. El pasado 7 de enero Clemens abrió un proceso legal en contra de McNamee por difamación, el cual éste ha enfrentado sin aparente miedo. El pedestal que levantó con su talento podría desmoronarse, más aún si se demuestra que realmente consumió sustancias ¨no prohibidas¨ para la época.

Si Clemens dice la verdad, muchos testimonios serios incluyendo a los de Pettitte y el Senador Mitchell quedarían en ridículo. Pero si Clemens es el mentiroso, quedaría para la historia como tal. Ya quizás es tarde para pedirle consejos a Pete Rose en este sentido.

Pettitte reconoció que realmente fue inyectado por McNamee con hormonas de crecimiento humano durante una lesión, pero que al fin y al cabo eso no era prohibido. Listo, un par de preguntas incómodas de los medios y caso cerrado. Pettitte está saliendo ileso del asunto.

Con o sin esteroides Clemens es un grande del béisbol. Sus 7 Cy Young no son producto de los esteroides. Si fuera por esto, Jason Grimsley hubiese ganado 30 juegos en una temporada.

Barry Bonds es quizás uno de los mayores consumidores de anabólicos del béisbol moderno. ¿Conectó 70 jonrones en una temporada por esteroides? Quizás si, pero sin esteroides hubiesen sido 50. En el reporte Mitchell se señala a Benito Santiago como consumidor, y nunca vi que este receptor boricua llegara a 40 vuelacercas.

En el béisbol el talento no se inyecta. Roger Clemens busca desesperadamente limpiar su nombre desde el punto de vista ético sin darse cuenta al parecer que la ética va de la mano de las regulaciones.

No soy quien para decidir quien dice la verdad, pero en mi opinión personal no le creo absolutamente nada a Clemens. Aún así, sigue siendo uno de los mejores lanzadores en la historia y merece un lugar en el Salón de la Fama.

Pese a todo, en esta situación sólo Clemens pierde. El punto es ¿Hásta dónde está dispuesto a perder?

miércoles, 6 de febrero de 2008

¿Más perdido que gocho en Nueva York?


La respuesta muchas interrogantes en el béisbol salieron por si solas. Johan Santana finalmente se fue de Minnesota. Johan Santana busco un equipo distinto a los Yankees y Red Sox. Johan Santana firmó una extensión de contrato con los Mets. Johan Santana es el lanzador mejor pagado del planeta. Si, Johan, el gocho de Tovar, el que vive en la casa de la esquina. El hijo de Don Jesús.

Las primeras palabras de su agente Peter Greenberg al finalizar el trato fueron: "Johan está extremadamente feliz por este logro¨. ¿Obvio no? ¿Quién no va a estar feliz cuando te garantizan casi 137 millones de dólares para trabajar por los próximos 6 años? Al menos yo pareciera un conejo, saltando de felicidad hasta que se me rompan las piernas.

Este miércoles 6 de febrero el ambiente era de pura felicidad en Shea Stadium. Johan lucía feliz y sin nervios. Su familia estaba atónita. Omar Minaya no podía creer semejante logro para su carrera como Gerente General. Si en este pueblito que llaman Nueva York la gente lo adora, pues dentro de unos años una calle en Queens podría llevar su nombre.

El dueño de los Mets Fred Wilpon lucía radiante a pesar de que de su bolsillo saldría el dinero que generaba toda esta felicidad. Era como un niño que reunía dinero para comprarse un helado y su emoción al abrir la bolsita.

Sin embargo era una tarde para reflexionar sobre el béisbol y hasta donde hemos llegado en este deporte como Latinos.

Minaya ha creado un ambiente de camaradería por afinidad. La mitad del róster de 40 jugadores del club grande son latinos. Y la mayoría de los jugadores norteamericanos se han montado en la ¨guagua¨ involucrándose en el ambiente latino, incluyendo al mánager Willie Randolph. Para Minaya armar este club bajo este perfil debe apuntar a un club ganador de Serie Mundial.

¨Cualquier gerente de béisbol quisiera estar en esta posición¨ dijo Minaya. ¨Lo mejor es tener un equipo directivo como el que tenemos comandado por Fred Wilpon que te de la luz verde para desarrollar tus estrategias y tus ideas y formar un equipo que apunte a los más altos estándares. Para llegar a estos momentos es que trabajamos.¨ expresó el primer y único Gerente General latino en los deportes profesionales de los Estados Unidos.

Y es que después de esto la responsabilidad queda en el equipo y su mánager. Cada uno de be hacer su trabajo para ganar. Un equipo como los Mets debe ser exitoso en cualquier situación.

Santana no tardó en levantarse de la silla en la primera fila para colocarse su camiseta blanca de rayas azules. Su nuevo atuendo con el número 57. Su sueño se cumplía al llegar a los Mets: Estaba con un equipo ganador, con jugadores con orígenes similares, con un gerente comprometido, con el reconocimiento a su trabajo y su talento como el número 1 y con su tradicional número 57, en la ciudad más diversa e interesante del planeta. Más no se puede pedir.

¨Para mí y para mi familia es un placer ser parte de la familia de los Mets¨ dijo Santana con su tranquilidad acostumbrada y con una seguridad en su discurso que lo caracteriza y lo distingue de muchos de los jugadores que llegan a este país desde Latinoamérica. ¨Ya estamos aquí y ahora es el tiempo de seguir haciendo lo que yo hago¨.

Los Mets aprovecharon que Santana quería venir a Nueva York. Le llamaba la atención la forma como se maneja el equipo. Su agente trabaja y vive en la ciudad, así que era un valor agregado para ambos estar juntos. Minnesota es una organización que públicamente expresó a través de su gerente general la pasada temporada que no tenían intenciones de mejorar el equipo. Santana públicamente los criticó y su respuesta fue la de querer salir del club, pero a su manera. Su cláusula de ¨no-trade¨, es decir, que el equipo no puede negociarlo sin su autorización, fue la clave.

Aún con esta quebrada relación, todo indica que no hubo resentimientos tras su salida. ¨Cuando los Twins entraron en negociaciones yo nunca les dije para donde quería ir¨ dijo Santana. ¨Yo sólo quería que ellos salieran también con algún beneficio, yo les dije que hicieran lo que a ellos mas les conviniera. Para ellos la mejor opción fueron los Mets y a mi me pareció perfecto. Fue entonces cuando decidimos hacer el trato¨ explicó.

Minaya cree que la clave de la búsqueda de Santana no fueron sus números sino su personalidad. ¨Al hablar de Johan Santana sabemos sus números y sus credenciales, no hay duda de eso. Es un muchacho muy saludable a sus 28 años, viene de ser el mejor en los últimos 5 años en la Liga Americana, o sea que su número de ponches debe aumentar en la Nacional, es un pitcher de larga duración y su preparación física es increíble, es un caballo de batalla, además de que será un ícono de nuestro equipo.¨

¨Lo único que me preocupaba era su carácter, como era su relación en el clubhouse, su liderazgo, como se relaciona y como reacciona ante las diversas situaciones durante la temporada. A todos los que le pedimos opinión sobre el sólo nos dijeron cosas positivas, tiene una gran actitud y es muy seguro de sí mismo¨ dijo Minaya.

Sin embargo, los representantes de la prensa de Nueva York tienen algunas dudas. Un periodista de la WFAN AM dijo: ¨No es por decir que nosotros como prensa local somos los malos, pero le creo así como muchas estrellas que han llegado a esta ciudad con un alto perfil, esperamos que respondan de igual forma y que de verdad ayuden al club, y si esto no pasa pues nuestros comentarios hacen presión sobre estos jugadores porque hacen quedar mal a todos, sobre todo por la exorbitante cantidad de dinero involucrado.¨

Minaya dijo: Si yo entiendo que ustedes pueden ser un factor de presión pero dices muchos jugadores han pasado por esto y depende de ellos superar estas situaciones. Yo estoy preparado para que Johan tenga un período de adaptación y si hay algún tipo de presión creo que el es de esos jugadores que va a evitar estas situaciones, además se va a llevar muy bien con ustedes por su personalidad¨.

Johan sólo dijo ¨Se que la prensa es distinta, pero ustedes también nos van a ver ganar. Para eso estamos aquí, para ganar¨.

Varios jugadores fueron consultados para esta negociación. David Wright, antesalista de los Mets dijo: ¨El cambio de Santana parece que se detiene antes de llegar al plato; te deja descolgado por completo.¨ Luis Castillo, segunda base y compañero de equipo con los Twins le dijo a Minaya: ¨Si tenemos el chance de traerlo hay que aprovecharlo, es el mejor dentro y fuera del campo¨.

El segundo abridor de los Mets, Pedro Martínez, será un punto importante de la etapa de Santana con los Mets, pues será su compañero y su mentor. Santana buscará emularlo ganando un Cy Young en ambas ligas. Martínez cenó el lunes en la noche con Minaya y le dijo: ¨Estoy emocionado por tenerlo a él acá. Ahora es que vamos a ser campeones¨.

Este melting pot será un ambiente nuevo para este ¨gocho¨ que salió de Tovar, Mérida y que con trabajo y esfuerzo logró convertirse en el ¨mejor pitcher del mundo¨. Quienes todavía piensen que los gochos hacen las cosas al revés, deberían tomar un viaje a este pueblo a orillas del Atlántico, y buscar en sus alrededores a ver si consiguen perdido a un moreno con un 57 en su espalda. Si lo consiguen díganle: ¡Ahh Johan! ¿Necesitas dinero para el metro?