Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 30 de enero de 2008

"Yakyu" con sabor venezolano


El sol sale de nuevo en la tierra del sol naciente. El "Yakyu" (béisbol) está de vuelta.

Una nueva temporada de la pelota japonesa se aproxima y los 12 equipos que conforman el Nippon Professional Baseball saltan al terreno el 1ro. de febrero para comenzar sus entrenamientos en las ciudades de Okinawa, Kyushu y Shikoku. Esta temporada tiene la particularidad de que una aumentada cifra de 62 jugadores extranjeros tienen contratos firmados con sus equipos. Se suman a ellos 10 técnicos importados, incluídos mánagers y coaches.

El béisbol japonés ha cambiado constantemente las regulaciones sobre la contratación de jugadores foráneos. Por un lado su interés principal es desarrollar jugadores nativos y que estos tengan plazas disponibles para jugar con las respectivas organizaciones al más alto nivel. Sin embargo, han visto como el ingreso de extranjeros proporciona un mejor nivel a la liga porque la mayoría de los importados tiene experiencia de Grandes Ligas, además de darle un mayor interés y potencial de comercialización a este circuito a nivel internacional.

Desde 1951 estas reglas han variado. Hoy en día, no existe límite en la cantidad de contrataciones extranjeras de cada equipo, pero sólo 4 jugadores pueden estar en el róster activo, de los cuales un máximo de 3 pueden ser lanzadores o jugadores de posición. Esta medida se ha tomado por el interés de la Liga en que los equipos contraten bateadores designados, o sea, bateadores extranjeros de poder, lo cual es una rareza conseguirlo en Japón. Además hay una nueva regla de que cada equipo puede tener a 1 jugador asiático, que queda excluido del máximo de 4 en el roster, y puede ser de cualquier posición.

Esta semana conversé con Wayne Graczyk, columnista del Japan Times residenciado en Tokio que se especializa en el seguimiento de la temporada de la pelota japonesa y en especial de la actuación de los jugadores extranjeros. Intercambiamos opiniones sobre la venidera campaña y definitivamente llama la atención que 2 de las transacciones de pre-temporada más discutidas en el lejano oriente incluyan a dos jugadores venezolanos, Alex Cabrera y Alex Ramírez.

Cabrera se ha convertido en la gran súper estrella de la Liga Japonesa. Su poder, carisma y entrega en el terreno ha sido admirada por los fanáticos de todos los equipos y esta temporada vestirá por primera vez una camiseta distinta a la de los Seibu Lions. Tras convertirse en agente libre firmó contrato con los Orix Buffaloes por 2.2 millones de dólares. La pasada temporada dejó promedio de .295 con 27 cuadrangulares y 81 remolcadas, completando 7 temporadas con Seibu donde conectó 273 jonrones, incluyendo 55 en el 2002, cuando empató la marca en una temporada.

Ramírez también consiguió un hogar en Japón tras jugar en las mayores con los Cleveland Indians. Desde la campaña 2001 militó con el Yakult Swallows, con quienes llegó a liderar la liga en cuadrangulares, con 40 en el 2001, y remolcadas en el 2003. En el 2007 repitió como líder empujador y estableció el récord de más hits en una temporada con 204. Estos números le valieron un contrato con los Yomiuri Giants por dos temporadas y 1 billón de Yenes, aproximadamente 9.6 millones de dólares, con el club más legendario y famoso del circuito. Tras su firma, Ramírez declaró: "Quiero demostrarle a los ejecutivos de Yomiuri que no se equivocaron al escogerme".

Graczyk opina: "Creo que ambos jugadores deben estar cómodos con sus nuevos equipos; Ramírez se quedará en Tokio (Yakult y Yomiuri son los dos equipos capitalinos) y Cabrera jugará para un mánager Americano, Terry Collins, y tendrá a Tuffy Rhodes como compañero de equipo" refiriéndose a Rhodes, como otro de los más poderosos bateadores del circuito nippon en los últimos años, lo que creará una temible combinación en la alineación del Orix.

Orix armó un club con mucho poder alrededor de Cabrera con Rhodes, el también norteamericano Greg LaRocca, la nueva adquisición de este club en la segunda base con 4 años de experiencia en la Liga Japonesa. Además tendrán una vez más al veterano Kazuhiro Kiyohara, quien entra a su temporada número 22 en el circuito con 525 jonrones de por vida. Aunque sus mejores años han pasado, aún podrá ayudar a este club a mantenerse entre los favoritos para coronarse.

Pero me pregunto que dicen los japoneses sobre los señalamientos de consumo de esteroides de Alex Cabrera. La Liga Japonesa tiene el mismo sistema anti-dopaje que el Comité Olímpico Internacional, y en 7 temporadas, este gigante nunca ha dado positivo en ninguna prueba. Sin embargo, en el reciente Reporte Mitchell sobre los esteroides en las Grandes Ligas, se menciona a Cabrera como recipiente de una caja que contenía Winstrol y vitaminas dietéticas en el cluhbhouse de los Diamondbacks durante su estadía coneste club en el 2000. A estos señalamientos Cabrera ha respondido que no sabía del contenido de la caja, que nunca ordenó tales productos y que nunca los consumió.

Graczyk opina: "Acá en Japón este episodio será olvidado porque no significa nada. Si se le realizan pruebas antes de la temporada y si resulta limpio, como ha resultado siempre, pues no habrá ningún problema".

Para Seibu, perder a Cabrera es otro duro golpe y será difícil para este equipo retomar el liderato de la Liga del Pacífico. Primero perdieron a Kazuo Matsui en el 2004 quien fue a los Mets. Igualmente el año pasado perdieron a su mejor carta en la lomita, Daisuke Matsuzaka, cuando firmó con los Red Sox. Ahora es Cabrera y además su llave ofensiva en el lineup Kazuhiro Wada, quien bateó .315 con 18 vuelacercas y firmó como agente libre con los Chunichi Dragons.

Por otro lado la situación de Alex Ramírez parece una novela de los Yankees por las altas expectativas para con su producción y la tradición ganadora del club. "El será una estrella más dentro de la nómina de los Giants" asegura el periodista norteamericano.

"Ramírez tendrá la presión de ganar, porque simplemente se espera que los Giants ganen"; resalta Graczyk. "Él debe ser el bateador que limpie las bases, debe producir tal cual y como lo hacía con Yakult, por eso las expectativas son muy altas, sin embargo el conoce los lanzadores y conoce bien la liga y en esta alineación tendrá el chance de traer carreras" opina.

De hecho fue el primer jugador del club de Tokio en reportarse para esta campaña. Mientras los demás jugadores extranjeros piden algunos días de gracia para reportarse a sus clubes, Ramírez llegó a las oficinas del club en Tokio el 20 de Enero listo para probarse su nuevo uniforme, encontrarse con la prensa y mostrar disposición y respeto para el club, algo casi sagrado para los japoneses en su cultura. Esto le hace ganar puntos a este "Gaijin" (como le dicen los japoneses a los extranjeros).

La campaña del 2008 presentará jugadores de los Estados Unidos (incluyendo Alaska y Hawaii), Venezuela, República Dominicana, Panamá, Australia, Canadá, Puerto Rico, Taiwán y Corea. Además hay un jugador nacido en España.

Graczyk piensa que tanto Seibu como Yakult han perdido grandes jugadores, pero sus reemplazos podrían ser las nuevas revelaciones de la pelota oriental. El sustituo de Cabrera es el norteamericano Craig Brazell, quien con 39 cuadrangulares en el 2007entre AA y AAA con la organización de los Kansas City Royals llega a Japón con grandes zapatos que calzar. Entre los latinos, el boricua Hiram Bocachica tras pasear por 5 equipos de Grandes Ligas en 7 temporadas finalmente llega a Japón para jugar también con Seibu. Graczyc opina que tiene un gran potencial para ser la próxima estrella latina en esta liga.

Otro que podría sorprender a muchos es el lanzador Danny Ríos, el tercer jugador nacido en España en las mayores. Este hijo de cubanos de Miami, tras su paso por las mayores se fue desde el 2002 a la Organización Coreana de Béisbol, estableciéndose como uno de los lanzadores más dominantes de esta liga. El año pasado terminó con récord de 22-5 y PCL de 2.07, lo que le bastó para conseguir un contrato por parte de los Yakult Swallows. Hay que seguirle la pista pues podría eventualmente regresar a las mayores, o al menos a nuestro continente.

La lista completa de latinos para este inicio de campaña en Japón es la siguiente:

Yomiuri Giants (3):IF Luis González (VEN), P Wirfin Obispo (DOM), OF Alex Ramírez (VEN).

Chunichi Dragons (1):P Rafael Cruz (DOM).

Hiroshima Carp (2):P Víctor Marte (DOM), OF Alex Ochoa (CUBA-EE.UU.).

Tokyo Yakult Swallows (2):P Dicky González (PR), P Danny Ríos (ESP-EE.UU.).

Chiba Lotte Marines (3):P Winston Abreu (DOM), IF Jose Ortiz (DOM), IF Julio Zuleta (PAN).

Tohoku Rakuten Golden Eagles (2):IF Jose Mayobanex Fernández (DOM), P Domingo Guzmán (DOM).

Saitama Seibu Lions (1):OF Hiram Bocachica (PR).

Orix Buffaloes (1):IF Alex Cabrera (VEN).




Gracias a Wayne Graczyk del Japan Times por su contribución con este artículo.

Thanks to Wayne Graczyk from the Japan Times for his contribution to this article.


http://www.japantimes.co.jp

miércoles, 23 de enero de 2008

La Gallina de los Huevos de Oro


Increíble. Esa fue la primera expresión que se me vino a la mente cuando escuché la extensión del contrato de Bud Selig como comisionado por 3 temporadas más (a partir del 2009) por parte de los dueños de las 30 organizaciones de Liga Mayor. Me disculpan pero es que sigo siendo un idiota.

Esto es como una verdadera cachetada a los fanáticos por parte de los dueños y una ratificación de su única intención de generar dinero por encima de mantener el más alto nivel competitivo y limpio del béisbol en el planeta.

Por el lado bueno, Selig llevó adelante en 1993 la reorganización de los equipos en nuevas divisiones generando la creación del comodín, creando una nueva dimensión en el interés de la postemporada.

Además cristalizó el proyecto de los Juegos Interligas, que han sido un verdadero éxito para la mayoría de los equipos en la temporada regular.

Pero durante su mandato apoyó la muerte de los Expos de Montreal y acomodó los cambios de riendas en los Red Sox y Marlins, auspició la creación de los Washington Nationals, y falló en su intento por eliminar del mapa del béisbol a los Minnesota Twins.

En el 2002 tuvo un episodio gris durante el Juego de Estrellas, cuando canceló el partido en extrainnings por falta de pitchers.

En la era Selig, el béisbol de las Grandes Ligas ha multiplicado sus ganancias y está quizás en el mejor momento económico en su historia. La asistencia a los parques ha aumentado en un 59% desde 1990 y el año pasado la industria reportó ganancias de $6 billones de dólares, un 279% más que los $1.6 billones de dólares generados en 1992.

Esto es lo que importa.

Para los dueños no importa que la era Selig sea también la era de los esteroides. El principal problema del béisbol en la luz pública a nivel mundial, sigue siendo un pequeño detalle.

La década de los 90’s fue una eterna fiesta de consumo de anabólicos para los jugadores de béisbol y de todo aquel que quisiera mejorar su rendimiento físico. Selig y los dueños decidieron voltear la mirada y hacerse los desentendidos con la situación.

Personalmente, les juro que nunca entendí que el consumo de esteroides fuera un problema para el juego. Creía que si las Grandes Ligas no tomaban cartas ante una situación obvia, quizás no era un problema.

En un deporte profesional como el béisbol, se creó una cultura de que no había nada de malo con usar estimulantes para aumentar el rendimiento y mejorar el nivel de juego. Esto comenzó a cambiar cuando un periodista de AP en 1998 comenzó a cuestionar la integridad del récord de Mark McGwire por el uso abierto de androstenediona.

Quizás esa fue la cultura que el eje Selig-Dueños quisieron imponer al dejar pasar todo por debajo de la mesa.

Recientemente George Vecsey, periodista del New York Times desempolvó una historia que pasó desapercibida. En 1994, el abogado Rob Manfred, hoy en día Vicepresidente de Relaciones Laborales de Major League Baseball, envió a las Grandes Ligas un documento de 12 páginas con una propuesta llamada “Prevención de Uso y Distribución de Drogas”, que incluía una serie de ideas para el monitoreo y castigo para jugadores que consumieran cualquier tipo de esteroides o drogas sin prescripción médica.

La propuesta estipulaba la práctica de pruebas aleatorias a aquellos jugadores “bajo sospecha”. Los castigos sugeridos eran el tratamiento para la primera ofensa, la suspensión de 60 días en la segunda, suspensión por 12 meses a la tercera y la suspensión de por vida para la cuarta falta.

Esto significaba que los dueños de equipos tenían que sacar a relucir sus “sospechas”. Quienes mejor que ellos para saber todo lo que ocurre dentro y fuera del clubhouse. Serían ellos los agentes de control.

Esto significaba, por ejemplo, que el dueño de los Oakland Athletics debía proponer una prueba de esteroides para José Canseco y Mark McGwire, sus máximas estrellas en el equipo y pilares del club, por sobradas muestras de híper-acondicionamiento físico. ¿Creen ustedes que lo haría? ¿Delatarían los dueños a sus inversiones? Recordemos también que Selig en los 90's todavía era dueño de los Milwaukee Brewers.

La propuesta quedó engavetada. Nada pasó. No fue prioridad. En 1994, el béisbol tocó fondo con una huelga que canceló la Serie Mundial y no era el momento de combatir este pequeño detalle. Al contrario, era la época de reavivar el interés por el juego. La estrategia: A punta de batazos... ¿Les gustan los jonrones?...¡Aquí tienen jonrones! Así funciona.

Soy un idiota porque es perfectamente entendible la posición de los dueños de ratificar a Selig como Comisionado de las Grandes Ligas mientras este genere estrategias que le hagan ganar dinero a los equipos. Es su gallina de los huevos de oro. ¿Por qué tendrían que buscar a otro? ¿Otro que controle rígidamente el consumo de sustancias? ¿Quizás uno que prohíba la firma de Barry Bonds o Roger Clemens hasta no esclarecer sus casos? ¿Uno que trabaje más por la internacionalización del béisbol para que otros mercados y países tengan la posibilidad de mayor participación en el negocio del béisbol de alto nivel? ¿Otro que tenga la rectitud para poner en duda récords cuya legitimidad esté en dudas? ¿Otro que suspenda a jugadores que admitan su consumo de esteroides a pesar de sus contratos multimillonarios? Creo que ese otro nunca va a llegar. Al menos no por ahora, mientras la bonanza económica del béisbol mantenga su ritmo.

Para los dueños Selig es el mesías del dinero y lo seguirá siendo. Para los fanáticos es la figura corporativa y política que ha elevado el nivel del negocio del juego, sin importar consecuencias, incluyendo la proliferación de esteroides. El reporte Mitchell intenta ahora culpar a los jugadores por su conducta anti-ética, cuando fue el mismo sistema abanderado por Selig quien estimuló la situación.

El Congreso de los Estados Unidos, en su estrategia de desviación de los verdaderos problemas de carácter social en este país, ha puesto en el tapete el asunto de los esteroides en el béisbol para determinar culpables que no pueden ser castigados. Más que la búsqueda de soluciones, tratan de encontrar la causa, lo cual no tendrá ningún impacto.

Al menos escuché una frase sensata la semana pasada del Representante Demócrata de Maryland Elijah Cummins, quien le dijo a Selig y a Fehr: “Sólo quiero recordarles que todo este escándalo ha pasado bajo su mandato".

miércoles, 16 de enero de 2008

Donde se bate el chocolate


Llegamos a la hora de la verdad. Los playoffs de las Ligas Invernales llegan a su fin y es cuando se produce el fenómeno de "batir el chocolate", es decir, donde los equipos deben demostrar de que están hechos y donde se producen los grandes juegos.

Todavía no sale de mi mente, y aún se me paran los pelos del asombro, cuando recuerdo el quinto juego de la final de la pasada temporada en Venezuela entre Magallanes y los Tigres de Aragua. Yo lo catalogo como el mejor regreso en la historia de la pelota del caribe y uno de los mejores juegos en la historia del béisbol venezolano. Les refresco la memoria: Magallanes llegó a la baja de la novena entrada ganando cómodo por 6 carreras, una ventaja cómoda para extender la serie y mantenerse con vida; de la manera más insólita, los felinos remontaron la ventaja y un batazo de Alexander Romero con las bases llenas le dio el triunfo a los Tigres y el boleto a la Serie del Caribe en Puerto Rico.

Es aquí cuando se producen estas situaciones. Es precisamente en esta época.

Dominicana: Por el reinado absoluto del béisbol

Las Estrellas Orientales parecían encaminadas a romper la hegemonía de los eternos protagonistas de las finales, pero se cayeron en la última semana con unos inspirados equipos del Licey y Águilas que hicieron todo por disputar nuevamente la serie final. Y lo lograron. Nuevamente estos equipos plagados de talento de Grandes Ligas disputarán la final, aunque ambos participarán en la Serie del Caribe, actuando el sub-campeón como reemplazo por el representante de Puerto Rico, debido al cese de actividades de su Liga.

El Licey pasó a la final por la puerta grande, con un "No-Hitter". Los lanzadores ligamayoristas Ervin Santana, Dámaso Marte y Carlos Mármol se combinaron para blanquear por todos lados a las Estrellas Orientales. Licey ha sido un equipo sólido durante toda la temporada en el marco de la celebración de su aniversario 100. Tanto ellos como las Águilas suman 19 campeonatos en la pelota dominicana y en esta final se disputará el reinado absoluto en la historia de la liga en cuanto a títulos se refiere.

Los eternos rivales quisqueyanos se enfrentarán en la final por décima novena ocasión. Licey ha ganado en 10 ocasiones.

Las Águilas clasificaron a su serie final número 34 de nuevo con Miguel Tejada a la cabeza del equipo, sin embargo se duda de su participación por la repentina muerte de su hermano Freddy esta semana. En esta sólida nómina de Grandes Ligas también destaca Rafael Furcal, Bartolo Colón, Alberto Castillo, Alexis Gómez, T.J. Peña y Luis Polonia en su temporada número 24 en la pelota dominicana todas con el equipo mamey. Su nido, el estadio Cibao, será la sede del Clásico de Invierno, razón que ha inspirado al equipo que había comenzado el todos contra todos con poca fuerza pero que remontó al final con la idea en mente de poder repetir otro título internacional, pero jugando en casa.

Venezuela: El eterno acecho de Aragua.

Tigres y Cardenales tienen el camino abierto para la disputa del cetro. Aragua nuevamente ha contado con los servicios de Miguel Cabrera, un jugador que mientras más madurez toma, más desarrolla su talento. Detroit ha sido inteligente en dejarle jugar en esta temporada. El Gerente General de Detroit, David Dombrowski, ha mostrado satisfacción porque una de sus piezas claves para la próxima campaña llegará a tono a los entrenamientos de primavera.

Aragua ha tenido suerte año tras año con sus refuerzos. Este año Ramón Hernández no vistió su camiseta, quien se había convertido en casi un amuleto, pero han contado con la chispa y el talento de Alberto Callaspo. Este jugador de las Águilas del Zulia será clave en la final pues está en plenitud de condiciones que le llevarán a ganarse el puesto como segunda base titular de los Kansas City Royals, equipo que lo adquirió en cambio de los Diamondbacks, quienes no le perdonaron sus problemas de abuso doméstico el año pasado. Callaspo está más que listo para jugar todos los días en las mayores y lo está demostrando.

Los Cardenales de Lara siguen siendo la misma gran familia que se coronó por primera vez en 1991, con la diferencia de que todos ahora son veteranos y uno de ellos está al frente: Luis Sojo. Sus pupilos Róbert Pérez y Giovanni Carrara siguen rindiendo frutos para los crepusculares junto a un grupo encabezado por los refuerzos ligamayoristas Marco Scutaro y Tomás Pérez. Otra carta bajo la manga ha sido el aporte ofensivo de Adam Jones, prospecto número 1 de los Seattle Mariners.

Lara luce fuerte, pero tendrá que romper la magia en las finales de los Tigres, quienes se acercan al 7mo. título en su historia, que sería el 4to.en los últimos 5 años.

México: La tensión de las semifinales

En el Pacífico mexicano las semifinales están en marcha. Por un lado Yáquis de Obregón se miden a los Tomateros de Culiacán en una serie al mejor de 7 encuentros que luce cómoda para los indígenas. Nuevamente el norteamericano Kit Pellow le pone la fuerza a este club, junto al inicialista Carlos Rivera. Pero es el jardinero de los Texas Rangers Jason Botts, quien se ha cargado a este club al hombro en los playoffs. Desde el montículo el más efectivo ha sido el norteamericano Justin Lehr, quien en esta temporada buscará un puesto en el cuerpo de lanzadores de los Cincinnati Reds.

La otra serie semifinal está siendo disputada por los Venados de Mazatlán y los Cañeros de Los Mochis. Nuevamente el venezolano Pedro Castellano saca a relucir su dominio de la pelota mexicana comandando a los Cañeros en la postemporada. El boricua Randy Ruiz, fue a parar a las filas de este equipo tras su eliminación con las Águilas del Zulia en la temporada regular en Venezuela. En Mazatlán la tradicional base criolla mantiene a los Venados en la pelea con los siempre rendidores Roberto Saucedo y el campocorto Héber Gómez. Pero el comandante de este club es el "Negro de Guaymas" Miguel Ojeda, quien está descosiendo la bola y buscará regresar a las mayores con Texas peleando el puesto de segundo receptor con el venezolano Guillermo Quiroz. Mazatlán está manejado por Eddie Díaz, quien comenzó la temporada como coach de las Águilas Cibaeñas en Dominicana, su participación como dirigente ha sido todo un éxito.

Los norteamericanos Eric Reed y Randy Williams han aportado lo debido a los porteños. Reed es aún prospecto de los Marlins, pero tiene un gran problema para quedarse con la posición de jardinero central de este equipo: el dominicano Alejandro De Aza. Williams ha dado buenos resultados hasta ahora en Mazatlán y pertenece a la organización de los Texas Rangers. Ha estado en las mayores con San Diego, Seattle y Colorado, pero ha tenido poca suerte para establecerse.

Colombia: Eternos rivales

La rivalidad de la costa atlántica se hace presente en la final con los Indios de Cartagena midiéndose a los Caimanes de Barranquilla. Cartagena con Orlando Cabrera a la cabeza, ha armado un equipo con jugadores con experiencia de liga grande como el jardinero panameño Sherman Obando y el lanzador venezolano Beiker Graterol. Su carta principal en el montículo es el criollo Emiliano Fruto, quien buscará esta temporada su regreso a las mayores peleando por un puesto como relevista con los Arizona Diamondbacks. Cartagena cuenta en sus filas con los dos nuevos colombianos sumados a rósters de 40, el receptor Jair Fernández con los Seattle Mariners y el lanzador Ernesto Frieri con San Diego.

Sin embargo, sus eternos rivales parecen tener una mayor profundidad en la alineación con jugadores nativos como Donovan Solano, Carlos Villalobos y Jorge Cortés, junto a los ex-grandeligas Israel Alcántara, Edgar Clemente y Keith Reed, además su pitcheo luce más versátil con el puertorriqueño Luis Arroyo, el nortamericano Ben Moore y el cubano Gary Gálvez de la organización de los Red Sox. Caimanes busca finalmente llevarse el título tras 3 temporadas alcanzando la final.

Su mayor recompensa, sin embargo, sería poder representar a Colombia en la Serie del Caribe. Por ahora, el campeón se medirá al su similar de la Liga Nicaragüense en una serie al mejor de 3 juegos. Este cupo será ocupado bien sea por las Fieras del San Fernando o los Indios del Bóer.

viernes, 11 de enero de 2008

El correo perfecto



De: Juancho Sotomayor.
Colombia.


Saludos Sr Leonte Landino,

La presente es para informarle de parte de un amante del beisbol cierto inconformismo que se vive desde hace mucho tiempo aca en Colombia sobre la organizacion y la realizacion del torneo profesional colombiano, ya que año tras año siempre estamos viendo que los finalistas son los mismo (El equipo de los Renteria) Caimanes y (El equipo de los Cabreras) Tigres y en esta oportunidad Indios, ya que estos equipos tienen la facilidad con el poder que les consede sus dueños de hacer de las suyas durante todo el torneo en el manejo de los umpires y refuerzos para sus equipos, dejando de lado las otras dos novenas como son Cardenales de Monteria y Toros de Sincelejo como simples rellenos o títeres con los cuales pueden hacer lo que quieren en este circo que llamamos Beisbol Profesional Colombiano.

Le paso esta incorfomidad que no solo comparte mi persona sino miles de fanaticos de diferentes ciudades que han siguido todos los años este torneo, y en la cual tomamos como precedente para justificar la falta de aficionado que hay en las ciudades de Cartagena y Barranquilla durante el torneo, donde solo se hacen presente en la final para ver lo mismo de todos los años y por lo cual vemos expresar varios ciudadamos de esta forma "Para que vamos a ir ahora al estado ahora, si al final vamos a ver la final en Caimanes e Indios o Tigres como siempre", ya que por otra parte en la ciudad de Sincelejo durante el presente torneo nunca hubo presencia alguna de aficionados porque se cansaron de lo mismo y en la unica ciudad Monteria de la cual su equipo debe sentirse orgulloso que los han acompañado de principio a fin ya estan a camino de seguir los pasos de los sincelejanos con respecto al torneo, ya que deja mucho que desear el mal manejo que le estan dando los hermanos Renteria y Cabreras al torneo queriendo facilitarle siempre las cosas a sus novenas para verlas en la final año tras año, a donde va a llegar esto señores, de esta forma terminaran jugando solo ellos el torneo y asi se quiere llegar a conseguir una acreditacion para la confederacion del Caribe.

Amigo Landino espero que esto sea tomado de su parte de la mejor manera posible y abra un estudio sobre esta liga para que vea que es cierto esto que le escribo porque de mi parte no soy ese que se va a poner en tela de juicio la profesionalidad de los jugadores que integran las diferentes novenas ya que hoy se disputa un partido del cual depende mucho la clasificacion del equipo de los Cabreras ante la mejor novena que a tenido el torneo como ha sido la de los Caimanes de Barranquilla y vengas los dirigentes y les digan a sus jugadores que se dejan ganar para que pase el equipo de Indios de Cartagena a la final, ya que es algo que para mi se les sale de las manos a los juagdores que integran el roster de los Caimanes.

Con esto me despido y le felicito por el trabajo realizado por usted en el crecimiento de este deporte dentro de la zona del Caribe y hasta la proxima.

Gracias.................

--
Ju@ncho Sotom@yor



Leonte Landino escribe:



Estimado Juan.

Muchas gracias por tu correo.

Entiendo perfectamente tu frustración con el desbalance en el torneo colombiano porque los equipos "grandes" siempre se comen a los equipos "chicos". Recuerda que esto no sucede solo en Colombia y es una situacion perfectamente normal en el béisbol.

En Venezuela, por ejemplo, la Liga siempre favorece la rivalidad entre Caracas y Magallanes porque son los equipos más grandes y de mayor tradición en el torneo, situacion que enfada a los fanaticos del resto del país. En Dominicana pasa la misma situacion entre Águilas y Licey, y hasta en la Liga del Pacífico con los Tomateros de Culiacán; incluso en Cuba con Industriales.

Recuerda que el torneo de Colombia acaba de tener lo que yo llamo su "primer año con marcha completa¨. Es decir, este año cada equipo fue manejado independientemente y la competitividad de cada club ya depende de su oficina y de las decisiones e inversión de su junta directiva. Creo, sin embargo, que el torneo colombiano fue muy competitivo y que tanto Cardenales como Toros hicieron un excelente trabajo. Un hecho que me llama mucho la atención es que los dos primeros grandeligas colombianos, glorias del deporte de tu pais, Orlando ¨Ñato¨ Ramirez y Joaquin Gutiérrez, trabajan como instructores para Montería y Sincelejo respectivamente, lo que quiere decir, que los dos colombianos con mayor experiencia y jerarquía como técnicos en la liga, estan transmitiendo sus conocimientos a los muchachos de los equipos mas ¨débiles¨.

El público, sobre todo en Montería, ha respondido muy bien y la directiva del equipo Cardenales esta comprometida a ofrecer un buen espectáculo. Creo sin dudas que esa hegemonía entre los equipos de Cartagena y Barranquilla no durará mucho porque no sólo estos equipos cuentas con excelentes prospectos criollos, sino que tambien invierten en importados valiosos.

Para muestra, el Jugador Más Valioso fue el norteamericano Anthony Seratelli quien fue a Colombia tras batear .327 en el equipo rookie de los Royals de Kansas City, despues de haber sido firmado en un tryout en el Spring Training del 2007. Con esta credencial, Seratelli aumenta sus cartas como prospecto de esta organización y podría escalar rápido en el sistema de Liga Menores este año.

Fíjate en el Round Robin, Cardenales, a pesar que esta de último, esta muy cerca y podria meterse en la final.

Si Caimanes e Indios son los equipos grandes es porque han invertido mas recursos y tienen mayor interés de ganar el torneo, ¿no crees?. Además es una situación innegable que funcionan en mercados más grandes. En las Grandes Ligas, los Yankees tienen mas ganas de ganar la Serie Mundial que Tampa Bay, por eso hacen inversiones y movimientos para tener un equipo ganador, mientras Tampa Bay hace movimientos mas sutiles y menos riesgosos para armar un equipo competitivo, que si tienen suerte podrian tener una buena temporada. Asi es el negocio del béisbol profesional.

Tambien podemos citar la situacion en Dominicana donde desde hace más de una década no gana otro equipo que no sean las Águilas o el Licey. Sin embargo el apoyo de los fanáticos de los demás equipos es incondicional. Este año, incluso, las Estrellas Orientales pudieran pasar a la final, un equipo que no gana un título desde hace mas de 35 años, si ganan, tendremos que irnos todos a San Pedro de Macorís, porque no podemos perdernos esa gigantesca celebración.

Creo que los Hermanos Rentería y su equipo de trabajo han hecho un trabajo titánico, magnífico y desinteresado en levantar en béisbol de Colombia. Los fanáticos de la costa le deben a ellos el momento que atraviesa el beisbol colombiano, que quizás es el mejor en la historia por sus perspectivas de desarrollo. Además el compromiso de Orlando Cabrera y su equipo de trabajo para crear una organización sólida como los Indios es también admirable. En la Liga Colombiana la rivalidad Cartagena-Barranquilla enriquece el deporte y el interés hacia el béisbol, así como Caracas-Magallanes, Águilas-Licey, Culiacán-Mazatlán, Yankees-Red Sox, etc. La Liga no le facilita el camino a nadie, son los mismos equipos en el terreno y en sus oficinas quienes se acercan o se alejan de los títulos.

También creo que es hora de que los fanáticos empiecen a ver a los equipos como de sus ciudades...por ejemplo, Caimanes es de Barranquilla, no de los Rentería. Es el equipo de la ciudad y hay que apoyarlos. De la misma forma en Cartagena y en Montería y Sincelejo.

El éxito y el boleto de la Liga Colombiana hacia su participacion en la Confederacion del caribe tambien depende de sus fanáticos y del apoyo que le den a sus equipos en las buenas y malas. Imaginate como se podran Monteria y Sincelejo cuando sus equipos disputen una final entre ellos. Dentro de unos años, mientras más apoyo haya, los fanáticos verán una pelota de mayor calidad, con jugadores colombianos en las Grandes Ligas e importados de primera línea.

Amigo Juancho...me despido deseándote a tí y a todos los fanáticos colombianos lo mejor para el 2008 y que sigan apoyando a sus equipos favoritos y al desarrollo del béisbol en Colombia.


Leonte Landino
www.eljuegoperfecto.com


PD.: Gracias por sus comentarios. En la medida de lo posible podemos publicar sus respuestas y discusiones. Puedes comentar sobre este tema abajo.

martes, 8 de enero de 2008

Resoluciones para el 2008


En esta nueva página de nuestras vidas quisiera dedicar estas líneas para plasmar mis resoluciones y expectativas para este año 2008.

Olvidemonos de los astrólogos y sus predicciones. Júpiter y Saturno podrán estar beneficiando a Sagitario y a Virgo este año, pero el béisbol es más complejo que los planetas, su única influencia es el tiempo mismo y sus únicos Astros están en Houston. En algunos casos el 2008 luce promisorio y excitante, en otros aspectos se ve oscuro y vengativo. Estas son mis resoluciones para el 2008 en el mundo del béisbol, es decir, mis principales convicciones para lo que veremos este año:

1.- El informe Mitchell es inútil.

Durante mis merecidas vacaciones decembrinas pude captar sentimientos encontrados en muchos lugares sobre el bendito Informe del Senador George Mitchell, sobre el uso de esteroides en las Grandes Ligas en los últimos años. No me sorprende ver como a muchos fanáticos se les olvida la historia y como los oficiales del béisbol y muchos periodistas se hacen los desentendidos.

Señores, el uso de estimulantes en las Grandes Ligas no es un tema nuevo. No es un tabú. Nunca lo fue (o al menos lo fue para quienes se hacen los tontos).

Para ningún conocedor de este juego y de su sistema nervioso es secreto que desde mediados de los años 80 muchos jugadores comenzaron a someterse a rutinas rigurosas de entrenamiento que requerían de estimulantes y esteroides para desarrollar una mayor masa muscular de manera más rápida y a la misma vez aumentar su resistencia. No es extraño un José Canseco, un Mark McGwire o un Ken Caminiti. Todos sabíamos sobre su consumo de esteroides. En Latinoamérica todo el que alguna vez pisó un gimnasio veía como cualquiera compraba inyecciones para aumentar su masa muscular. El único detalle es que su consumo NO ERA PROHIBIDO.

¿Quiénes son los oficiales de las Grandes Ligas, los periodistas y hasta los fanáticos para discutir sobre la moral del juego? Son los propios peloteros quienes deben discutir estos asuntos entre ellos. Al fin y al cabo es su gremio, es su profesión y nadie mejor que ellos sabe las exigencias de su trabajo.

Candy Maldonado, mi amigo y colega me decía hace algún tiempo: ¨Cuando yo llegué a las Grandes Ligas era difícil ver un parque lleno, hoy es raro ver un parque vacío¨. Esto tiene una explicación. El béisbol de finales de los 70 y principios de los 80 era más pesado, más lento. No era la gran atracción de hoy, esa que comenzó con una impresionante carrera de jonrones entre Sammy Sosa y Mark McGwire, que fue disfrutada por el mundo entero.

En 1992 fui al Yankee Stadium con mi familia y compramos entradas 15 minutos antes del primer pitcheo para el primer piso. Hoy si los Yankees estuvieran en el último lugar sería imposible conseguir una entrada en taquilla ni con 3 meses de anticipación.

Hoy en día el juego es un duelo de poderes. De lanzadores que alcanzan las 100 millas, de kilométricos batazos, de estrategias y jugadas espectaculares. En cuanto a negocio y nivel deportivo, el béisbol está en el mejor momento quizás de su historia en todo el continente Americano y en Asia. La gran ayuda para esto fue el desarrollo de mejores programas de preparación física, que en muchos casos incluyeron el uso de esteroides, cuando aún no eran prohibidos. No se puede castigar algo que no estaba prohibido.

El show que ha montado el comisionado de las Grandes Ligas con una cacería de brujas a ver quien utilizó esteroides y quien no es simplemente ridículo. Bien sabe él que hasta los mismos dueños de equipos estimulaban a sus jugadores para el consumo de sustancias para lograr mejores rendimientos en sus inversiones.

Si se quiere partir de cero y regular el uso de sustancias con el fin de no promover entre los jóvenes que se inician en el juego el consumo de esteroides, perfecto, me parece una genial idea para preservar la salud de los noveles peloteros. Pero esto se hace con poner en práctica el programa de sustancias prohibidas, dar vuelta a la página y olvidar ese pasado con circunstancias muy, pero muy distintas a las actuales.

Esta temporada seguirá la cacería de brujas en las mayores y en las ligas menores, y se tratará de desprestigiar a quienes usaron esteroides en el pasado. Creo que es injusto e inútil. Lo pasado...pasado y ahí quedó.

De paso debemos aprender a ser mejores fanáticos, al menos más sinceros. En varias ciudades de Venezuela escuché al público gritarle despectivamente a Alex Cabrera por un supuesto uso de esteroides, dada su musculatura. Sin embargo, todos los fanáticos del país esperaban en cada turno por un descomunal jonrón del ¨Samurai Venezolano¨ así fuera en contra de su equipo. Es la gran contradicción. Llegué a ver aplausos después de insultos.

2.- La Serie del Caribe será un fracaso.

Organizativamente y socialmente la Serie del Caribe 2008, pautada para la primera semana de febrero en Santiago de los Caballeros, en República Dominicana será un éxito. Deportivamente será un atraso y un fracaso.

La terquedad de la Confederación del Caribe de utilizar dos equipos dominicanos le quita brillo a un torneo que ya no brilla. Al menos con Puerto Rico es más diverso, aunque sus últimos equipos no han dado la talla por el descalabro progresivo de su Liga. Venezuela y México irán nuevamente con sus mejores intenciones, pero en Dominicana ya se sabe que clasificando a la final se tiene un cupo al torneo de campeones, además podría haber una sorpresa si las Águilas Cibaeñas quedan por fuera.

Esperemos que con esta edición finalmente se toque fondo y se comprenda de una vez por todas que la incorporación de Colombia y Nicaragua deben ser inminentes, y más allá, que la participación de Cuba llevaría este torneo a un nivel nunca antes soñado. Estamos en el 2008, ya es tiempo de la tercera etapa de la Serie del Caribe y de una Confederación que en realidad funcione.

Para muestra de ello, falta más de un año para el II Clásico Mundial de Béisbol y la expectativa por parte de los fanáticos alrededor del mundo (menos en los Estados Unidos) es increíble. Ya se comienzan a conjeturar las selecciones.

3.- Santana se queda en Minnesota.

Mucho se habla de que si Johan Santana, quienes muchos catalogan como el mejor lanzador en las mayores, pasará a los Yankees o a los Red Sox. Ultimamente los Mets se han involucrado en las conversaciones.

Los Twins saben que tienen garantizado al dos veces ganador del Cy Young por un año más, y que no armarán un equipo competitivo, y que además, en esas condiciones Santana no quiere estar con este club (situación que de paso me parece antiprofesional de su parte). Sin embargo, para soltar a su gallina de los huevos de oro apuntan por lo mejor que puedan obtener de quienes están detrás del zurdo, de lo contrario no les interesa soltarlo.

Minnesota aspira a jugadores franquicia del futuro: Ellsbury de Boston, Cabrera y/o Canó de los Yankees, Reyes de los Mets. Para estos tres equipos soltar a estos jugadores por Santana es una locura y ellos lo saben. Es verdad que Santana garantiza al menos 18 victorias y es un brazo sano, pero nada hacen con ganar 18 juegos más, si van a perder 30 por la falta de producción ofensiva que estos jugadores aseguran.

Es más fácil que pase un año y Santana se venda al mejor postor.

Los fanáticos en Minnesota están a punto de hacer una huelga si el equipo cambia a su mejor carta, y esta es una situación que no le conviene al club que está construyendo un nuevo parque con ayuda de los impuestos municipales. Los fanáticos quieren que se hagan una inversión por Santana y esto podría convertir al equipo en un serio contendiente. El problema es también que él quiera quedarse. Al menos por este año creo que Santana se queda en el ¨Norte del Béisbol¨, sería toda una sorpresa si comienza la temporada con otro equipo, más aún, sería más sorpresivo un cambio en el medio de la temporada.

4.- El mejor equipo de béisbol del mundo está en Detroit.

Siempre las predicciones son muy difíciles de cumplir, pero es que desde hace ya algunos años no se ve un equipo tan balanceado como los Detroit Tigers. No sólo en el terreno sino fuera de él. Creo que serán los campeones de la Serie Mundial.

El Gerente General David Dombrowski una vez más se salió con la suya y armó un dream team. Es un equipo con estrellas que se llevan bien entre ellos. Tienen un mánager en Jim Leyland que maneja bien la presión y conoce a su grupo. Sus abridores son extraordinarios y su cuerpo de relevistas es uno de los mejores. En el papel lo tienen todo para alcanzar el éxito.

Detroit será el equipo a vencer y el más divertido en esta temporada, el carácter fuerte de Gary Sheffield se unirá a la salsa en el clubhouse que pondrán Pudge, Rentería, Magglio, Carlos Guillén, Polanco y Miguelito Cabrera. A ellos se suma una rotación con Verlander, Rogers, Robertson, Bonderman y Dontrelle Willis. Y un cuerpo de relevistas con un Fernando Rodney y el lanzallamas de Joel Zumaya. Hagan lo que hagan será un equipo para recordar.

Este será el año donde Marvin Gaye se abrazará con Héctor Lavoe, y Erik Estrada será el nuevo Murphy convertido en Robocop en las calles de Detroit. Este grupo jugará béisbol del bueno y lo mejor es que están en la división más competitiva de las Grandes Ligas, el centro de la Americana. No hay nada garantizado, habrá que jugar bien desde el primer día.

5.- Cuba se abrirá más al mundo del béisbol

En el 2008 se esperan cambios inevitables en el sistema de gobierno y vida de Cuba. La posible apertura por parte de Raúl Castro al mundo moderno y capitalista podría también mejorar el intercambio de la pelota cubana con el exterior.

En varias ocasiones el actual mandatario cubano se ha declarado partidario del regreso de la pelota profesional, lo que significaría la posibilidad de que sus jugadores pudieran ser agentes libres para firmar con organizaciones de béisbol en cualquier país, y que en la pelota cubana pudieran actuar nuevamente jugadores extranjeros.

El béisbol es un estandarte del sistema político y cultural cubano y si toda la parafernalia del sistema llegase a caerse en este año, la pelota sería uno de los primeros agentes de cambio. Muchos jugadores cubanos anhelan la posibilidad de probarse en las Grandes Ligas, al igual que los oficiales de la Serie Nacional de Béisbol buscan desesperadamente conseguir una mayor exposición de su liga hacia el exterior y ganancias económicas por esta actividad.

Una muestra de ello son las transmisiones de televisión de la pelota cubana en Venezuela a través del nuevo canal Tves, la cual ha ganado bastante aceptación entre los puristas del béisbol, apartando el aspecto político y los lazos gubernamentales entre ambos países.

La intención es mostrar la calidad del béisbol cubano al mundo, eso es apertura.