Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 26 de septiembre de 2007

Con las puertas abiertas al futuro


Una temporada más se cumple de las Grandes Ligas, así como también de su complicado, pero perfectamente organizado sistema de Ligas Menores, una de las muy peculiares características de este deporte y uno de los sistemas de desarrollo de deportistas profesionales más perfectos del planeta. Las 30 organizaciones de Grandes Ligas tienen afiliación con los 244 equipos que cosechan a los futuros protagonistas del mejor nivel de béisbol que existe, operando en 19 ligas alrededor de los Estados Unidos, México, República Dominicana y Venezuela. Es aquí donde los muchachos latinoamericanos trabajan en su mejoramiento dentro del terreno que les de una oportunidad de demostrar con un club de Grandes Ligas sus habilidades en este deporte.

Durante toda la temporada 2007 mostramos cada semana en nuestras transmisiones de Domingo de Grandes Ligas, algunos de estos chicos que entre marzo y septiembre luchan por destacar. La idea es dar a conocer su trabajo y familiarizar a los fanáticos con los nombres de los futuros integrantes de los equipos grandes, si es que estos llegan a jugar.

A lo largo de la campaña presentamos jugadores como el lanzador dominicano Edwar Ramírez, quien fue dejado en libertad tras 5 temporadas en las granjas de los Angels, tal y como muchos jugadores que simplemente no alcanzan un nivel para llegar a las mayores. Tras 2 temporadas jugando en el limbo de las Ligas Independientes logró firmar un contrato de Ligas Menores con los Yankees y tras dejar efectividad por debajo de 1.00 entre AA y AAA fue llamado al equipo grande, siendo hoy una de las piezas que Joe Torre tiene a disposición.

Así como Ramírez conocimos jugadores antes de su llegada a las mayores como Asdrúbal Cabrera, Alberto González, Luis Alonso Mendoza, Tony Abreu y Yunel Escobar y también vimos promesas de países con menos cantidad de aporte de jugadores al béisbol como el colombiano Jorge Cortés, el brasileño Jo Matumoto, el nicaragüense Devern Hansack y el curazoleño Wladimir Balentien. Cada uno de ellos tiene una historia interesante que contar que va más allá de sus estadísticas y que forma parte de nuestro mismo sentido de superación como Latinoamericanos en el competitivo mundo del deporte de los Estados Unidos.

De tal forma que por primera vez damos nuestro reconocimiento al mejor jugador latino en las Ligas Menores, considerado dentro de la categoría de prospecto, en cada posición. Algunos de ellos ya han visto acción en las mayores en esta temporada, otros tendrán esa suerte en los años por venir y muchos de ellos continuarán su preparación en la venidera campaña de béisbol invernal.

A continuación la 1ra. Selección de Prospectos Latinos de Domingo de Grandes Ligas:



PRIMERA BASE:
JAVIER BRITO
Puerto La Cruz, Venezuela
Equipo: Mobile BayBears. Clasificación AA de los Arizona Diamondbacks.

Brito fue el inicialista de los BayBears durante toda la campaña y uno de los jugadores más consistentes de este club que terminó 3ro. en su división en la Liga del Sur. Su promedio de .327 le valió para ganar el título de bateo de la Liga e impuso el récord del promedio más alto en una temporada en la historia del club sureño. El hecho de que esta sea su segunda temporada con promedio por encima de los .300 es un factor que debe agradar mucho a la oficina de Arizona y para la próxima temporada podría pelear el puesto de primera base en los entrenamientos primaverales. A la defensiva se desempeñó a tiempo completo en primera base donde sólo cometió 8 errores en 106 juegos. Fue probado también como bateador designado, tercera base y jardinero. Su bate es rápido y tiene una excelente vista. Los Diamondbacks quieren desarrollar más su poder. Conectó 11 cuadrangulares e impulsó 72 carreras, siendo el segundo en el club en este departamento. En la Liga Venezolana es ficha de los Caribes de Anzoátegui.



SEGUNDA BASE:
GERMÁN DURÁN
Zacatecas, México
Equipo: Frisco RoughRiders. Clasificación AA de los Texas Rangers

Durán ha tenido mucho seguimiento esta temporada por la prensa especializada de béisbol en México, sobre todo tras su invitación al Juego de las Futuras Estrellas en San Francisco, donde los prospectos con mejores temporadas tienen una oportunidad de mostrarse ante el mundo de las Grandes Ligas. El año pasado poco se sabía de este chico que jugó en la Liga de California y dejó promedio de .284 con el Bakersfield. Para la mitad de la temporada tenía 15 jonrones, liderando los intermedistas de la AA en este departamento por lo que empezó a atraer miradas. Durán ha tuvo un año con un desarrollo no esperado terminando la campaña con promedio de .300 puntos, 22 vuelacercas y 84 remolcadas, siendo el líder en las tres categorías de los RoughRiders, a quienes cargó en sus hombros hacia los playoffs de la Liga de Texas y fue el líder de la mejor temporada en la historia de este equipo. Su bate es sólido, más bien demasiado para un segunda base. Sin embargo, su aspecto defensivo aún necesita trabajo tras dejar 15 errores en esta campaña. En la Liga Mexicana del Pacífico es ficha de los Naranjeros de Hermosillo, quienes esperan contar con sus servicios para también mostrarle a la afición norteña una de las nuevas estrellas de la pelota mexicana.



CAMPO CORTO:
ASDRÚBAL CABRERA
Puerto La Cruz, Venezuela
Equipos: Akron Aeros y Buffalo Bisons. Clasificaciones AA y AAA de los Cleveland Indians

Con tan sólo 21 años Asdrúbal Cabrera es un posible heredero de la prestigiosa línea de campo cortos venezolanos en las mayores. En sólo su quinta temporada en las Ligas Menores logró brillar en cada una de las categorías donde ha sido asignado, desde la Venezuelan Summer League, todas las A, AA, AAA y finalmente debutó esta temporada en con el equipo grande de Cleveland. Esta temporada comenzó con el Akron en AA, donde bateó para .310 en 96 juegos y luego fue promovido al Buffalo AAA, donde conectó 12 hits en 38 turnos dejando promedio de .316 en 9 juegos. estos números fueron suficientes para que el llamado al equipo grande durante la primera semana de agosto y desde entonces ha bateado alrededor de .290, incluyendo 3 jonrones y 19 remolcadas. Para los Indians ha sido un jugador que alterna perfectamente con el venezolano-americano Josh Barfield, quien no ha rendido lo esperado en la segunda base, además de darle profundidad a la banca. Ambos tendrán que luchar por la titularidad de la posición para el 2008. Cabrera es un bateador de contacto y responde bien en con corredores en base, sabe poner la bola en juego, es hábil y disciplinado. Su mejor arma es su guante, a pesar de haber cometido 15 errores en AA, con los Indians sólo ha hecho 1. En Venezuela fue descubierto por Emilio Carrasquel y firmado automáticamente para los Cardenales de Lara, siendo ya el campo corto titular de este club, y para los Seattle Mariners. Llegó a los Indians en un cambio por Eduardo Pérez el 30 de junio del 2006.



TERCERA BASE:
JUAN FRANCISCO
Bonao, República Dominicana
Equipo: Dayton Dragons. Clasificación A de los Cincinnati Reds

Hay jugadores que nacen con talento natural. De hecho, abundan por las calles de la República Dominicana. Entre los antesalistas latinos en Ligas Menores en esta campaña ninguno se destacó más que Juan Francisco. Sus 25 vuelacercas hablan son su carta de presentación, siendo el líder en la Liga del Medio-Oeste en esta categoría y 4to. en carreras impulsadas con 90. Fue invitado al Juego de Estrellas de la liga y también fue incluido como tercera base en el equipo de estrellas de la temporada. Pero aunque se sabe que el poder está ahí, el aspecto a mejorar es su contacto. A pesar de su promedio de .268, Francisco se ponchó en 161 ocasiones, siendo también líder en la liga. A la defensiva es un jugador sólido en la antesala con un poderoso brazo. Con una estatura de 6´3´´, un peso alrededor de las 200 libras y un bate explosivo, Francisco tuvo quizás uno de los mejores repuntes entre cualquier jugador en las menores entre su primero y su segundo año, tras haber disparado sólo 3 jonrones en categoría ¨rookie¨ en el 2006. En la Liga Dominicana fue la primera selección del draft del 2007 por los Gigantes del Cibao y la segunda selección global del sorteo. Fue firmado por Juan Peralta en el 2004.



JARDINERO IZQUIERDO:
AMAURY CASAÑAS
Matanzas, Cuba
Equipos: Petroleros de Minatitlán de la Liga Mexicana de Béisbol y Springfield Cardinals, AA de los St. Louis Cardinals

Mucho se puede discutir sobre un jugador que llega al sistema de béisbol profesional de los Estados Unidos con experiencia previa, más aún si tiene 27 años de edad, o 32, o en realidad quien sabe. Los analistas de Ligas Menores de los Cardinals llaman a Amaury Casañas, o Amaury Martí ¨el hombre misterioso¨. No saben como llamarlo exactamente, ni cuanto años tiene. Lo que si se sabe son los números y las expectativas del club con este cubano que escapó de la isla en el 2005 tras jugar varias temporadas para el equipo de Matanzas en la Serie Nacional de la Isla. Casañas estableció su residencia en los Estados Unidos y por tal razón tuvo que pasar por el draft universitario en el 2006, siendo seleccionado por los Cardinals en la ronda 18, tras haber jugado en Liga Independiente cuando recién llegó por el mar. Sea cual sea su edad es un veterano, y su camino por las menores debe ser corto, sobre todo por las condiciones que muestra al ser un corpulento jugador con un bate explosivo, quizás perfecto para jugar junto a Albert Pujols. Sin embargo esta temporada los Cardinals lo asignaron en préstamo a los Petroleros de Minatitlán en la Liga Mexicana, y hay quienes dicen que es en parte un castigo por el problema de la edad. Pero su bate respondió por sí solo destrozando el circuito mexicano al conectar 15 cuadrangulares con 71 impulsadas con un promedio de .337 en 96 juegos, produciendo 1 HR por cada 24 turnos. Luego fue traído de vuelta y asignado al Springfield AA donde conectó 6 jonrones y remolcó 20 en 30 juegos, promediando .308 y 1 HR por cada 18 turnos. Casañas es un jugador que por su edad no puede darse el lujo de perder tiempo en su adaptación a una nueva cultura y la nostalgia por Cuba, debe producir al máximo para llegar y esto lo saben los Cardinals, quienes podrían mostrar su arma secreta a partir del año próximo.



JARDINERO CENTRAL:
OVANDY SUERO
Villa González, República Dominicana
Equipo: Lakeland Flying Tigers. Clasificación A de los Detroit Tigers

Para muchos scouts y analistas Ovandy Suero es simplemente un prospecto de aquellos que nunca termina de germinar. Sin embargo, es muy difícil demostrar y crecer cuando las oportunidades no se le brindan a un jugador ni siquiera en las Ligas Menores. Suero está en su cuarta campaña y ha sido catalogado como un jugador que corre mucho pero no batea. Esta temporada fue su primera con los Tigers, tras 3 años de poca paciencia de los Atlanta Braves. Es verdad, a pesar de sus 25 años de edad es un jugador que aún debe trabajar más en su contacto, sin embargo cuando consigue una base aprovecha mejor que nadie las oportunidades. Suero fue el líder en todas las Ligas Menores en bases robadas con 75, llegando a 204 estafas en 4 años. Terminó bateando para .252, embasándose en 144 ocasiones de 433 turnos resultando que en un 67% de las oportunidades que tuvo salió al robo, ejecutando con éxito la jugada en 78% de las oportunidades. Su porcentaje en base fue de .306 y se ponchó en 95 ocasiones. Hubo un jugador que dijo una vez: ¨Yo tengo que hacer todo lo posible para llegar a primera base y cada vez que esté ahí voy a salir a robar para ganar una base y ayudar al equipo¨. Bien que lo hizo este personaje: Rickey Henderson, quien llegó a robar 130 bases en una campaña. Suero es el jugador más rápido de todas las Ligas Menores y lo demostró esta temporada. Ahora su contacto debe mejorar. Imagínense, si llega a batear al menos .280, robará con mucha facilidad 100 bases en al menos 110 juegos. Es un punto atractivo para cualquier equipo y será su arma para llegar a las mayores. En la Liga Dominicana juega con las Águilas Cibaeñas, lo cual no le beneficia por la cantidad de estrellas con este club, siendo utilizando principalmente como corredor emergente.



JARDINERO DERECHO:
JONEL PACHECO
Tacarigua, Venezuela
Equipo: Hickory Crawdads y Lynchburg Hillcats. Clasificación A de los Pittsburgh Pirates

La temporada de Jonel Pacheco superó en general a muchos jugadores latinoamericanos que brillaron esta temporada en las menores como jardineros derechos, como fue el caso de los prospectos venezolanos de los Diamondbacks Alex Romero y Carlos González. El caso de Pacheco fue también inesperado al remolcar 99 carreras en 199 juegos para el Hickory de la Liga del Sur-Atlántico, liderando el circuito, disparando también 27 vuelacercas (2do. en la liga) y finalizando con promedio de .315. Hickory finalizó último en su división, pero Jonel fue el mejor jugador del club, incluso llegando a conectar 3 jonrones en un juego (27 de abril vs. Greensboro). Los Crawdads lo designaron como el Jugador Más Valioso del 2007. Los Pirates quedaron sorprendidos por su actuación y su poder. Pacheco pasó sus primeros 4 años en la Venezuelan Summer League y hasta fue dejado libre por los Indians antes de viajar a Estados Unidos, hasta que fue firmado por los Mets y luego por los Pirates. Sus números muestran una constante mejoría año tras año, y esta explosiva campaña quizás le abra las puertas a subir el año próximo hasta AAA. Pacheco tiene un punto a su favor en los próximos meses: la Liga Venezolana; donde milita con las Águilas del Zulia, equipo con el cual se estableció el año pasado como uno de sus jugadores titulares y contribuyó a su clasificación. Si en el invierno estos números son constantes, podría ganarse una invitación a entrenamientos de Grandes Ligas. Tiene una puerta abierta y un equipo con poca competencia como Pittsburgh.



RECEPTOR:
GEOVANY SOTO
San Juan, Puerto Rico
Equipo: Iowa Cubs. Clasificación AAA de los Chicago Cubs

Soto ha sido el receptor de los Cubs de AAA en las últimas 3 temporadas y ha logrado incluso tomarse algunos ¨cafés¨ con el club grande desde el 2005. Pero hay una dicho popular que se aplica a su temporada: ¡Se soltaron los caballos! Y es que tras 6 temporadas con un promedio que nunca llegó a .275 y en su mejor campaña conectó 9 jonrones e impulsó 48, Soto sacó la casta de la herencia boricua en la receptoría, terminando entre los líderes en promedio (.353) y jonrones (26), y comandando el departamento de remolcadas (109) en la competitiva Liga de la Costa del Pacífico, llevándose el premio al Jugador Más Valioso, por primera vez ganado por un receptor en el circuito desde Sandy Alomar en 1988 y 1989. Antes del inicio de esta temporada Soto perdió alrededor de 30 libras, lo que contribuyó a darle la velocidad que necesitaba en su bate y aumentar su poder. A la defensiva es un receptor inteligente que sabe manejar a los lanzadores y ha trabajado de cerca con Henry Blanco y Michael Barrett en los entrenamientos. Tras esta campaña, el trabajo de receptor titular de los Cubs para el 2008 ya tiene un fuerte contendiente. De todas formas su cupo en el equipo grande está asegurado, sobre todo por la grata actuación que ha dejado tras el llamado esta temporada donde ha conectado 14 hits en 35 turnos para un promedio de .400, con 3 jonrones.



LANZADOR DERECHO:
RADHAMÉS LIZ
El Seybo, República Dominicana
Equipo: Bowie BaySox. Clasificación AA de los Baltimore Orioles

Cuando el scout Carlos Bernhardt firmó a Radhamés Liz en la República Dominicana en el 2003 a sus 19 años, la principal arma que vio fue el potencial de su brazo. Con un poco de ayuda en su mecánica Liz es hoy uno de los mejores prospectos del pitcheo dominicano y una estrella del futuro. Con una recta que llega a las 97 millas, que combina con una curva controlada y dos tipos de cambio, uno que quiebra hacia abajo y afuera contra los derechos y otro que hace lo mismo contra los zurdos, Liz está listo para las mayores. Esta temporada con el Bowie de la Liga del Este, terminó entre los líderes en victorias dejando marca de 11-4 con efectividad de 3.22. El 1ro. de junio lanzó un juego completo sin hits ni carreras contra el Harrisburg Senators, el segundo en su carrera. La marca de este chico son los ponches. En 137 entradas abanicó a 161, quedando a sólo 4 del líder en la liga. En 364.1 entradas que ha lanzado en las menores, tras 2 temporadas en la Dominican Summer League, suma 447 ponches. Los Orioles lo llamaron al equipo grande el 25 de agosto y en 6 juegos, como abridor y relevista, ha mostrado sus condiciones, pero el factor mental le ha afectado. Sin embargo las expectativas de un puesto en la rotación del equipo grande quedan para la próxima temporada. Su único aspecto a mejorar es el control. En una categoría tan difícil como la de lanzador derecho donde muchos latinos se destacaron esta temporada, Liz demostró sus credenciales como uno de los mejores prospectos de todas las mayores en el 2007. En la República Dominicana juega con las Estrellas Orientales.


LANZADOR ZURDO:
MARLON ARIAS
Baní, República Dominicana
Equipo: Inland Empire 66ers. Clasificación A+ de Los Angeles Dodgers

Arias fue el mejor entre los lanzadores zurdos latinoamericanos en toda la temporada al finalizar con récord de 12-4, incluyendo un juego sin hits ni carreras. Para el 13 de julio, Arias tenía marca de 9-1 y los 66ers. estaban en el tope de su división en la Liga de California. Sin embargo la segunda mitad no fue buena ni para el nativo de Baní, ni para su club, quienes cayeron al 4to. lugar de la división. Arias terminó entre los líderes en victorias, pero su efectividad subió a 5.32. Los contrarios le batearon en la campaña para .284 y su WHIP fue de 1.51, lo que muestra que mantenía en promedio a casi 2 corredores en circulación por entrada. Su número de ponches fue bastante aceptable (95 en 128.2 entradas y 50 BB) y es un lanzador que cuando domina tiene el control del juego y sabe salir de situaciones apretadas. Más adelante los Dodgers podrían convertirlo en un relevista largo por su condición de zurdo. En Dominicana juega con los Leones del Escogido.



LANZADOR RELEVISTA:
JAILEN PEGUERO
Azua de Compostela, República Dominicana
Equipo: Tucson Sidewinders. Clasificación AAA de los Arizona Diamondbacks.

Jailen Peguero está listo para asumir un rol de relevista intermedio en las mayores. Lo ha demostrado en las últimas dos temporadas y lo reiteró en esta. Este derecho fue firmado originalmente por los Astros y asignado a la Dominican Summer League por dos años antes de llegar a los Estados Unidos. Luego pasó por todas los equipos afiliados a la organización de Houston siendo utilizado como relevista, con excepción del 2003 cuando abrió 21 juegos y terminó con 5-13. Pero su cambio de rol lo ha enfocado a especializarse en mantener ventajas y a los bateadores al margen. Peguero responde cuando se necesita un lanzador fresco del bullpen y eso le da versatilidad. Esta temporada, a sus 26 años, terminó con récord de 6-2, y promedio de carreras limpias de 1.89 en 66.2 entradas de labor en 53 juegos de la Liga de la Costa del Pacífico. Entre todos los relevistas latinos de las Ligas Menores, Peguero fue el más efectivo y los Diamondbacks no dudaron en llamarlo al expandir su roster el 1ro. de septiembre. No es un lanzador poderoso, más bien varía muy bien su recta entre 88-92 millas con un slider difícil para los derechos. En Dominicana milita con las Estrellas Orientales.



CERRADOR:
WARNER MADRIGAL
San Pedro de Macorís, República Dominicana
Equipo: Cedar Rapids Kernels. Clasificación A de Los Angeles Angels de Anaheim.

Los Angels firmaron a Madrigal por 150,000 dólares en el 2001 y tenían esperanzas en que su gruesa contextura produjera cuadrangulares en todos los niveles. En sus primeras tres temporadas entre categoría rookie y A baja conectó 26 jonrones y fue catalogado entre los mejores prospectos de la organización. Sin embargo los Angels vieron que había un problema: Madrigal no podía batear lanzamientos quebrados, lo cual es un grave problema más allá de la clase A. Así que decidieron redireccionar su inversión convirtiendo al jardinero en un lanzador de poder. Este aceptó su nuevo rol y pasó de no batear pitcheos quebrados a dominar con los suyos. El 2007 fue su primera temporada completa como cerrador y fue asignado al Cedar Rapids clase A tras lanzar en la primavera con el equipo grande de Anaheim dejando una muy buena impresión. Esta temporada fue el líder en salvados entre los relevistas latinoamericanos en las Ligas Menores con 20, en 54 juegos y 4to. en la Liga del Medio-Oeste. Para ayudar a su adaptación, fue utilizado también en situaciones de ¨no salvar¨ y finalizando otros 20 juegos. Además mostró su dominio en la lomita con una efectividad de 2.07, abanicando a 75 contrarios y otorgando sólo 23 boletos. Su recta alcanza las 98 millas y trabajó durante la campaña en perfeccionar su slider. Su presencia en el montículo es intimidante por su tamaño y su carácter agresivo y retador. Los Angels se han caracterizado en los últimos años en tener uno de los mejores cuerpos de relevo intermedio con lanzadores con rectas poderosas, y todo indica que Madrigal muy pronto será uno más entre ellos, siempre y cuando mantenga su consistencia, que es el punto de duda en la gerencia de Anaheim. En la Liga Dominicana es ficha de los Leones del Escogido, obviamente también como lanzador.

jueves, 20 de septiembre de 2007

Época de conjeturas y predicciones


El otoño marca su llegada. El frío se aproxima. La temporada regular de las Grandes Ligas llega a su fin. Esta es la epoca del año donde los premios y designaciones empiezan a conjeturarse. Que si el mas valioso debe ser de un equipo ganador, que si debe ser quien haya dominado su liga con mayor facilidad, que si el Cy Young debe ser aquel que ganó más partidos o quizás el que fue más efectivo. Así es el béisbol, un mundo controversial donde cada quien tiene una opinión, por más informado que esté, o simplemente por querer abrir la boca.

Hoy yo soy quien quiere abrir la boca y decir mi humilde opinión basado en mi percepción de esta temporada. Les daré mis favoritos para los premios en las semanas definitorias de la temporada de Grandes Ligas 2007.

Jugador Más Valioso Liga Americana: Ciertamente Venezuela está brincando en un pie, y no precisamente por las propuestas de reforma constitucional, sino apoyando a Magglio Ordóñez en su excelente campaña. Siempre se compite en esta categoría cuando se ha dominado la liga en promedio durante gran parte de la campaña, sobretodo con la cantidad de carreras remolcadas que ha traído para un equipo inconsistente como Detroit. El problema del nativo de Coro tiene nombre y apellido: Alex Rodríguez.

Reggie Jackson dijo antes del inicio de la campaña: “Alex va a tener un año monstruoso” y no se equivocó. Los Yankees del 2007 han atravesado por malos momentos y quien ha cargado esta ofensiva durante toda la temporada ha sido su tercera base. Sólo 4 jugadores en la historia han sido líderes en una temporada en cuadrangulares, anotadas e impulsadas y todo indica que A-Rod será el quinto. El mejor punto es que los Yankees van a clasificar, cuando muchos tiraron la toalla hace un par de meses atrás. En el Bronx ya no se preguntan si Rodríguez es un verdadero Yankee, pues tras esta campaña lo es. Sólo falta un título…que de paso vendrá pronto. Mi voto es para A-Rod.

Jugador Más Valioso Liga Nacional: Aquí la cosa está más pareja. Matt Holliday ha sido un jugador sumamente consistente en Colorado. Oígan bien…Colorado. Que bueno es batear .300 en Denver y conectar más de 30 HR en el lugar donde las pelotas les salen alas. Sin embargo no le resto méritos. Es un excelente bateador y será un fuerte competidor para este premio. Por el otro lado el equipo revelación del año ha sido Milwaukee y gran parte de su actuación se debe a Prince Fielder.

Peter Gammons, periodista del Salón de la Fama dio a los Brewers entre sus predicciones al principio de la campaña y yo pensé: ¿Será que este tipo se está es tomando la cerveza de Milwaukee y se le fue a la cabeza? Pero acertó. Milwaukee es un club con un grupo de jóvenes con mucho talento y que han jugado un béisbol muy unido, y al contrario de los Cubs, sus competidores para ganar la división, no tienen nada que perder. Fielder fue el abridor en la primera base de la Nacional en el Juego de Estrellas y a pesar de que su promedio terminará por debajo de los .300, su producción de cuadrangulares e impulsadas y su espíritu de liderazgo tienen a los Brewers a punto de clasificar por primera vez desde 1982. Me quedo con Fielder, quien podría igualar a su padre en llegar también a 50 jonrones en una temporada.

Cy Young Liga Americana: Este fue el año de las frustraciones y la explosión verbal de Johan Santana y hasta el Gerente General del Club, Terry Ryan, dejó su puesto. No porque Johan sea el mejor pitcher en las mayores quiere decir que siempre va a ganar el premio Cy Young. Josh Beckett ha sido clave para mantener a Boston en el primer lugar durante todo el año y será un fuerte candidato.

Pero en Cleveland, aquellos jóvenes que venían siendo opacados en la división más competitiva de las Grandes Ligas hoy recojen sus frutos y lideran la lucha por el banderín, en gran parte gracias a dos de sus abridores C.C. Sabathia y Fausto Carmona. Aquí mi voto es para Carstens Charles (C.C.). Esta temporada ha alcanzado el tope de su desarrollo y recoje las banderas de los grandes lanzadores de color en las mayores. Entre los líderes en victorias de la liga, Sabathia es líder en ponches, y para mi cuentan mucho porque demuestran dominio.

Cy Young Liga Nacional: Este es un renglón mucho más fácil. Es Cy Young ya tiene destinatario: Jake Peavy de los Padres. Mantener su efectividad por debajo de 3.00 es toda una hazaña en más de 30 aperturas. No tengo que darles más detalles para que lo compren, sólo que se encamina a la triple corona de pitcheo, pues es líder en victorias, ponches y efectividad. Además los Padres se mantienen con vida.

Novato del Año Liga Americana: Los Royals encontraron en el tercera base Alex Gordon un jugador consistente y esperan que su caso no sea como muchos de sus buenos novatos en los últimos años. ¿Recuerdan a Angel Berroa? Gordon es un alto prospecto y ha mostrado en su primera temporada que puede ayudar a las metas de reestructuración del club. Muchos consideran al japonés Daisuke Matsuzaka, quien a pesar de ser un veterano, califica como novato en las mayores. Sin embargo su “gyroball” necesitará más tiempo de adaptación en esta parte del planeta y a pesar que es líder en victorias entre los novatos, creo que su compañero y compatriota Hideki Okajima ha cumplido un mejor papel para los Red Sox.

Okajima ha lanzado ya más de 60 entradas y mantiene su cantidad de ponches alrededor de esta misma cifra. Su efectividad esta entre las mejores de la liga y su contribución al bullpen de los Red Sox ha sido un punto muy fuerte en su éxito en el 2007. Mi voto es para uno de los favoritos de la nación de los Red Sox: ¡Oka-Jima!

Novato del Año Liga Nacional: Aquí el asunto está fácil para otro de los que le ha dado un nuevo sabor a la cerveza en Milwaukee. El tercera base Ryan Braun lidera a los novatos en las mayores en cuadrangulares con amplia ventaja. Además ha mostrado un sólido guante y un brazo brutal. No debe tener inconvenientes en la conquista de este galardón. Recuerden este nombre para las futuras temporadas: Ryan Braun.

viernes, 14 de septiembre de 2007

La Joba-manía en el Bronx


El béisbol, así como la vida misma, se revitaliza. Esta temporada ha sido de transición para los New York Yankees. 7 lanzadores provenientes de sus granjas han debutado con el equipo grande en esta temporada. Entre ellos se destaca uno cuya mejor herramienta no es su recta de 100 millas, sino el corazón y el empeño que puso para llegar a las mayores. Hablo de Joba Chamberlain.

¿Qué clase de nombre es Joba? Este chico nació el 23 de septiembre de 1985 en Lincoln, Nebraska y fue bautizado como Justin. Con el paso de los años, tuvo una sobrina que cuando niña no podía pronunciar su nombre y le llamaba “Joba”. Eventualmente se quedó con este apodo, y tanto le gustó que cambió su nombre legalmente. De hecho no se pronuncia Joh-ba, sino Jah-bah. Como “Jabba The Hutt”, de la Guerra de las Galaxias.

Hoy es lafigura más popular en Nueva York. Con menos de 20 entradas lanzadas en su carrera en las mayores, y con un Alex Rodríguez que se encamina a otra temporada como el Jugador Más Valioso, Joba ha desatado la fiebre de los fanáticos alrededor del Bronx, quienes esperan con ansiedad el momento de presenciar la actuación de la nueva “arma secreta” de los Yankees.

Chamberlain es hijo de un extrabajador de la Penitenciaría de Nebraska, quien desde 1991 quedó limitado a una silla motorizada por una poliomielitis que lo ha mantenido bajo tratamientos y lleno de limitaciones físicas desde su niñez. Su padre Harlan, un indio americano perteneciente a la tribu de los Winnebago, se divorció de su madre cuando el pequeño tenía 3 años. Con recursos muy limitados y viviendo en pobreza transcurrió la vida de este chico que tuvo que trabajar desde muy joven como limpiador de baños.

“Nunca tuve las cosas que otros tenían y mi padre lo dio todo por nosotros”, recuerda
Chamberlain en una entrevista con el New York Post. “Mi padre nunca se quejó y por eso lo admiro. Uno se convierte en la persona que sus padres crían. He comprendido
que en la vida y en el béisbol nada llega fácil”.

Joba y Harlan compartieron la misma cama durante 11 años en un pequeño apartamento de 2 habitaciones. “El dinero era muy escaso en nuestra casa, pero al menos nos teníamos unos a otros y nos dábamos apoyo para seguir adelante”.

Chamberlain no fue prospecto sino hasta hace apenas 3 años. Tras su graduación de la secundaria era un chico con sobrepeso, sin embargo su brazo le sirvió para conseguir
una beca para una universidad comunitaria.

Tras su constante trabajo en el terreno, logró transferirse a la Universidad de Nebraska, y de allí logró jugar la Serie Mundial Universitaria. Llamó la atención de los Yankees quienes lo firmaron por 1.1 millones de dólares. La vida de esta familia indígena cambió.

Su impacto en el equipo y la fanaticada ha sido más que notable. Su debut con el equipo grande se produjo en Toronto el 7 de agosto ponchando a 2 contrarios en 2 entradas. Tres días después enfrentó a 6 bateadores de los Indians ponchando a 4.

El día 13 fue esperado con los brazos abiertos en casa. Cuando fue anunciado por los parlantes del Yankee Stadium por vez primera, los fanáticos cantaban: Jo-ba!, Jo-Ba!
Algo totalmente inexplicable para un jugador con sólo 4 entradas de experiencia.
La búsqueda de un amuleto para esta temporada y la esperanza de un jugador sólido para el futuro de la organización desataron la Joba-manía en el Bronx y sus alrededores.

Creo que a ningún jugador en la historia del juego con sólo 7 entradas de experiencia le han comercializado su camiseta. Le pregunté a una vendedora de la tienda oficial de los Yankees cuantas camisetas con el número 62 se habían vendido en la semana entre el 28 de agosto y el 5 de septiembre y me dijo que quedaban pocas de un primer cargamento de 5 mil. “Tuvimos que sacarla a la venta rápido, porque en los primeros días del chico con el equipo, ya miles de fanáticos las habían mandado a hacer, incluso ya se vendían por la calle, de tal forma que el equipo las hizo oficiales”, dijo uno de los encargados del Yankees Clubhouse Store.

Pero, ¿qué trae este chico para desatar tanta locura? Bueno no es normal ni fácil conseguir un lanzador cuya recta alcance las 100 millas. El día de su debut marcó 101 en la pistola de la televisión. Pero más allá de su velocidad, el dominio de su recta es la clave de su éxito. La pone donde quiere. Además, cuenta con un slider que le quiebra en el plato a 90 millas y un cambio que baja entre 80 y 83 millas. ¿Alguien quiere ponérsele enfrente?

El manager de los Yankees, Joe Torre, implementó las “Reglas de Joba”. Inicialmente
dijo que tratarían al chico con mucha cautela porque decidieron cambiarle su rol como abridor a relevista, así que dejarían descansar su brazo un día por cada entrada que lanzara. Pero la falta de solidez en el relevo intermedio del equipo hizo que Torre (días después) reconociera que quizás sería bueno utilizarlo cuando sea necesario para darle más confianza en su nuevo rol. Se rumora que podría ser el futuro cerrador del club en una época cuando el desgaste de Mariano Rivera comienza a verse.

El viernes 7 de septiembre, los Yankees jugaron en Kansas City. Harlan Chamberlain viajó por tierra desde Nebraska para ver a su hijo lanzar por primera vez en las mayores. Cuando en la séptima entrada Torre llamó al bullpen y el número 62 se acercaba al montículo, las lágrimas de aquel hombre en silla de ruedas reflejaban el recuerdo de la perseverancia, el orgullo de quien cumplió una misión y la esperanza de que los años más difíciles habían pasado.

“Nunca olvidaré este día, 7 de septiembre de 2007”, dijo Harlan. “No puedo poner mis pensamientos en palabras”. En sus primeras 14.1 entradas de labor en 11 juegos, Chamberlain no había permitido carreras y ha abanicado a 18 bateadores. Joba es el reflejo de una vida de sacrificios por parte de un hombre con situaciones adversas.

Una lección para muchos y una historia parecida para otros. Para el nuevo Yankee se abre un libro cuyas páginas se escribirán con el tiempo.

jueves, 6 de septiembre de 2007

Se busca umpire


Buena presencia. Disponibilidad inmediata. No hace falta carro propio. Conocimientos profundos del béisbol y sus reglas. Bilingüe inglés-español. Emprendedor y con disposición para viajar. Interesados visitar www.mlbuc.com

El béisbol de Grandes Ligas es un gigantesco sistema que ofrece oportunidades para muchas personas. Obviamente, quienes más se benefician son los jugadores, las figuras principales del show y el negocio; pero también son a quienes más trabajo les cuesta llegar y mantenerse en este nivel.

Sin embargo hay varias vías de pertenecer directa o indirectamente a este competitivo ambiente.

Esta semana conversé con uno que llegó a los mejores diamantes no por lanzar bolas y strikes sino por cantarlos. Me refiero a los umpires. Solo tres latinoamericanos forman parte del grupo de 70 árbitros en las mayores, uno de ellos es el mexicano Alfonso Márquez.

Márquez ha recorrido el camino pedregoso. Hijo de inmigrantes mexicanos que llegaron a los Estados Unidos por la puerta trasera, ha vivido en carne propia los contratiempos de quienes cuentan en este país con la esperanza como su principal recurso. Desde 1993 comenzó en el béisbol profesional en la Liga de Arizona y de ahí pasó por todas las categorías del sistema de Ligas Menores hasta que la puerta del big show se abrió por primera vez para un nacido en tierras aztecas.

Hoy en día esa puerta se abre de nuevo en esta profesión. Major League Baseball, propiciando la diversidad racial entre el cuerpo arbitral, organiza los llamados ¨Umpire Camps¨ o campamentos para umpires.

Entre el 4 y el 11 de noviembre de este año en el Compton Community College de Long Beach, California, se realizará la segunda edición de estas clínicas abiertas dirigidas a umpires de todos los niveles, profesionales y amateurs, así como también aspirantes a este oficio. Los participantes tienen el chance de aprender las técnicas, entrenamientos, reglas y manejo de situaciones por parte de los propios árbitros de las Ligas Mayores.

¨Debemos enfatizar que hoy en día existe la oportunidad y la intención por parte de las autoridades en el béisbol de encaminar a más latinos hacia el arbitraje de Grandes Ligas¨ dice Márquez con un tono optimista, cuya participación en este programa es un punto importante para estimular el mensaje para atraer a los latinos a esta desafiante profesión.

Los asistentes al campamento con mejores condiciones y aptitudes tienen la oportunidad de recibir becas para asistir a las academias de arbitraje. Existen dos instituciones avaladas por la asociación de umpires profesionales de los Estados Unidos que imparten cursos intensivos de arbitraje profesional de béisbol. Estas escuelas pertenecen a dos de las más respetadas autoridades de los terrenos: Jim Evans y Harry Wendelstedt, ambas en Florida.

Los mejores en este proceso son asignados al ¨ompayeo¨ en las Ligas Menores, donde comienzan o continúan sus carreras, y tal como cualquier jugador deben destacar para subir. Según Tom Lepperd, director administrativo de los umpires en las mayores ¨un umpire se tarda entre 7 y 10 años para ser elegible a subir a las mayores, casi el doble de lo que le toma a un pelotero promedio¨.

Márquez reconoce que lo más difícil cuando uno esta en AAA es conseguir un cupo en las mayores. ¨Recuerda que la carrera de un umpire es muy larga, mira a Bruce Froemming, que tiene 37 años en su profesión. Para que haya una oportunidad de subir es porque alguien sale y no es fácil. Pero en este momento ciertamente hay una inclinación a que los hispanos aprovechen estos cupos¨ describe el nativo de Zacatecas. ¨La herramienta principal es el inglés. Yo he visto umpires con grandes conocimientos de reglas y excelentes aptitudes pero que no hablan el idioma. Para ser un buen umpire hay que tener una preparación integral¨ agrega.

La pasión por el béisbol converge aspectos técnicos, atléticos, gerenciales e intelectuales. El maestro Luis Verde, decano de la historia del béisbol en la región del Zulia, en Venezuela; fue jugador, umpire, anotador y periodista; un verdadero hombre del béisbol. Hoy las Grandes Ligas buscan algún hispano-parlante que reúna estas características adaptadas a los tiempos modernos.

Alfonso reconoce en su octava temporada en el mejor béisbol que ¨se necesita mucha paciencia y determinación para llegar a las mayores como umpire¨. ¨Desde mis inicios mi meta fue trabajar en una Serie Mundial y se me cumplió por eso estoy contento con mi carrera¨, comenta con el orgullo de quien cumple un objetivo trazado.

Es una carrera dura pero gratificante para cualquier amante y conocedor del juego. Si yo no estuviera escribiendo estas líneas quizás me fuera a probar suerte, sin embargo, ¨ahí les dejo esa bombita¨, y confío que así como tenemos jugadores, mánagers, coaches, periodistas, ejecutivos y hasta agentes alrededor de los diamantes de las mayores, en un futuro podríamos contar con un umpire venezolano en las Grandes Ligas con la capacidad, determinación y respeto de Alfonso Márquez.