Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 26 de julio de 2007

En las orillas del Lago Otsego


Un lago rodeado de montañas que parece un espejo y a sus orillas una villa con casas de más de 100 años perfectamente conservadas. Calles impecables, pocos carros, una brisa fresca con un sol radiante en el medio de un verdor infinito. Aquí el tiempo pasa más lento y en el ambiente hay una extraña sensación de que algo mágico se guarda muy cerca. Es Cooperstown, Nueva York, el hogar del Salón de la Fama del Béisbol de las Grandes Ligas.

Este fin de semana la acostumbrada calma se rompe con el evento más grande del año por estos valles, lo que sus 2.100 residentes llaman “la inducción”; el acto anual de exaltación al Salón a quienes fueron escogidos por la Asociación de Cronistas de Béisbol de los Estados Unidos. El turno este verano es para Tony Gwynn y Cal Ripken Jr.

El pueblo y sus alrededores están de cabeza. Se espera que este año tengan más visitantes que en cualquiera de las anteriores ediciones de la inducción que se vienen realizando anualmente desde 1936.

La Directora de Turismo del Condado de Otsego, Deborah Taylor dijo que se estiman aproximadamente 50 y 70 mil visitantes. “Creo que este año se superarán las cifras de 1999” señaló recordando el año en que miles de seguidores de Nolan Ryan inundaron el pueblo para celebrar por la selección de su ídolo. Igualmente Jeff Idelson, vicepresidente del Salón de la Fama acotó que si el clima ayuda, será la inducción de mayor asistencia en la historia.

“Sólo esperamos que no todos intenten manejar dentro de la villa” dijo Taylor a la oficina de noticias de Cooperstown. Las autoridades tienen estacionamientos gratuitos en las afueras de las calles principales, y un mínimo pago incluye los traslados en tranvía a cualquier lugar del pueblo.

Más de 200 autobuses llegarán desde Baltimore, donde durante 21 temporadas jugó Cal Ripken. Otros viajarán 2.828 millas en vuelos de costa a costa desde San Diego, California, donde la leyenda de Tony Gwynn quedará para siempre. “Si se esperan 70 mil personas, al menos 20 mil serán de San Diego” dijo Gwynn en los días antes de hacer su viaje hacia la inmortalidad.

Los hoteles en todos los rincones de la zona y los pueblos aledaños están llenos desde el mes de enero. En la villa no hay muchas opciones para comer, incluso mucha gente prefiera hacer un tailgating (una parrilla en cualquier esquina).

Estas líneas las escribo no sólo para que tengamos una idea de lo que sucede en el pueblo en estos días, y mucho menos para recordarles la grandeza del bate de Tony Gwynn y la constancia de Cal Ripken. Hoy escribo para que hagamos planes en un futuro cercano para asistir a la “inducción” del verdadero heredero del legado en el campo corto de nuestro Luisito, el mejor jugador criollo de esta época: Omar Vizquel.

jueves, 19 de julio de 2007

Hábil con ambas manos


“Rube, mejor ten cuidado con ese Moxie Manuel. Es ambidiestro”
Connie Mack - Mánager de los Philadelphia Athletics (1901-1950) a Rube Wadell, lanzador de los A's, cuatro veces ganador de 20 juegos. Salón de la Fama en 1946.

Soy periodista, no médico. Por lo tanto, decir que la condición de ambidiestro (o ambidextro, ambas son correctas gramaticalmente) es dada por una condición genética estaría demás de mi parte. Lo que si es cierto es que hay personas que intentan conseguir la mayor versatilidad posible con la mano o el lado contrario al que desde niños tienen presente como lado o mano dominante en el cuerpo.

En el béisbol, la situación es igual. Desde niños, los entrenadores inculcan a ciertos jugadores, a tratar de batear del lado contrario. La idea es que esta condición se convierta en una herramienta extra para el jugador, y pueda servir a su equipo al mismo tiempo.

Así pues grandes jugadores del béisbol en la historia han sido ambidiestros. Mickey Mantle conecto 536 cuadrangulares en 18 temporadas y es considerado el mejor bateador en la historia con ambas manos. Otros pueden argumentar que Eddie Murray fue un maestro para dominar ambos lados del plato, y hasta podría recordar la hazaña de Carlos “Obed” Baerga de conectar cuadrangulares de ambos lados del plato en una misma entrada el 8 de abril de 1993 ante los Yankees.

Le pregunté a Carlos sobre su condición de ambidiestro y me respondió: “Yo era zurdo de nacimiento, pero mi papá me ayudó a desarrollar el lado derecho y por eso pude aprender a batear con facilidad a las dos manos, fue un proceso casi natural”. De hecho, le resultó muy bien, Baerga tiene el 10mo. mejor promedio de por vida para un bateador de ambas manos en la historia del béisbol con .291.

¿Pero alguna vez habían escuchado de un lanzador ambidiestro?

En el reciente draft anual del béisbol de las Grandes Ligas, donde los equipos buscan a los mejores jugadores de las Universidades norteamericanas, los Yankees seleccionaron en la ronda 45 al lanzador Pat Venditte de la Universidad de Creighton, ubicada en el estado de Missouri. La ficha del jugador dice: Pat Venditte. 6’1’’, 190 Lbs. Lanzador ambidiestro.

La idea de un lanzador hábil con ambas manos no es nueva, pero tampoco común. De hecho en la historia se han registrado 4 jugadores con capacidad de lanzar tanto a la zurda como a la derecha durante su pasantía por las mayores, Tony Mullane (1881-1894), George Wheeler (1896-1899), usaron ambos brazos durante su carrera y que en alguna oportunidad lo hicieron el en mismo juego. Obviamente estamos hablando de la época de la bola muerta, de un béisbol insipiente.

Por su parte, Greg Harris fue un lanzador que se paseo por 8 equipos durante su carrera de 15 temporadas. Trabajó como abridor y como relevista dependiendo de las necesidades de los equipos y eso lo condujo a un exceso de trabajo. Durante sus más productivos años en Boston, a principio de los 90, Harris sabia que podía lanzar con ambas manos, y de hecho utilizaba un guante especial para ambidiestros fabricado por la casa japonesa Mizuno.

Tras sufrir una lesión en su codo, le propuso al equipo la posibilidad de lanzar con su mano contraria y el gerente de los Red Sox en ese entonces, Lou Gorman, se negó y le prohibió enfáticamente lanzar con la mano izquierda, aduciendo que seria una burla para los fanáticos y la ciudad. Boston es una ciudad sumamente conservadora.

Ya en 1995, la carrera de Harris llegaba a su fin con los Montreal Expos y durante un partido ante los Reds el 28 de septiembre, el manager Felipe Alou le permitió utilizar su brazo izquierdo. Entró en la novena entrada y retiró como derecho a Reggie Sanders. Siguiente bateador, Hal Morris, zurdo, Harris se cambia el guante, lanza a la zurda y le da base por bolas, luego retira a Eddie Taubensee. Luego enfrenta como derecho a Brett Boone y lo domina para el último out. La carrera de Harris duro sólo un juego mas, pero los fanáticos de Montreal vieron a un lanzador utilizar ambos brazos, el único en el siglo 20.

Ahora el béisbol tiene por delante a un lanzador cuya habilidad con ambas manos va más allá que la de Harris. Venditte, tiene 3 temporadas con el equipo de Creighton y al principio de su carrera sus números no mostraban nada especial. Pero en esta temporada colegial que recién finalizo, participo en 38 juegos de los cuales abrió 10, dejando récord de 8-2 con efectividad de 1.88 y 99 ponches en 95.2 entradas de labor.

Como ambidiestro lanzó en 32 partidos logrando ponches con ambas manos en 10 ocasiones. Los zurdos le batearon para .178 y los derechos para .199. A la derecha lanza por encima del brazo una curva y una recta que alcanza las 91 millas. A la zurda, lanza un poco más inclinado, quedando casi de lado, y destaca un slider y una recta un poco más lenta. Su capacidad de lanzar de ambos lados de dan mayor duración y menos cansancio en el montículo.

Venditte es un experimento de su propio padre, quien al notar su ambidiestridad ayudó desde niño a desarrollar ambos lados con ejercicios y ayuda profesional.

Tras su selección por parte de los Yankees tiene la opción de firmar al béisbol organizado o regresar un ano más a Creighton y ser nuevamente seleccionado por algún equipo el ano próximo, buscando un mejor bono por su firma. Venditte, de 22 anos, declaró que desea jugar un ano más en la NCAA y firmará el año siguiente para el profesional.

Si se está preguntando si existe una regla que rija a un lanzador ambidiestro, si la hay. El código de jugadores de las Grandes Ligas dice que un lanzador debe utilizar la misma mano para un bateador, prohibiendo cambiarse de mano durante un turno. Esta regla ha sido adaptada por las ligas donde Venditte ha lanzado.

Los ojos de los scouts están puestos en este lanzador que podría revolucionar el béisbol moderno. Este verano jugará con un equipo en la Nothwoods League, un circuito amateur que mantiene en actividad a los mejores prospectos universitarios hasta septiembre.

Imagínense ver a este chico enfrentándose en el futuro a bateadores ambidiestros de calidad como Chipper Jones o Jorge Posada. ¿De que lado del plato se ubicarán? ¿Con que mano lanzará?

Amanecerá y veremos.

miércoles, 11 de julio de 2007

¿El talento vale, o vale el talento?


El Juego de las Futuras Estrellas incluye a varios prospectos que sin haber llegado a las mayores, ya disfrutan del dinero y la fama

AT&T Park. San Francisco, California-- Para llegar al jugar béisbol a nivel profesional hay pocas vías. Las mismas dependen del lugar donde el jugador se encuentre. Por ejemplo, para un joven norteamericano el camino consiste en jugar con los equipos de alta competencia (varsity) de sus respectivas secundarias o universidades, para ser elegible al sorteo anual que realizan las Grandes Ligas buscando los mejores jugadores "amateur".

De ser escogido un jugador por alguna de las 30 organizaciones de liga mayor tiene la oportunidad de llegar a un acuerdo económico como bonificación por su "firma". Luego es asignado a un equipo de Liga Menor de su afiliación, y de ahí todo queda en las ganas, el aprendizaje y el desarrollo como jugador de béisbol para ir escalando categorías hasta llegar a las Grandes Ligas, donde luego debe luchar por permanecer en ese nivel y ganarse un puesto como jugador titular.

Quienes practican béisbol y desarrollan un talento por encima del nivel común fuera de los Estados Unidos, deben jugar con cuanto equipo amateur sea posible buscando siempre competir a un mejor nivel, hasta que se tropiece con algún scout con intenciones de firmarlo. Para los buscadores de talentos es una labor de investigación constante y por eso cada ano hay mas scouts esparcidos por todo el planeta. Estos jugadores son firmados como agentes libres y reciben de igual forma una bonificación y un contrato para ligas menores, muy rara vez para Grandes Ligas, para ellos ese ticket no viene incluido, hay que ganárselo.

Los jugadores no-profesionales básicamente intentan firmar con un equipo por una cantidad generosa, de acuerdo al nivel de su talento basado en evaluaciones por parte de los scouts. Saben que el camino a las mayores esta lleno de sacrificios. La regla es las ligas menores es simple: destacar para ascender. De llegar a las mayores, igualmente hay que destacarse para lograr quedarse y aun mas para lograre un contrato multimillonario cuando varios equipos están detrás de los servicios de un jugador ya probado, en quien pueden confiar para sus aspiraciones competitivas.

Sin embargo, en los últimos anos varios de los que llegan a ganarse un lugar en el róster del equipo grande ya vienen con los bolsillos llenos solo por sus firmas tras su selección en el draft.

Mientras más rápido los escojan, mas cuestan. Así es el negocio. Obviamente, los altos bonos a jugadores amateur basados en su capacidad atlética, no es asunto nuevo, pero cada ano se superan mas los records de bonos pagados, casi igualándose ya a los contratos que actualmente reciben los jugadores establecidos.

Lo peor es que en muchos casos el talento no llega a cristalizarse a favor del equipo por varios factores. Una de ellas es la actitud de algunos jugadores cuando se es joven y millonario. Y sin ni siquiera haber tomado un turno en Grandes Ligas. Sin embargo, ya el papel esta firmado, y el billete pagado.

Los bonos que se pagan a quienes son seleccionados en las primeras rondas del "draft', son muy superiores a los que reciben aquellos que firman como agentes libres en Latinoamérica. No podemos negar que de igual forma las organizaciones de Grandes Ligas hacen millonario de la noche a la mañana a uno que otro muchacho en la Republica Dominicana o Venezuela, solo por tener la exclusividad de su "potencial" pero esta situación solo se da por la competencia descontrolada del "quien da mas y que". Pero recuerden que para conseguir 6 cifras en el cheque del bono en Latinoamérica, hay que ser un verdadero "fenómeno", no solo bueno en la universidad o en la secundaria.

El problema del desarrollo como pelotero viene con la actitud. Alcanzar el próximo nivel para muchas de estas "futuras estrellas" no depende del cheque inicial. El riesgo tomado por las organizaciones de grandes ligas (incluyendo las de nominas mas bajas) tiene un precio realmente alto, y en muchos casos aquellos jugadores con bonos mas bajos trabajan mas fuerte para conseguir establecerse como jugadores de béisbol. En esta categoría obviamente ubicamos siempre a los jugadores extranjeros, y tomemos como ejemplo que en los últimos 5 anos, el 40% de los jugadores seleccionados al Juego de las Estrellas, son de origen latinoamericano.

Hay tanto talento fuera de los Estados Unidos a precio "de gallina flaca" que hasta se puede hacer un juego entre los mejores de los Estados Unidos contra los mejores de Latinoamérica (donde incluyen también a alguno que otro canadiense), aunque la disparidad de bonos pagados sea astronómica. Nunca olvidemos que la cantidad del bono va conmensurada con el talento.

La nomina del equipo de los Estados Unidos es mas costosa que la de los Marlins, Royals o Pirates. Entre los convocados suman mas de 33 millones de dólares en bonos por firma pagados por los equipos de Grandes Ligas, decirles la cifra total de los bonos pagados al equipo completo del "resto del mundo" daría risa y lástimas en comparación.

En esta edición del Juego de las Futuras Estrellas existen varios de estos casos de millonarios prematuros. Aunque no niego que todos tienen un talento que les hace la boca agua a los equipos de Grandes Ligas, las expectativas sobre la actuación de estos jugadores es mucho mayor. Les presento a algunos del equipo de los Estados Unidos que sin haber vestido una camisa de liga grande, ya tienen sobre sus hombros el peso del futuro de sus organizaciones, y sobre su bolsillo el peso del dinero pagado:

Luke Hochevar. Lanzador derecho. Kansas City Royals. 23 años

Fue la primera selección del draft del 2006 por parte de los Kansas City Royals, y firmo por un bono de 3.5 millones de dólares un contrato de Grandes Ligas (aunque fue asignado al Wichita Wranglers AA en la Liga de Texas). Fue el 2do. Jugador en la historia de los Royals en firmar como amateur un contrato de Grandes Ligas; el primero fue Bo Jackson en 1986. Fue el 4to jugador de primera selección en el draft en los últimos 20 anos en firmar un contrato de Grandes Ligas. ¿Los otros? A-Rod (1993), Pat Burrell (1998) y Delmon Young (2003).

Hochevar viene de un pequeño pueblo en Colorado donde paso su juventud practicando desde un montículo bajo techo. Proviene de una familia de deportistas (su padre Brian, jugó 1 temporada con los Denver Nuggets), tiene un alto concepto de la ética y la preparación en el deporte. Trabaja muy duro para ser una súper estrella en el béisbol.

Durante el 2005 fue seleccionado por los Dodgers en el draft, pero prefirió continuar en la Universidad de Tennessee, buscando un mejor contrato (los Dodgers le ofrecieron 2.9 millones) y jugo con los Forth Worth Wildcats de la Liga Central Independiente para mantenerse en forma antes de entrar nuevamente al draft amateur. Ojo, su agente es Scott Boras.

En su primera temporada completa como profesional le han conectado 110 imparables en 94 entradas lanzadas en 17 juegos. Tiene record de 3-6 con 4.69 de PCL. Sin embargo, esta en róster de 40 de los Royals (debe subir en Septiembre) y es la esperanza de la reconstrucción de los Royals a mediano plazo.

El scout dice: 5 lanzamientos, recta de 4 costuras (90-94 MPH), sinker de 2 costuras, slider, curva y cambio de velocidad. Sus lanzamientos le quiebran en la zona de strike. Le falta mayor dominio de sus comandos y su selección de lanzamientos. Tiene las características de Kevin Brown.

Justin Upton. Jardinero. Arizona Diamondbacks. 19 años

Justin es el hermano menor de B.J. Upton de los Devil Rays, quien también fue considerado un súper prospecto apenas 3 anos atras. Sin embargo, este chico ha estado en la mira de las organizaciones de Grandes Ligas desde los 14 anos.

En el 2004 tuve la oportunidad de verlo en una presentación privada para scouts de la compañía Perfect Game en el Tropicana Field (quienes reúnen a los mejores jugadores de secundarias de los Estados Unidos, los ubican en equipos y forman un torneo de días para que los scouts observen), y en ese momento ya era el consentido de todos. Obviamente, por su contextura atlética a los 16 anos de edad (6'2'' y 187 libras) y su versatilidad en el terreno, lucia muy superior a los demás.

Upton fue la primera selección de los Diamondbacks en el 2005, y tras meses de negociaciones, en enero del 2006 firmo por el monto mas alto alguna vez pagado para un contrato de Liga Menor, 6.1 millones.

En el 2006 fue asignado a clase A, y aunque su actuación ni fue muy buena (promedio de .263) fue ascendido a AA donde término bateando .341. Esta temporada batea para .303, con 8 HR y 5 CI con los Mobile Bay Bears AA.

Sin embargo, en sus reportes de scouteo ya se muestra que su punto a mejorar es el "deseo" de jugar y su "actitud". Según varios observadores, las condiciones están, pero de no elevarlas al próximo nivel, se convertiría en un jugador promedio. Pese a esto, Arizona debe terminar de pagar los 6 grandes por periodos que culminan en el 2010. (Aparte de su sueldo como jugador).

El scout dice: Jugador de 5 herramientas. Tiene poder en su bate, así como también puede buscar contacto, Su brazo es excelente, por eso fue movido del campo corto al jardín central, realizo lanzamientos de hasta 94 millas desde un montículo. Como jardinero central tiene un rango de cobertura por encima del nivel. Su velocidad es su arma secreta, corrió en el 2004 60 yardas en 6.8 segundos. Perfil: Ken Griffey Jr.

Jeff Niemann. Lanzador derecho. Tampa Bay Devil Rays. 23 años

Parece mas bien un jugador de baloncesto por sus 6 pies, 9 pulgadas, pero se decidió desde chico por el béisbol. Niemann logro captar atención tras el campeonato nacional colegial obtenido en el 2003 por la Universidad de Rice, donde tuvo una temporada perfecta con 17 victorias y sin derrotas.

En el sorteo del 2004, fue la primera selección de Tampa Bay, pero su firma se dio en Enero del 2005, tras meses de negociaciones. El monto del bono fue de 3.2 millones para un contrato de Grandes Ligas, con salarios estipulados para cada ano en ligas menores o con el equipo grande, que le garantizan 5.2 millones hasta el 2009.

La idea de los Devil Rays es armar un equipo con talento que provenga de sus granjas y con jugadores jóvenes. Tras obtener a Scott Kazmir, el equipo se imagina una rotación donde Niemann lo acompañe (2 potenciales ganadores de 15-20 juegos), sumados con la producción que pueden sumar sus novatos Delmon Young, Jonny Gomes, B.J. Upton y el también invitado al Juego de las Futuras Estrellas Evan Longoria, un tercera base que es la primera selección del draft del 2006 de los acuáticos. Sumado a esto, la experiencia que ha adquirido el hábil Carl Crawford y la eterna promesa de Rocco Baldelli. En un mundo perfecto, seria un equipo competitivo en la división este de la Americana, al menos en talento, pero, talento sobra en todas partes, hasta para ser jugador de la banca de los Royals, hay que tener mucho talento.

Niemann es uno de los mejores pagados en todas las ligas menores y ha jugado en las sucursales sin mucho dominio. Esta temporada fue asignado a los Durham Bulls (AAA) donde se ha visto un poco más dominante con 9-5 y PCL de 3.75. Sea cual sea su actuación, este es el tipo de jugadores que llega a grandes ligas por compromiso, mas que por destacarse en las menores. Este debe ser su ano de debut, aunque Tampa Bay, ha sido precavido al momento de llamar a sus prospectos.

Su hombro derecho ha sufrido ya un par de intervenciones desde hace ya 3 anos. Podría afectarle el exceso de trabajo. Los Devil Rays l toman con precaución,

El scout dice: Recta de 4 costuras (90-97 MPH), recta cortada, curva de nudillos, slider, cambio y recta de dedos separados. Es un lanzador intimidante por su tamaño e igualmente difícil por su presencia en el montículo. Perfil; Oscar Henríquez

Por otro lado, les presento a los 3 jugadores del equipo del mundo que mejor ejemplifican la constancia en el juego y cuyo bono por firmar al profesional no llego ni a la cuarta parte de los ya mencionados, convirtiéndose, hasta ahora, en "negocios mucho más rentables":

Wladimir Balentien. Jardinero. Seattle Mariners. 23 años

Este nativo de Curazao ha hecho todo por demostrar que tiene la capacidad para jugar al mejor nivel desde hace tiempo. Desde su asignación inicial a la Venezuelan Summer League, donde resulto JMV a los 18 anos, ha demostrado su poder, contacto, velocidad y pelota caribe.

Desde su llegada a las menores en Estados Unidos ha demostrado su poder. En las últimas temporadas ha conectado más de 20 cuadrangulares, y este ano ha trabajado en mantener un promedio por encima de los 300 en Tacoma AAA.

Durante el invierno ha participado en 2 temporadas con los Cardenales de Lara en Venezuela, bateando para .268 con 9 HR y 23 CI en 41 juegos en la pasada campana.

Se ha dicho que tiene una actitud difícil, pero otros reportes han confirmado su ética y su intensivo trabajo.

El scout dice: Bateador de poder. Ha aprendido a ser selectivo y le ha dado resultado. Acepta las bases por bolas y se ha convertido en un excelente remolcador de carreras. Perfil: Manny Ramírez

Carlos González. Jardinero. Arizona Diamondbacks. 21 años

La gran sorpresa de la Liga Venezolana en las últimas 2 temporadas ha sido Carlos González para la Aguilas del Zulia.

Este nativo de Maracaibo aprovecho la confianza depositada para ser jugador de todos los días en la Liga invernal, ante los problemas del equipo, convirtiendo su talento en un arma ofensiva para su equipo.

Desde el 2005, ha terminado con promedio por encima de los .300 y este ano recibe su segunda invitación al juego de las Futuras Estrellas.

A pesar de que la organización ha criticado su personalidad arrogante, los reportes de scouts dicen que tiene una actitud muy competitiva que le permite enfocarse en el juego.

En la pasada campana en Venezuela, termino entre los mejores bateadores de la Liga .318 con 9 HR y 25 CI en 53 juegos. Fue pieza clave para la clasificación al Round Robin, y a pesar de la sequía ofensiva del club en esta etapa, remolco 10 carreras y bateo para .348.

El scout dice: Tiene las 5 herramientas. Ha desarrollado su poder y su capacidad para batear cualquier lanzamiento. Está catalogado como el mejor brazo entre los jardineros de toda la organización. Perfil: Carlos Beltrán.

Germán Durán. Jugador del cuadro. Texas Rangers. 22 años

Desde el retiro de Vinicio Castilla, México ha buscado su próxima estrella ofensiva. Jorge Cantú por un momento lleno ese vacío, pero su baja ofensiva ha sido un trauma, tanto para el, como para los fanáticos aztecas y mas para los Devil Rays.

Germán Durán nació en Zacatecas pero se crió en Forth Worth, Texas. Desde joven se perfiló como un jugador del montón, tal y como algunos scouts lo catalogaron. Sin embargo, en el receso de la pasada temporada tuvo un intensivo entrenamiento físico donde logró perder 10 libras, ganando una mejor condición atlética.

Los Rangers decidieron pasarlo del campo corto a la segunda base, tras los 21 errores que cometió en esa posición en la pasada temporada. La respuesta ha sido más que efectiva mejorando su promedio defensivo y cometiendo sólo 4 pecados. Pero lo más importante es que su promedio se ha mantenido alrededor de los .330, ubicándose entre los mejores bateadores de la Liga de Texas.

Su carrera ha tomado un vuelco, su actitud como pelotero es más positiva y promisoria, podría ayudar a los Rangers como suplente del cuadro y pelear un puesto el próximo año. Le caería muy bien jugar en el invierno en la Liga del Pacífico en esta venidera temporada. Es ficha de los Naranjeros de Hermosillo.

El scout dice: Excelente contacto. Ha aprendido a descifrar más lanzamientos. Su condición física ha mejorado. Su alcance defensivo es mejor y su adaptación a la segunda base fue mejor de lo esperada. Perfil: Chase Utley

Con los altísimos salarios que se pagan en las Grandes Ligas y la disparidad que existe a nivel de liga mayor (donde mas se debe invertir el dinero), los equipos, sobre todos los pequeños, continúan pagando bonos con cantidades fuera de orbita a jugadores norteamericanos que solo han probado condiciones y dominio ante rivales sin un nivel conmensurado. No pretendo decirle a los equipos como gastar su dinero; pero sin duda, pudiera aumentar el nivel competitivo de las ligas mayores.

Quizás una regulación sobre el pago de bonos, indiferentemente que provenga del draft o como una firma en el resto del mundo seria una solución para evitar esta disparidad, y hasta podría enseñarle educación, valores y respeto por los demás a los prospectos que a muy temprana edad pierden la realidad del mundo por una cuenta bancaria que al final sigue siendo una ruleta rusa para quien se la engorda.